viernes, 31 de octubre de 2014

Gran Canaria I: Tres días en la isla más virtuosa

gran-canaria-tres-dias-que-ver-guia-turismoTras Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote, en otiuMMadrid echamos un vistazo al centro del mapa canario: allí se erige una isla cónica que sin la presunción montañosa tinerfeña o las playas caribeñas de Fuerteventura ofrece al visitante la opción más equilibrada, de exquisitos contrastes y multitud de opciones para todos los gustos. Olvida el "playa o montaña"; en Gran Canaria lo tienes todo y de todo hicimos para contártelo y desvelarte los mejores planes, impresionantes alojamientos y atractivas actividades náuticas y de relax. Razón: el medio del mapa canario. Ya sabéis, allí donde está la virtud.

que-ver-gran-canaria-tres-dias
Verde, marrón y azul se suceden por toda la isla.

Guía de Gran Canaria o qué ver en tres días sería, cuando menos, pretencioso puesto que como en el caso de algunas de sus vecinas, la isla ofrece un sinfín de opciones al visitante. Por tanto, y ciñiéndonos en este primer artículo al turismo puro y duro, sabed viajeros que las rutas propuestas por la estupenda página web de la isla sin duda son suficientes para distribuir las visitas en ajustados itinerarios. Por nuestra parte no seguimos todas las recomendaciones propuestas, pues ya sabéis que siempre se hablará de todo desde fuentes oficiales para no menospreciar a ninguno de los pueblos, pero sí hicimos acopio de buena parte de las sugerencias para elaborar unos cuantos itinerarios de Gran Canaria.

Puerto Mogán es un pequeño pedazo de paraíso.

Pasear por las calles de Puerto Mogán
es deslumbrarse en cada esquina.
De abajo arriba, es menester arrancar uno de los días en Mogán para después descender a la zona portuaria; aquí encontrarás un colorido paraíso del relax en el que las zonas aledañas al puerto así como la minúscula playa se incrustan en las faldas de sendas montañas que escoltan, imponentes, el pueblo. Sin duda uno de los enclaves más característicos de Gran Canaria y que reúne, en pocos metros, una inolvidable estampa y proporciona un memorable paseo ya sea de día o de noche. Si quieres aprovechar el casi eterno sol y suaves temperaturas canarias aquí podrás hacerlo, aunque es preferible un vistazo rápido a esta playa para después entregarte a las dunas de Maspalomas. 


'La Charca' a las puertas de las dunas de Maspalomas es lugar de visita obligada.
La playa de Taurito fue escenario de nuestra
actividad de buceo.
Así pues, y una vez abandonado el pueblo, las playas de Taurito, Tauro, Amadores y Puerto Rico se suceden hacia el norte bañando pequeños pueblos de idéntico santo y seña; numerosas edificaciones vistiendo las montañas y coquetas playas en las que, entre otros, hablaremos de las actividades náuticas. 


El atardecer en el camino que une Tauro con Puerto
Rico luce así.
Oiréis multitud de sugerencias sobre dónde ver la puesta de sol; entre Tauro y Puerto Rico hay un rellano en la carretera que brinda, al conductor que le dedique unos minutos, una estupenda panorámica del primer pueblo y a su izquierda el mar y los últimos rayos de sol; un atardecer inolvidable. Así pues, y dependiendo de donde te hospedes, trata de dejar esta parte de la ruta para lo último; antes habrás completado lo hasta ahora citado junto con la obligada visita a las dunas de Maspalomas; ocho kilómetros de playa que conecta también con la del inglés y en la que su característico y portentoso faro vigila unas sinuosas dunas que se pierden en el horizonte. Ya sea para hacer "la croqueta" en ellas o para utilizarlas como refugio de un posible día ventoso, amén de una de las más divertidas sesiones de fotos, Maspalomas es menester en la ruta sur. 

Elegantes calles de San Bartolomé de Tirajana.
Desde aquí, y volviendo al turismo puro, adentrarse en la isla a través de Fataga y San Bartolomé de Tirajana no sólo nos recompensará con uno de los pueblos más bellos de la isla (el segundo), sino por un camino que atraviesa o bien bordea los barrancos más abruptos con merecida mención a la entrada a semejante paisaje; la Degollada de las Yeguas. 


'La Degollada de las Yeguas' ofrece uno de los mejores
paisajes contemplativos.
Día, tarde o noche, es uno de los espacios contemplativos más impresionantes que recuerda a una pequeña maqueta del Gran Cañón y cuyo silencio y entorno agradecerán tus sentidos. Imperdible. Si continuamos el ascenso llegaremos al municipio más alto de la isla, Tejeda, y también uno de los más elegantes y cuidados de cuantos vimos; su mirador y paseo son menester para cualquier viajero. Desde aquí uno podrá divisar el Roque de Bentayga y el más famoso, Roque Nublo, con la roca adyacente denominada "El Fraile" por su parecido a un monje rezando. Rematar la jornada en el Pico de las Nieves es otra opción a tener en cuenta si es que renunciamos al atardecer en Tauro.

A la entrada de Tejeda encontrarás un curioso monumento que, en su centro, deja entrever
el Roque de Bentayga.
Adéntrate en las rutas de senderismo del Barranco de
Guadayeque.
Una segunda jornada nos exigirá piernas y no ruedas, pues el coche sólo tendrá que llevarnos hasta Agüimes y la cercana Ingenio para visitar sus geniales centros históricos antes de sumergirnos en el Barranco de Guadayeque. La inmersión es total ya que, efectivamente, atravesaremos por carretera la garganta hasta alcanzar el final del asfalto; toca elegir ruta de senderismo de entre 7 y 10 kilómetros (siempre puedes caminar un poco y dar la vuelta). En ella, además de descubrir cómo vivieron los primeros pobladores de la isla, te maravillará la manera en la que la caprichosa naturaleza ha esculpido valles y montañas, pudiendo finalizar en la joya verde que es Temisas. 


No te pierdas el casco histórico de Telde.
Los barrios de San Francisco y San Juan en Telde, subiendo por la costa y ya muy cerca de la capital, e incluso un vistazo rápido a la Vega de San Mateo serían un cierre turístico perfecto antes de concluir la jornada en una de las playas del primero, como la de Las Salinetas, donde poco o nada se ha respetado la Ley de Costas pero, en cambio, la paz es la cualidad más destacable de sus doradas arenas.

No sólo de arena vive el hombre; las playas de
rocas como ésta de Vargas son características.
En nuestro último día miramos arriba; en el Norte esperan la capital, Las Palmas de Gran Canaria, donde la Playa de las Canteras, de las mejores de España, junto con el barrio de Vegueta harán arrepentirse a aquel que prescinda de su vista. Tocada una de las puntas del mapa isleño, viraremos al oeste para toparnos con el triángulo Moya, Arucas y Firgas, que contrastan -que no rivalizan- con sus hermanos del sur de la isla apostando por una estética que combina la alegría del verde y la relajación del agua. Firgas firma, con permiso de Tejeda, la zona más hermosa de Gran Canaria. Antes de que me llenéis de comentarios el correo, soy consciente de que restaría una jornada más dedicada al oeste limítrofe de la isla, con Agaete, la Aldea de San Nicolás o el Parque de Tamadaba; como bien sabéis sólo hablamos de lo que conocemos y no tuvimos oportunidad de explorar esta zona. Pero como nos ocurrió con el resto de las islas de la región, Gran Canaria invita a repetir, embauca al viajero esporádico y recorre todas las preferencias humanas en lo que al turismo se refiere; playa, mar y montaña en perfecto equilibrio. De denominación ambiciosa que sin embargo se le queda corta; de privilegiada situación en el mapa, foco de todas las miradas; de obligada visita para el que no se quiere ir de este mundo sin haber visto la cara más bonita del mismo.

otiuMMaximus

- El Norte de la isla es una de las más bellas de todas las Canarias.
- La playa de Maspalomas y la de Las Canteras son tan imprescindibles como las de Fuerteventura, eso sí, de estética bien diferenciada. 
- Las sensaciones que brindan los barrancos del interior.

otiuMMenester

- Echa un vistazo a nuestro top 3 de hoteles aquí. (a partir del miércoles 5 de noviembre)
- Te contamos dos de las actividades náuticas que hicimos en este enlace. (a partir del lunes 3 de noviembre) 
-Aprende la diferencia entre un SPA convencional y la Talasoterapia aquí (a partir del martes 4 de noviembre) y descubre los mejores sitios de la isla donde disfrutarlos. ¡Ideal para los días lluviosos!

Jesús Clemente Rubio