martes, 5 de julio de 2016

Guía práctica de Toronto: Jet Airways o el crisol de culturas y sonrisas

Unas ocho horas de ida y casi siete de vuelta, más las tres horas de vuelo de conexión con Ámsterdam... y ni te enteras. El avión ha conseguido que distancias que antaño se eternizaban ahora parezcan cubrirse con un chasquido de dedos, y Jet Airways ha elevado la experiencia al máximo confort y placer con un sistema de entretenimiento a bordo, gastronomía y comodidad propias de trayectos largos, muuucho más largos y hacia el este. 

No importa la escala: la compañía india ha conseguido que cruzar el charco camino de América sea el primer monumento y punto de interés de tu viaje turístico o el descanso perfecto antes o después del de negocios. ¿No nos crees? Prepárate para sentirte como un Prémiere... Una vez en el aeropuerto de Toronto, alcanzar la ciudad será cuestión de 25 minutos y 20 dólares para los billetes de ida y vuelta, mientras que desplazarse dentro de la misma toda vez que visitas los imperdibles de la capital de Ontario será posible con CitySightseeing. ¡No te los pierdas!


1-. Llegar a Toronto: vuelo de ida y vuelta con Jet Airways en clase Premiére

En cuestión de minutos, teníamos nuestra tarjeta de embarque y
estábamos en el avión. A partir de ahí, puro placer.

Jamás un viaje (dos) en avión fue tan enriquecedor. Con Jet Airways descubrimos desde el mostrador de facturación hasta poner un pie en Toronto el valor de una sonrisa, de cómo deshacer la comisura de los labios puede tranquilizar, agradar y satisfacer al viajero de semejante manera. 

El trato y servicio de la compañía india fueron espectaculares. Y
el crisol de culturas, aún mejor.

Ellas y ellos, toda la tripulación de tierra y a bordo se prestaban en todo momento a resolver toda duda y posible incidencia del viaje, de hecho ya desde la reserva dejaron cristalino el proceso por el que embarcaríamos con una de las aerolíneas adscritas para el vuelo de conexión (en nuestro caso, Air Europa) para, en Ámsterdam, hacer el transfer hacia la citada aerolínea camino de Toronto.


Tu nueva y buena opción para cruzar el charco se llama Jet Airways. Vía Ámsterdam. Un beneficio récord de
185 millones de dólares para el año fiscal 2016 así lo prueba.

No os hemos hablado de los Lounge de los aeropuertos: el de Ámsterdam
(concertado con KLM) premia con vistas de las pistas toda vez
que nos servimos zumos, fruta, yogurts pero también platos dulces,
salados... Otra de las ventajas incluidas en tu billete Premiére.
Sin detenernos en el de conexión, sí lo haremos claro en el largo, allá donde todas las deficiencias afloran y las virtudes brillan, donde uno verdaderamente prueba y emite juicio sobre su opción de vuelo. Os adelantamos que la nuestra fue extraordinaria.

Extraordinaria ya desde el embarque, decíamos, porque basta echar un vistazo a la cola (que avanza velozmente) para asomarse a un universo de diferentes culturas que comparten una pasión, viajar, y generalmente una lengua, el inglés, para intercambiar pareceres sobre el destino que están a punto de visitar, sobre otros ya visitados. Una previa que sirve para eliminar prejuicios absurdos fortalecidos en nuestros días por los radicales, pero que pierden todo fundamento en cuanto cruzas conversación con cualquier pasajero. 
Además de lo que ven tus ojos -y sí, es real en clase Premiére-, cada vuelo transatlático de Jet Airways
ofrece un crisol de culturas difícil de superar.

El cordero y la fruta fueron otros de esos bocados para el recuerdo.
Y para rematar una relajante infusión.
En el avión, el abrazo indio es absoluto: una pequeña y pegadiza melodía instrumental le recuerda al viajero con quién viaja para, después, ofrecerle una carta y sistema de entretenimiento que abogan por puntualizar que el dónde es ya cosa del cliente: Jet Airways está abierta al mundo. En su oferta gastronómica, con la maravillosa etiqueta "Anytime", se dispone una larga y apetitosa lista de platos que se sirven de serie -como la sopa o la ensalada, los quesos o la fruta- y otros "a elegir" -que entrecomillamos porque eliges de primeras; mas si sigues con hambre, has de y podrás seguir pidiendo y comiendo-. Como amante de la gastronomía india quizá no sea objetivo sobre ella -estaba deliciosa- así que dejadme deciros que el resto de platos satisfacían igualmente el paladar que, eso sí, siempre ha de estar preparado para el "toque especia". No obstante, la pasta con queso gorgonzola, la sopa de zanahoria, las ensaladas, el cordero... todo cumplió nuestras expectativas de una clase Premiére.

Sí, tan deliciosa como luce. Y sí, es una ensalada con queso y sandía.
La mezcla de pasajeros también se experimenta en una cocina
fusionada con acierto.
Mencionábamos el entretenimiento, y no es para menos: si te manchas con alguno de los exquisitos platos será culpa de un sistema de entretenimiento a bordo con el subtítulo en inglés como única carencia significativa, que contrarrestan con doblaje en español de España, algo nunca antes visto en otras compañías de similar precio como Delta Airlines, por ejemplo. Sobre la variedad es parecida a aquélla aunque la clasificación de las mismas por géneros, subgéneros, especiales (como por ejemplo la recopilación superhéroes) y, claro, la sección Bollywood (¡imperdible!) elevan notoriamente a Jet Airways por encima de las competidoras.

En el vuelo de ida no nos dio tiempo a calzarnos el pijama. Caímos
rendidos ante la comodidad de un asiento que se tumba completamente.
Y ahora sí, focos y atención hacia el apartado que más cabe destripar e intentar criticar negativamente -sin éxito- sobre toda clase superior, business o, como es el caso, Premiére: la confortabilidad. Y la puntuación la daremos con una palabra: pijama. 

Juegos (con posibilidad de partida local contra otros asientos), películas,
música... si no duermes, descuida que no te aburrirás.
Sí, pijama. Para ti solo. Para que te lo lleves a casa, lo regales o, mejor aún, lo utilices para lo que es pues enfundártelo incluso antes de despegar, ayudado por el completo neceser (peine, cepillo de dientes, pasta, antifaz) que te entregan -amén de un equipamiento de lujo en el cuarto de baño- hacen que el contar ovejas sea cosa del pasado. Con Jet Airways el descanso está asegurado, sin trucos ni sorpresas, y con ayuda de unos asientos que se tumban completamente para dar cabida a una persona algo mayor de dos metros (os lo dice uno que supera el metro noventa). La conclusión y titular, pues, es que Jet Airways será el primer y último gran hotel de tu viaje, lo que ciertamente se agradece cuando pisamos Toronto completamente descansados y listos para iniciar el turismo.

Sí, viendo 'Interstellar' palomitas en mano. Seguimos en el avión.
¿Queréis más detalles a bordo? Si seguimos no paramos, a saber: palomitas para ver tu película favorita (calentitas y riquísimas), zumito de bienvenida -y los que quieras-, constantes atenciones sin saturar ni molestar -es más, puedes elegir que no te despierten para la comida, pobre tú, y así dormir a pierna suelta de una tacada-, y sonrisas, ¡siempre sonrisas! 

Naresh Goyal, presidente de Jet Airways, ha sido reelegido por la Asociación
Nacional de Transporte Aéreo para su administración.
Con todo, no sólo descubrimos Jet Airways como una opción más que recomendable -y en muchos aspectos, vencedora- por relación calidad precio, sino que descubrimos una enriquecedora manera de comenzar todo viaje a través de una inmersión en una cultura aún demasiado desconocida para nosotros pero que bastarán unas horas para amar y respetar como cualquier otra. Al mismo -y, en ocasiones, menor- precio que las competidoras, con un vuelo de conexión perfectamente gestionado -así como sus escalas- y con un servicio difícilmente imaginable en las líneas occidentales. Porque en la variedad siempre estuvo el gusto, porque en Jet Airways Premiére está el gustazo.

otiuMMaximus
- Hay ofertas que han conectado Madrid con Toronto vía Ámsterdam por 450 euros (precio total, ida y vuelta). Si puedes permitirte la clase Premiére, no lo dudes: la gran experiencia se multiplica exponencialmente.
- Siempre encontrarás las mejores ofertas en www.jetairways.com , donde también te podrás inscribir en sus boletines.
- Toronto es sólo el principio: India (sede de la compañía) y un centenar de destinos más te esperan en la llamada a ser una de las aerolíneas de referencia.

2-. Llegar de Toronto al aeropuerto: UP Express

La frecuencia y comodidad de los trenes apagará tu
ansia de alcanzar el centro de Toronto.
Así se llama y así es. UP Express es un tren rápido que en menos de media hora te conectará con Union Station en Toronto que, como sabrás por nuestra guía, es centro neurálgico de la ciudad canadiense. Es por ello la mejor opción alejada del coche privado para el viajero que desee alcanzar su destino en menos tiempo y de la manera más económica. Una organización soberbia, Wi-Fi a bordo y cero agobios gracias a una bondadosa frecuencia garantizan que tus primeros pasos en Toronto no se eternicen, que los últimos no te pongan nervioso a propósito de tu vuelo.

otiuMMaximus
- UP Express cuesta 24 dólares canadienses (unos 18 euros) en trayecto de ida y vuelta, con una validez de un año -por lo que no te preocupes si piensas estar una larga temporada en el país de la hoja de arce-..
- Para adquirirlos, puedes hacerlo allí -no tendrás mayor problema- pero, si eres de los previsores, ésta es tu página: https://www.upexpress.com/Tickets/Tickets

3-. Ya estoy en Toronto, y ahora ¿qué? Ahora Citysightseeing

El servicio 'Hop-On Hop-Off' te permite apearte de manera segura
en más de 22 puntos turísticos. Aquí en la CN Tower.
Sí, te hablamos del clásico autobús turístico que ves atestado de "guiris" cuando pases por Madrid. Y tú serás uno de ellos en Toronto pero, descuida, te encantará serlo. Porque hay que recordar que City Sightseeing no es una guía turística al uso, sino un billete ilimitado de viajes (el llamado sistema Hop-On Hop-Off) por el que, por el precio del ticket, tendrás dos días en los que su frecuente servicio de autobuses estará a tu disposición para moverte por los principales puntos de interés turístico de la ciudad, incluyendo la lejana Casa Loma. Así hasta 22 puntos en los que puedes apearte o subirte cuantas veces desees.

¿Quieres un pero? Te daremos dos, pero muy pequeños: sólo hay guías en inglés y el último autobús llega a la primera parada a eso de las 6 de la tarde. Ahora vienen las buenas noticias: aunque no hables inglés, el servicio de transporte justifica su precio por los traslados y porque incluye un boleto para montar en barquito rumbo Toronto Islands, en un viaje de 45 minutos que te permite asomarte a la skyline torontiana. Si te preguntas sobre el contenido de nuestra guía... ¡sí, todo él puede cubrirse con este autobús! 

otiuMMaximus
- City Sightseeing puede obtenerse en cualquiera de sus paradas (cerca de Union Station hay una) o en su página web http://www.city-sightseeing.com/tours/canada/toronto.htm
- Dessde 30 euros aunque hay descuento para estudiantes y recordemos: un ticket con 22 paradas, válido para dos días y que incluye tour en barco.

4-. Y para las excursiones fuera de la ciudad... Megabus

Pincha en el enlace y descubre la manera más cómoda de desplazarte
de Toronto a Niágara o Búfalo.
- En los próximos días publicaremos sobre nuestra excursión a Niágara y podrás encontrar pinchando aquí toda la información relacionada con esta compañía de autobuses que desde 23 dólares (ida y vuelta) te conecta con importantes destinos como las mencionadas cataratas e incluso Estados Unidos (Búfalo).

5-. Olvídate de colas y esperas y ahorra: CityPass.


Nuevamente, 'CityPass' es la mejor forma de ahorrar en tus visitas
turísticas.
Ya te hablamos de él en otras ciudades y, de nuevo, CityPass se cuela en nuestros corazones y se preocupa por nuestros bolsillos. Ahorarrás hasta un 45% y tendrás acceso preferencial a las 5 atracciones más importantes de Toronto, a saber: CN Tower, Casa Loma, Royal Ontario Museum, Ripley´s Aquarium of Canada y Toronto Zoo o Ontario Science Centre. Desde 46 dólares canadienses.

http://es.citypass.com/toronto


De nada serviría esta información logística sin una guía sobre la ciudad y nuestra experiencia recorriéndola. No te pierdas el reportaje de Toronto en este enlace: 

http://www.otiummadrid.com/2016/07/9-cosas-de-toronto-que-te-enamoraran.html

Jesús Clemente Rubio