domingo, 28 de febrero de 2016

Exclusiva Alfa Giulietta: Asomándonos al balcón de Giulietta

alfa-giulietta-2016-probamos-exclusivaSe acabaron los monovolúmenes o coches minúsculos y con apariencia casi infantil para el público femenino. La mujer del siglo XXI demanda más y mejor, el coche que las de las épocas restantes siempre merecieron, y Alfa lo sabe. Por eso el Giulietta rompe con los estereotipos de cómo debería ser un cuatro ruedas femenino apostando por un imponente vehículo que no aparca la elegancia, que sigue llevando al límite los cuellos de la gente que se gira al verlo pasar y que justifica en el interior, una vez más, por qué la marca italiana es un poquito más elevada de precio que otras. Nos asomamos en exclusiva al balcón de Giulietta… ¡y nos gusta lo que vemos!

Alfa Romeo vuelve a demostrar que es garante de calidad y elegancia.

Sobriedad, líneas muy dinámicas y musculado frontal son rasgos que caracterizarían cualquier deportivo o coche de los sueños del hombre medio, que incluso siempre gustó a las mujeres ver en una carretera pero, suponían mal los fabricantes, jamás conducir. En eso que llega Alfa Romeo y dispone un imponente morro rematado por el siempre elegante “escote” del Giulietta, donde unos cuantos “nervios” se encuentra para resolver una línea atrevida. La trasera sorprende menos pero no por ello desmerece al conjunto del vehículo, mientras que las llamativas llantas refuerzan el combo “poderío-belleza”.


Cierto es que la trasera es menos sorprendente, pero no por ello
desmerece al resto del vehículo.
No hemos contado que fuimos invitados en exclusiva para probar el vehículo y, ya veis, en lugar de contar la experiencia –que tampoco dio para mucho pues acudimos uno griposo y la otra poco descansada y la GoPro que nos grabó en el interior no disfrutó mucho de nuestra compañía- nos detenemos en un vehículo que nos sorprendió gratamente. Todo el mundo cedía el paso al Giulietta, todos seguían con la mirada esa pequeña y nueva joya de la carretera. 

Sobrio pero muy detallado, el interior sí resulta más apto para "ellas".
El interior sí que huele más a “ellas”, sin que esto signifique nada negativo; las incrustaciones cromadas en los controles del climatizador, el salpicadero atravesado por una pieza de gran calidad –nada de plásticos de tercera-, el coqueto navegador… todo es destacable salvo la amplitud, quizá un habitáculo algo más alto daría una sensación aún más placentera en la conducción. Nada que no resuelva el extra del techo solar, claro.

No imaginamos mejor compañero de viajes para las crónicas de
otiuMMadrid.
Por último, en lo que respecta a “jugabilidad” que dirían los gamers, esto es, la conducción, el DNA permite variar entre los modos neutro, dinámico y de mayor tracción y agarre. Personalmente siempre me decantaré por el dinámico y deportivo pero, claro, soy yo y mis circunstancias, y en plena urbe carece de sentido abandonar el “neutro”. Todas ellas están muy logradas y conseguidas y, con permiso de una “tercera” un pelín larga, el coche se convierte en una auténtica extensión de tu manera de conducir.

Menuda presentación se marcaron los de Alfa Romeo: eventos
simultáneos por toda Europa.
Fue una hora de tránsito y apenas unos minutos de vistazo a la estética, pero el Alfa Giulietta nos gustó, y a Tamara García de otiuMModa le encantó. Queda pendiente probarlo como es debido, ver cómo se comporta en distancias más largas, y es algo que propondremos a Alfa (¿por qué no ser nuestro vehículo de escapadas nacionales?) pero lo que es evidente es que la firma italiana ha vuelto a demostrar que su enseña es símbolo de elegancia, “saber estar” en carretera y calidad. Más allá de una extraordinaria y multinacional presentación, como la que tuvo lugar un día antes y de manera simultánea en salas de toda Europa (incluida la madrileña Shoko).

Jesús Clemente Rubio