viernes, 1 de febrero de 2013

REFLEXIO: Bienvenidos a otiuMMadrid, la capital del ocio

viajes-por-el-mundo-otiummadrdi
Dalí advirtió sobre 
la fugacidad del tiempo. 

Resulta que el restaurante tan popular resultó ser un desastre, pues el paladar no entiende de modas. La escapada vacacional quedó en encerrona debido a un mal tiempo, estado del hotel o destino. ¿Qué me dices de la primera -y última- copa en aquella coctelería, el museo lleno de marketing y vacío de contenido o el estreno tan sonado que al final sólo fue ruido?
Basta. Dedicamos la mayor parte de la semana a la actividad con menor relación tiempo-gratificación de la historia:  el trabajo. Y las pocas horas del fin de semana, justo cuando podemos degustar sus frutos, se nos diluyen en la lluvia, los retrasos aéreos o una mala elección cultural o gastronómica. Piensa en si tienes tiempo. Piensa en si eres libre. Une ambas reflexiones.


Por todo ello hemos decidido ayudaros, Madrileños y Madrileñas, resto del mundo, a disfrutar de vuestro ocio. Pues sois vosotros la razón de ser de este blog y logo (el nombre no es propio en favor de la  MM). Queremos que invirtáis y no malgastéis vuestro tiempo, que viváis. 

Lo haremos con la diligencia y el contraste periodístico que merecéis, añadiendo a nuestras valoraciones directas -nada de reseñas ni imágenes de otros- vuestras aportaciones. Porque queremos que esto se convierta en más que en el santo y seña del qué, dónde, cuándo y por cuánto en un blog de experiencias. Las nuestras, las vuestras, las de todos. ¡Larga vida al Otium!



Jesús Clemente Rubio