martes, 5 de noviembre de 2019

Moet&Chandon celebra su cumpleaños con teatro y estrellas Michelín

Es champán, francés y, para muchos, el mejor. Cumple 150 años, un siglo y medio deleitando paladares y se viste de gala para la ocasión. Siete noches (del 20 al 23 y del 28 al 30 de noviembre) para un reducido grupo de afortunados que, Mario Sandoval mediante, disfrutarán de una cena para enmarcar y con el Imperial francés como testigo y maridaje. Si te parece poco, añádele teatro y cine. Nunca olvidarás esta fiesta de cumpleaños.


El propio Sandoval detalló su menú para la ocasión.-
Dafne Fernández, Mario Sandoval, Moet Chandon... Noche de nombres propios, de glamour, de experiencias. La marca de champagne francés ha preparado una velada única en el lujoso hotel Orfila para celebrar que su Imperial, así como el resto de la familia, siguen en forma. 


El consomé venía con tapa de hojaldre. La combinación, sublime.
Pero necesitaban un bocado y entorno a la altura. Del segundo se encargan la nombrada actriz junto a un elenco donde tanto protagonistas como colaboradores son conocidos y talentosos. Una teatralización combinada con imágenes proyectadas en una generosa pantalla que crean el contexto perfecto para el menú preparado por Mario Sandoval.



La terrina de foie despertó admiración entre los comensales.
El rodaballo y la salsa de mantequilla negra
han pasado a nuestro top de siempre.
Con sabor al París de los años 30 y 40, quizá algo desconocido por su exclusividad, todo nos encandiló. El consomé de ave con cobertura de hojaldre, la exquisita milhoja de foie o, permitidnos levantarnos y aplaudir, el rodaballo con salsa de mantequilla negra o la pularda que, en sus dos cocinados -nuestro favorito el de piel de trufa- conquista al menos carnívoro. 

Sandoval hizo especial hincapié en la mantequilla negra, que también se deja ver en su aclamado Coque y que, comprendimos, es y debe ser la estrella del mismo por los siglos de los siglos.

Pularda en dos cocinados diferentes, a cual mejor, rematados por setas exquisitas.
Para redondear una noche única, otro trago de Imperial y tarta de chocolate con toque cítrico completando un aniversario que, de ser el último, sería leyenda. Afortunadamente, la historia continúa...


Jesús Clemente Rubio