lunes, 23 de abril de 2018

Wagamama: ¿El mejor ramen de Madrid?

wagamama-otiummadrid-renueva-platos

En su momento os hablamos de Wagamama. Hicimos un pequeño adelanto porque, recién aterrizados en Madrid, nos aseguraban y comprobamos que les faltaba rodaje. Tiempo después, han crecido mucho. El último cachorro del Grupo Vips es ya todo un tigre asiático con presencia en varios puntos de la capital. Fuimos al más reciente, ubicado en la Calle Princesa, en la misma Plaza de los Cubos, y la sorpresa fue doblemente agradable: no sólo lo que probamos en su día nos supo mucho mejor -y ya es decir- que entonces; es que la renovación, el lavado de carta ha sido tan acertado que ahora no sabríamos con qué quedarnos de los cinco platos que probamos. Así que pasemos a detallar el quinteto que, seguro, nos hará volver.

Con apenas un mes de vida, el local de Princesa luce y funciona genial.
Servicio excelente.
Tras comprobar que el flamante local respeta la amplitud, luminosidad y variedad de asientos y altura de mesas de sus predecesores, repasamos la carta en Wagamama Princesa en busca de novedades (una de ellas a base de pato, en los entrantes, queda pendiente para la siguiente ocasión) pero optamos por revisar algunos de los platos que en su momento probamos. El ramen, más popular que nunca entre la juventud gracias a Dragon Ball Super y el personaje de Beerus, llega tal y como se nos promete en la foto. Faltaba comprobar si aquello que no nos puede chivar la carta, el sabor, está a la altura. 
El ramen de pollo acierta en variedad y sabor de todos sus ingredientes.

Apenas hemos probado su caldo, anticipamos que la materia prima que ha dado lugar al mismo estará igualmente deliciosa. Así es; pollo, fideos -al dente, textura perfecta-, cebolleta... los comas por separado o juntes en el mismo bocado te resultará delicioso. Y así fue como el ramen, previo aperitivo de gyozas de pollo en su punto exacto de cocción al vapor, se convirtió en nuestro favorito de Wagamama.

El donburi de pollo, además de ser muy saludable, está
exquisito.
Pero hubo más; del teriyaki donburi dimos cuenta en sus dos vertientes, tanto con pollo como con ternera. Aquí hablamos de una suerte de arroz con guarnición aderezados con la salsa que le da nombre en un cuenco que bien podría ser para compartir pues, aunque pequeño a simple vista, presenta tal profundidad que supone en ocasiones un desafío. Os diremos que pedimos dos -aysss, cómo nos gusta comer con los ojos- y nos sobró la mitad del segundo. O lo que es lo mismo; fuimos cuatro, y con tres principales y los dos entrantes de gyozas habría bastado. El caso es que el resultado es notable y dejamos el sobresaliente para cuando añadan un poquito más de salsa que, en los últimos granos de arroz, se echa de menos.


Para terminar, dos palabras: Pad Thai (en la foto de portada). Los tallarines que popularizó en España el desaparecido Wok del Grupo Vips (nos encantaba, ya lo sabéis) aquí presente un añadido en forma de foie que redondea un plato ya de por sí atractivo y suculento. En resumen, rápido y cortés servicio, presentación exquisita, sabores intensos y platos llamados a convertirse en referentes de la cocina asiática de la capital. Wagamama sigue creciendo y, por el camino, transformándose y evolucionando constantemente. Para muestras, calle Princesa, 5.

Los zumos están deliciosos pero nuestros favoritos son
los que incorporan lima.
*Podríamos editar y nadie se daría cuenta, pero nos parece acertado destacar nuestro imperdonable olvido de los zumos naturales. Pedid el número 2 "Fruit" o alguno con lima, y luego decidnos si no son el mejor acompañamiento para vuestra comida. Y que Wagamama nos perdone ;)

otiuMMenester

- ¿Dónde? Restaurante Wagamama. Calle Princesa, 5. Consulta el resto en https://www.wagamama.com/

- ¿Cuándo? Todos los días de 12 a medianoche. Viernes y sábado hasta la 1 de la mañana.

- ¿Cuánto? Unos 20-25 euros por persona. Y te irás más que satisfecho.

Jesús Clemente Rubio