miércoles, 20 de septiembre de 2017

J5 Leganés 0 - Girona 0: Anhelo de gol en el sur de Madrid

Fuente: Sport.es

Tarde de fútbol en el sur de Madrid entre dos equipos que se ven por primera vez las caras en la categoría de oro del fútbol español. A pesar del día, por cierto, otro día más en el que el Leganés vuelve a jugar entre diario en casa, a pesar de la hora y que, a priori, el rival no son de los que atraen a los espectadores a las gradas, se colgó el cartel de NO HAY BILLETES, en las taquillas de Butarque.

El equipo de Garitano salió al tapete de Butarque con más convicción que el rival y apenas transcurrieron cuarenta y cinco segundos cuando el innombrable Szymanowski estrelló el balón en el larguero de la portería que defiende el vetusto Iraizoz. Fueron los primeros minutos de partido de dominio pepinero hasta que en el 31 de partido, el uruguayo Stuani, todo un veterano de guerra, a punto estuvo de fusilar a Cuéllar con un derechazo que rozó el palo izquierdo del arco leganense.

Con el miedo en el cuerpo, ambos conjuntos se marcharon a vestuarios no sin aviso con una contra del "innombrable" argentino que pareció pasarle por la mente ese dicho de "Yo me lo guiso, yo me lo como", y que salió fuera por poco. Una primera parte, pues, que no pasará a la historia del fútbol por el juego desplegado por unos y otros pero sí por el hecho de ver enfrentarse a dos equipos que en otros tiempos lo habrían hecho muy lejos de la Liga de las Estrellas .

Arrancó la segunda mitad como empezó el partido. Con un Leganés volcado sobre el área de Gorka pero sin fortuna. Siguió con el mismo guión y acto seguido una falta botada por el Girona, sin aparente peligro, se envenenó y tuvo que estirarse el meta local para salvar el 0-1 en el Municipal de Butarque. El cronómetro dictó sentencia y ambos conjuntos se repartieron los puntos en un partido muy disputado, en el que el equipo pepinero, aunque mereció más, pagó su falta de pegada.

El fútbol madrileño está de moda y seguirá dando tardes de alegría por los campos de la geografía española. El Leganés volvió a demostrar que está preparado para luchar hasta el final en esta Liga Santander.
Tony Zambrano