miércoles, 2 de agosto de 2017

Terrazas´17: ¿Un brunch cualquiera? No, LE Brunch

La exclusividad desde el nombre del brunch hasta el hotel que lo acoge, el Only You con la coletilla de Boutique que no sólo no engaña, sino que se queda corta. Algún día hablaremos del concepto hotelero y de las propiedades del alojamiento -nuestra crónica viajera siempre nos saca de Madrid, pero lo haremos-, pero hoy toca centrarse en la experiencia anglosajona definitiva de la capital con una propuesta en la que los platos fríos ya satisfacen, los pases calientes disparan la valoración y los postres... bueno, los postres te harán pedir que te pellizquen por si Morfeo no está haciendo de las suyas y te está engañando en su paraíso. Así es Le Brunch, un 4 en 1 (desayuno, aperitivo-almuerzo, comida y sobremesa) que resolverá tus domingos de verano en Madrid. Aviso: engancha.


En tu partida, aprovecha para explorar el hotel: te sorprenderá el grado
de detalle de cada estancia.

Y no lo hace por la barra libre de vinos, Martini edición especial o la sesión en vivo de un DJ, sino por el conjunto. Como en la mejor de las formaciones, cada parte cuenta y aquí todas brillan por sí solas derivando en una experiencia de altura, rematada por un personal que, siendo autoservicio, casi te hará creer que están dedicados única y exclusivamente a tu mesa.


Elige pan y, haznos caso, constrúyete un tumaca con jamón encima.
El desarrollo, pues, es el siguiente: tras atravesar un par de estancias del hotel que ya dan cuenta de la etiqueta 'Boutique' -verdaderamente las estancias son preciosas- llegas al hall en el que se sirve el brunch y donde, de momento y en los días más calurosos, te recomendamos estar: nosotros lo hicimos en la terraza y un servidor lo volvería a hacer porque tolera bien el bochorno pero, pese a los esfuerzos de los empleados y las generosas sombrillas, de vez en cuando un rayo asoma y puede rebajar puntos a tu experiencia. 
Una porción de la estación de 'fríos'. El gazpacho que asoma al fondo es de los mejores que hemos probado.

No obstante, como decimos, los esfuerzos no son pocos, y han instalado el clásico difuminador de agua para calmar la sensación que, insistimos, no anulará tu experiencia pero sí puede mermarla ligeramente. Nos aseguraron, por cierto, que están trabajando en ello para que la terraza, como el interior, no tenga "pero" alguno.

Tómate tu tiempo y aguarda sin impaciencia a los platos calientes: los tiempos marcados por los camareros son
perfectos.
Sea como fuere, una vez sentados nos explican que los "fríos" son autoservicio y los pases calientes, como su nombre indica, consisten en que un camarero irá mesa por mesa preguntando -o esperando a que se lo digas, si te adelantas- si pide a cocina la siguiente ronda. 

Descubre la vuelta de tuerca de los huevos benedictinos, con salsa de
patata y foie.
En nuestro caso, huevos benedictinos, costillar y paella fueron los tres platos calientes que nos dejaron más que satisfechos y alimentaron para el resto del día. Con la cantidad asegurada, repasemos variedad y calidad: en la primera estación, huevos cocidos, tortillas de patata y francesa, embutidos y quesos, panes diversos y tomate triturado... un sinfín de alternativas y todas ellas -salvo alguna excepción que no se nos ocurre- deliciosas. Especial e hiperbolesca mención al gazpacho, memorable. Paréntesis para darte el mejor de los consejos: el brunch funciona de 12:30 a 16:00 horas así que TÓMATELO CON CALMA

Como no te lo hemos dicho en el texto, te lo decimos aquí: en mesa
te ofrecerán helado de postre y 'topping', por ejemplo, de lacasitos.
Haz caso de los camareros marcando los tiempos para los platos calientes y no te atiborres como si no hubiera mañana nada más llegar; es domingo, es verano, es Madrid y estás rodeado de amigos o familia o acompañado de tu pareja ¿qué más se puede pedir? 

Si consigues mirar esta foto sin salivar, acude al
médico: algo te ocurre.
Le Brunch de Only You Boutique nos enseña a eso, a DISFRUTAR de los pequeños momentos, especialmente cuando en el maridaje están las exquisiteces mencionadas. En los calientes, los huevos benedictinos y el costillar remataron el festín, de la paella apenas hablamos pues tuvimos que limitar su espacio y reservarlo para el dulce. ¡Ay, azúcar, bendito veneno! Y fue asomarse al rincón dulce del brunch y descubrir croissants clásicos y rellenos, minidonuts de varios sabores, cupcakes de 'Celicioso' (sin gluten), gofres y fruta para empapar en la fuente de chocolate, palomitas, tarta casera de zanahoria, brownie... repetimos una vez más, olvida calorías vacías y date el capricho, que lo mereces. Y la ocasión, también.
Las 'cupcakes' de Celicioso son, además de aptas también para celíacos, extraordinarias.

Caseras y hechas en el momento. 
Si todo ello lo metemos en un barco que navega sobre excelentes vinos e incluso ediciones especiales de otras bebidas -el caso del Martini, al menos en la jornada que fuimos nosotros- entenderás, barra libre mediante, que la percepción de la mañana, "afectada" o no, es sublime. Sólo queda gozar de la charla con la sesión en vivo del DJ, liviana, que dispara el buenrollismo y que recuerda que quedarse en Madrid durante el verano es todo un aciertoAh, ¿que estás fuera? Tranquilo, operan todo el año aumentando la capacidad del salón en los meses más fríos y, de paso, la oferta gastronómica. No diigáis el "desalmuerzo" o "el desayuno comida ese", ni siquiera habléis de "un brunch por ahí por la calle Barquillo..." decid LE BRUNCH.
Todo listo para las tres horas de música fresca y relajante.

otiuMMenester

- ¿Dónde? Le Brunc en Only You Boutique. Calle del Barquillo, 21. 91 005 22 22.  http://www.onlyyouhotels.com/hoteles/only-you-boutique-hotel-madrid/activate/brunch/
- ¿Cuándo? Domingos de 12:30 a 16:00. Te recomendamos llamar con antelación para reservar.
- ¿Cuánto? 49'50 euros por persona.

Jesús Clemente Rubio