martes, 8 de agosto de 2017

Autocine Madrid Race: Tu coche, tu butaca

autocine-madrid

Siempre quisimos sentirnos como Danny Zuko y Sandy en la película "Grease" donde, productos propios del Dinner de los 50 en mano, veían desde su vehículo una película en una gigantesca pantalla al aire libre. Cierto es que quizá chicas y chicos piensen en otro desarrollo de los acontecimientos (Zuko se pasa de sobón, todo sea dicho) pero la idea de disfrutar desde tu coche de un buen refresco, patatas y hamburguesa con tu chica o chico al lado y escuchando la película a través de la radio es más que atractiva. Y gracias a Autocine Race, posible.

Porque aquí tu coche es la butaca en un cine sin techo ni paredes, distribuido a lo largo de una enorme explanada que acoge casi diariamente unos 300 vehículos. Llenos espectaculares para una idea que por fin cuatro socios han decidido ejecutar cuidando cada detalle, desde la experiencia audiovisual hasta la gastronómica, pasando por una organización sublime. Y tranquilo, si no puedes este verano, funciona todo el año. Eso sí, te perderás la última de las novedades en forma de hamaca -comodísima- para gozar la película y las noches de verano a partes iguales.
¡Qué hambre da el cine! Pídete unos nachos con queso y carne y
aniquilarás el gusanillo.
Por si vives en los 80, has de saber que atrás quedaron los cines al aire libre con películas y cartelera de mala calidad: en Autocine Madrid Race apuestan por los últimos estrenos, a razón de una película por semana y donde tratan de satisfacer a todo tipo de públicos: obviamente, en verano se han dejado ver superhéroes (Spider-Man Homecoming), "juguetes" (Transformers) o la inminente Emoji: La Película, pero de igual manera días atrás la nueva trilogía y precuela del Planeta de los Simios (La Guerra de los Simios) también llenó las instalaciones. Sobre ellas, dos palabras: organización y variedad. La primera la veremos tanto en los accesos como en las salidas al término de la película, lo cual es loable teniendo en cuenta que centenares de vehículos e impacientes usuarios (tanto por entrar como por salir) siempre pueden provocar problemas ajenos a la organización... en este caso no detectamos ni un solo altercado y, sin embargo, notamos un enorme y coordinado trabajo para que sólo se hable de la película... y de la comida. 

Aviso: nos gusta apurar y puede que la película comience contigo esperando en el Diner. O bien acudes una vez
comenzada -sí, hay tráilers- o bien con algo más de antelación.
Porque el otro punto fuerte es la variedad que disponen a partir de las 20 horas y que convierte al Autocine Madrid Race, más que en un terreno y pantalla gigantescos dedicados a la proyección, en una terraza a tener en cuenta en verano o un Diner donde merendar o cenar de manera previa al film.

Palomitas, chocolatinas, perritos, hamburguesas, pizzas... ¡y te lo llevan
al coche!
Así, un par de "Foodtrucks" sirven palomitas, chocolatinas y hamburguesas y ya en el Dinner, para rematar la experiencia "Grease", generosas raciones de nachos -imperdibles los impregnados en queso y con carne-, perritos venidos a "perrazos" o pizzas son algunas de las decenas de propuestas de la carta. Si cometes el error de no acudir con tiempo para despedir la tarde y dar la bienvenida a la noche en los locales descritos, te dan una segunda oportunidad para probar sus bocados: un teléfono al que llamas desde diez minutos empezada la película y donde, por 1 euro más, te llevan la comida a tu coche. Los Estados Unidos de los 50' ya están aquí. Y te quedas sin excusas para revivirlos.

Buena calidad de imagen y ángulo de visión estés donde estés, gracias a la elevación y tamaño de la pantalla.
Y por supuesto, hay que hablar del cine. La calidad de sonido en la radio de tu coche, previa sintonización de la frecuencia que te facilitan, es brutal y no sé muy bien si íbamos con la expectativa baja o es que realmente tiene la calidad que nos pareció. En cualquier caso, es muy cómodo y sencillo seguir la película en el ámbito audiovisual si bien es cierto que en las escenas más oscuras, donde los tonos negros reinan, una farola del alumbrado público proyectaba justo la sombra de un árbol que tenía enfrente, lo que dificultaba seguir 100% la acción. No me seáis derrotistas, hemos dicho el 100%, pero un 90% para 1 minuto de película tampoco es para tanto. Y nos consta que, en su eterna búsqueda de la perfección, los organizadores seguro que estarán trabajando ya en ello. Desde las hamacas, por cierto, misma calidad de sonido e imagen con el añadido de la extraordinaria sensación de bienestar que despierta el estar tumbado viendo una película en pantalla de tropecientas pulgadas. 
Que sí, que la experiencia es desde tu coche... pero de verdad, en verano prueba las hamacas. Si no te gusta la
película, siempre podrás echarte la siesta.

Con todo, Autocine Race nos ha gustado por su inconformismo, pues ya podrían hacer caja llenando como llenan y programando semejantes peliculones pero, no contentos con ello, elevan la experiencia con una organización de altura, una propuesta gastronómica que brilla en relación calidad precio así como en instalaciones y una original idea ejecutada aún mejor que como se imaginó. Y por algo menos de lo que cuesta una sesión normal de los cines tradicionales. 

otiuMMenester

- ¿Dónde? Autocine Madrid Race. Calle de la Isla de Java, 2. http://www.autocinesmadrid.es/

- ¿Cuándo? Todos los días a las 22 horas. Hora de apertura: 20 horas. ¡Ve antes, merece la pena!

- ¿Cuánto? Desde 4,5 euros (miércoles, MENUDO PRECIO) hasta los 8 euros de adulto en sábados y festivos. Consulta el resto de tarifas en su página web.


Jesús Clemente Rubio