lunes, 15 de agosto de 2016

Guía La Palma: Bella y bonita, mires donde mires

turismo-la-palma-3-diasEn el extremo más noroccidental de las Islas Canarias se erige una zona declarada Reserva de la Biosfera, o eso pondría en cualquier folleto. Los que ya la han visitado la bautizaron como “la isla bonita” y los que lo hacemos después corroboramos, reafirmamos y hasta consideramos que la denominación se queda corta. Desde los innumerables senderos hasta la observación de las estrellas, pasando por el turismo volcánico y el urbano. Mires donde mires, hagas lo que hagas, no encontrarás tara alguna a La Palma. Incluso después de que un desafortunado incendio nos haya arrebatado el 7% de su verde territorio, nos queda un 93% de extraordinaria belleza.

No es el más potente que tienen y, sin embargo, observa la magnitud
de los telescopios utilizadas por AdAstra.

Comencemos por arriba: La Palma es casi pionera en promulgar una Ley del Cielo. Data de 1988 y desde entonces vela por proteger la calidad del cielo para las observaciones astrofísicas, controlando la contaminación lumínica, atmosférica y radioeléctrica. Quizá lo desconocíais, quizá incluso os ocurra como a muchos que siguen asociando La Palma con otra isla, la capital de Gran Canaria (Las Palmas de Gran Canaria) o peor aún, la balear Palma de Mallorca. Primera gran lección aprendida de la isla; no sólo es bonita abajo y de día, sino que embriaga y conquista arriba y de noche. Si nos preguntas por el mirador ideal (hay una ruta de miradores astronómicos distribuidos por toda la isla) no sabríamos decirte, pero sí recomendarte a quien te puede guiar por los entresijos del cielo nocturno: Ad Astra. 

Cortesía de AdAstra tenemos en nuestro poder esta impresionante estampa de la noche que vivimos.
De anfitriones estelares la noche que asistimos al concierto de Vrandan en la finca La Principal, enseguida hablamos de aquélla experiencia musical porque la de observación del cielo fue apasionante. Elena Nordio, poderoso e impresionante telescopio mediante, nos introdujo al mundo de las estrellas de una manera tremendamente amena, profesional, interactiva (¡menudo momentazo el ver, allá a lo lejos, a Saturno y su anillo!) y muy enriquecedora. Una “guía Starlight” (así se denominan) de lujo por lo que no podemos sino recomendar que te informes en www.adastralapalma.com Si aún dudas, echa un vistazo a la foto de nuestro viaje, realizada por la misma Elena al final de la didáctica sesión.

El concierto de Vrandan bajo las estrellas fue otro de esos 'momentazos'
del viaje.
Hablábamos de una finca y un concierto, y es que La Palma también tiene, al margen de las atracciones “fijas”, otras citas puntuales como esta estupenda idea: Finca La Principal –impresionante, amplia y verde allá donde mires-, concierto al aire libre de un grupo isleño con la fusión de géneros por bandera (Vrandan, si quieres una muestra de su trabajo en nuestro vídeo sobre La Palma en el Youtube de otiuMMadrid puedes verlo, es nuestro humilde homenaje) y de postre observación de estrellas. Velada inolvidable.

Rutas memorables

No te dejes 'cegar' con las rutas más turísticas: ésta preciosidad se esconde justo unos metros después del inicio
de la ruta que conduce al Espigón Atravesado.
Mares de nubes y bosque te esperan recorriendo La Palma.
El senderismo en La Palma es otra de esas actividades que algunos turistas, especialmente los nacionales, no sólo no han –hemos- sabido alabar sino que hemos convertido en estigma de la isla. ¿Irte en busca de sol y terminar caminando? Pues sí, y si no lo haces te perderás una de las joyas que guarda la geografía española. Te hablamos de dos rutas cortas, sencillas, que a buen seguro despertarán tu gusanillo y ganas de más y más sendero, especialmente la segunda. Porque la primera (Bosque de Tilos – Espigón Atravesado) cierto es que premia al viandante con rincones verdes, a salvo del astro rey y una dificultad media-baja, pero también que salvo el remate final (el Espigón Atravesado es un minúsculo mirador pero la alfombra verde que se erige ante ti es inolvidable) se echa en falta algo de “dinamismo”. 

Un truco: si subes un poquito más la carretera, antes de adentrarte en la ruta hacia el Espigón Atravesado, hay otro pequeño recoveco que, cueva a oscuras mediante –bendita luz de los móviles- llegas a una catarata de película. 15 minutos máximo te separan de un espectacular paraje que, si el tiempo juega en tu contra, puedes elegir antes que la ruta recién reseñada.

Es innegable la belleza del Mirador del Roque de los Muchachos y la
alfombra de nubes a sus pies.
La que es imperdible es la del Mirador de la Cumbrecita -  Mirador Lomo de las Chozas, de una hora de duración, circular y que, ahora sí, recompensará tu “esfuerzo” (la dificultad es muy baja) con impresionantes paisajes. 
La ruta que parte -y termina- en el Mirador de la Cumbrecita tiene paradas tan espectaculares como ésta.
Enamorados de aquella ruta aunque tuvimos que sacrificar la “Ruta de los Volcanes”, quizá la más afamada, y que verdaderamente ya sea completa (más de 3 horas) o parcial, aseguran, es menester hacerla al menos una vez en la vida. Son muchas y muy variadas, pero éstas fueron las que probamos… y quedamos encantados. Si lo tuyo es el coche, claro, has de dirigirte al Mirador del Roque de los Muchachos para asistir a una alfombra de nubes que se convertirá en imagen de tus vacaciones (véase nuestra foto de portada). Ahora sí, amantes del “vuelva y vuelta” o bien como gratificación por vuestro esfuerzo, llega el respiro deseado… el baño.

Donde el charco adquiere connotación positiva

Charco Azul se convirtió en nuestro rinconcito de La Palma. Ojo con la zona
cercana a la barandilla que el mar se enfurece.
Ya sea en playa o charco, La Palma posee unas playas dignas de visitar y echar la tarde en ellas. Y sí, has leído bien, charco… porque Charco Verde y Charco Azul son dos singulares enclaves de la isla donde el mar, con ayuda del Hombre, ha formado “piscinas naturales” de transparente –y algo fría- agua y saludable baño. Nosotros hicimos día en Charco Azul y descubrimos otro de los placeres canarios: los precios. 


Las playas, de volcánica y negra arena, son el mejor respiro a tu senderismo. Y están geniales.
A pie de playa, tu hamburguesa y 'smoothie' rematarán
tu jornada de sol y arena.
Un “chiringuito” improvisado en la charca muy económico, de calidad gastronómica y que permite programar una jornada entera –o media jornada hasta la hora de comer o a partir de la misma- de comida, chapuzón y sol. Respecto de las playas, visitamos las de Puerto Tazacorte y Puerto Naos, con la primera más equipada y preparada para el turismo y la segunda más coqueta y discreta. Ambas de arena negra cuyos tópicos como que se quita peor o ensucia más queremos desterrar desde ya; más bien, todo lo contrario. No optamos por el buceo pero has de saber que las zonas mencionadas son aptas para ello, también la zona de La Fajana.
Así nos cuidaron en uno de los chiringuitos de Puerto Tazacorte.

Da un buen paseo por la orilla y adivina desde el tacto las diferencias
con la tradicional arena de playa.
Asomándonos a los volcanes, y como ya hemos mencionado, la ruta homónima recorre la mejor representación de tan llamativas formaciones geológicas. La última erupción data de 1979 y por eso, y por la facilidad para cubrirla en tiempo y esfuerzo, escogimos la que conduce al Volcán de San Antonio. 


¿Ves la boca del cráter? Pues si quieres asomarte tendrás que venir
a La Palma... o echar un vistazo a la foto siguiente ;).
Hacer un inciso para animaros, una vez controlado y sofocado el incendio que en el verano de 2016 ha sacudido tristemente la zona, a dejaros caer por ella para disfrutar de la belleza que las llamas no se han llevado así como concienciaros del mal que puede ocasionar un descuido o una negligencia, como fue el caso. Volviendo al de San Antonio, está perfectamente preparado para su visita con precios populares (máximo 3,5 euros) y permite recorrer la boca del cráter hasta su punto más elevado, por encima de los 650 metros. 


Aunque aquí se pierde perspectiva, la sensación de estar al pie de donde lava y cenizas salieron a increíble
velocidad es merecedora de tu visita.
Una maravillosa experiencia que nos permitió imaginar, viéndolo y leyendo sobre él, la tremenda fiereza que acompaña a una erupción. En este sentido, te gustará “revivir” a través de una suerte de simulador los inicios de una actividad volcánica. Fuencaliente, municipio cercano y que también goza de interesantes playas y visita, es otra de las localidades a visitar, pero nosotros nos centraremos en la capital.

Santa Cruz de La Palma, capital de lo bonito

Los balcones coloniales en la Avenida Marítima es una de las
principales e imperdibles atracciones de Santa Cruz.
No es la más poblado (le supera Los Llanos de Aridane) y quizá tampoco la más majestuoso, pero Santa Cruz de La Palma es preciosa, hermosa, inolvidable. Basta un paseo de minutos por sus calles (O´Daly como principal), con sus clásicos balcones coloniales en la Avenida Marítima, o por la zona de la Plaza de España –con el Ayuntamiento-  y cercanas, o bien un vistazo al Barco de la Virgen y la Plaza de la Alameda, para rendirte a su estética y atmósfera.
Con apenas 16.000 habitantes, los palmeros han sabido conjugar en una pequeña ciudad lo más llamativo de cada época, sin renunciar al ambiente volcánico que le rodea y sobre el que se asienta. 


También la Plaza de España con el Ayuntamiento y la Iglesia.
Cada tienda, bar y restaurante, amén de museos e iglesias (imperdible la de Nuestra Señora de las Nieves) invitan al viajero no sólo a disfrutarlo más allá del mero turisteo, sino a entablar conversación con los autóctonos, orgullosos –no es para menos- de la capital de La Palma. No obstante, hablamos de una ciudad declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico-Artístico. Seguro que tanta visita te ha dejado exhausto: descuida que te cansarás menos si eliges bien cómo moverte por la isla así como dónde alojarte.

Un oasis de alquiler y unas olas donde dormir

Con razón hay huéspedes que no abandonan las instalaciones del
Hotel Las Olas en todas sus vacaciones. Vistas a la piscina y al mar.
Nos hospedamos en el Hotel Apartamento Las Olas, ubicado en el este de la isla, zona de Cancajos, a minutos en coche tanto del aeropuerto como de Santa Cruz de la Palma, por ejemplo. Por cierto que para el alquiler, hay muchas y muy fiables compañías.



Autos Oasis La Palma nos brindó un completo y profesional
servicio de alquiler.
La nuestra fue Autos Oasis La Palma (www.autosoasislapalma.com) y desde el recibimiento en la planta del garaje del aeropuerto hasta la devolución del vehículo, todo impecable. Regresando al hotel, lo primero destacable es la apariencia e instalaciones propias de los hoteles caribeños (habitaciones en edificios separados del de recepción y restauración, colores que también juegan con lo colonial, etcétera) y un servicio de exquisita calidad. Exquisita por la limpieza de sus habitaciones, completamente equipadas por si prefieres cocinar durante tus vacaciones, y con unas vistas que se incrustarán y permanecerán imborrables en tu memoria (véanse las fotografías).

Un verdadero gustazo amanecer y encontrarte esto cada mañana.
Por primera vez hemos topado con un buffet discreto en tamaño y, hemos de reconocer, nos ha sorprendido gratamente. Porque lo poco gusta y lo mucho cansa, porque la comida, si es variada y de calidad, tampoco se exige que haya una oferta de decenas y decenas de platos. Así, nuestras cenas y desayunos fueron de gran diversidad y salvo contadas excepciones, de muy buen gusto y óptimos para el paladar. Si a ello le sumamos el hecho de desayunar frente a la piscina y el mar la gastronomía es más que notable en Las Olas.
El complejo posee el suficiente tamaño para albergar todo tipo de actividades y hasta tres piscinas.

Podrás cocinar y comer cómodamente en las habitaciones.
Sobre instalaciones, las tres piscinas –una de ellas climatizada- frente al mar harán que te pienses el salir a recorrer la isla y abandones semejante estampa y si te sientes culpable por engullir más de lo debido, un equipado gimnasio y una pista de pádel te esperan. No hay SPA, pero sí un servicio de masajes tailandeses (Titinan Thai Massage http://titinanthaimassage.wixsite.com/titinanthaimassage), realizado en un edificio adyacente, que al principio probamos con escepticismo por aquello de que en los hoteles suelen ser caros y peores y la propia Titinan desterró todo prejuicio: INCREÍBLES manos que pusieron la mejor guinda a un viaje, por muchas hectáreas que ardan y años que pasen, inolvidable. En otiuMMadrid y otiuMModa estamos más enamorados que nunca de las Islas Canarias al conocer la joya de su corona: la Isla de La Palma.
¿De verdad aún no estás convencido de lo que te estás perdiendo?

otiuMMaximus

Recorre al menos una de las rutas de senderismo, visita una de las playas y acude a un mirador astronómico. Si eres capaz de no repetir, no eres humano.
- El Hotel Las Olas es un enclave privilegiado de la isla y goza de un servicio más que notable.
- Turismo de La Palma www.visitlapalma.es ofrece tanto en sus oficinas como en su página web una extensa guía sobre qué ver, hacer, dónde comer y dormir en La Palma. Visita obligada.

otiuMMenester

-          ¿Cuándo? 365 días de sol al año, con temperaturas mínimas históricas de 15 grados, siendo la media los 20 grados. Así que cuando quieras.

-          ¿Cómo? Fuimos en avión con Iberia Express cuyos precios suelen rondar entre 150 y los 200 euros ida y vuelta. En coche, visita www.autosoasislapalma.com y para ver las estrellas www.adastralapalma.com Sobre el masaje, visita http://titinanthaimassage.wixsite.com/titinanthaimassage

-          ¿Cuánto? Calcúlate unos 400 euros por persona como punto de partida para hotel y avión, elévalo si alquilas coche y gastos allí. Pero remarcamos que La Palma es económica.

Jesús Clemente Rubio