martes, 26 de julio de 2016

The Stuyck Co.: De visita obligada incluso si no te gusta la cerveza artesanal

Por si buscáis algo a lo que llegar los primeros y no quedaros descolgados o bien apuntaros cuando ya todo el mundo habla de ello, aquí tenéis un incipiente sector: la cerveza artesana. Seguro que ya habéis oído hablar de un par de lugares a lo largo y ancho de nuestra querida capital que se han apuntado a semejante propuesta pero, al menos nosotros, aún no hemos descubierto uno cuya apuesta sea tan fuerte como la de The Stuyck Co. Claro que, a diferencia de otros, éstos saben cómo enfocar el establecimiento: que su esencia sea la cerveza no ha de suponer y conllevar necesariamente, como a veces ha sido habitual, un descuido de la mesa. Aquí el maridaje resulta excelente porque sí, se puede maridar con cerveza y sí, la gastronomía de un lugar dedicado a la bebida también puede brillar. Bienvenidos a The Stuyck Co.


He aquí la pizarra que te aprenderás de memoria... de poco te valdrá.
Al poco tiempo la cambiarán.

Una acogedora atmósfera y amaderada ambientación recibe al cliente dispuesto a degustar las mejores cervezas artesanales, o bien comprobar cuán verdad es nuestra anterior afirmación. Coronando el local, un par de pizarras en constante actualización donde se coloca la oferta de cervezas artesanales disponibles; aquí hablamos de manufactura e importación, dos aspectos que aunque disparan la calidad del material ofrecido también exigen un mínimo de comprensión por parte del cliente en lo que a stock y disponibilidad se refiere.




Entre cerveza y cerveza, la mejor comida. ¡Pero no olvides
probar varias para apreciar sus diferencias y encontrar tu favorita!
Y no sólo eso; aseguran los propietarios que los cambios también obedecen a una "escucha constante" del gusto y demanda de la clientela, de manera que se mantienen y preservan los sabores que conquistan el paladar y se varía y experimenta con otros hasta ajustarse al mercado. Bien sabéis los asiduos de otiuMMadrid y otiuMModa que en absoluto somos expertos cerveceros y, con todo, disfrutamos al máximo del maridaje y la asesoría que, no sólo con nosotros, sino se tiene con todo tipo de cliente en función del pedido gastronómico. Y llegamos a lo mejor: la comida. 

Reiteramos que es sorprendente y hasta un alivio que al fin un local cuyo fuerte es algo muy concreto (en este caso, la cerveza) no renuncie al resto de aspectos para triunfar, véase en este caso la mesa. 

Suculentas y generosas raciones. Aquí los Dim-Sum que te
conquistarán.
Una fusión de cocinas que abrimos con unos deliciosos y bastante generosos baos rellenos, unas croquetas de pollo y jamón -las segundas, espectaculares-, Dim-Sum  y "tiradito" de arenque que, ya por aspecto y luego por degustación, sorprendió a todos. Entre 7 y 9 euros y os garantizamos que raciones suficientes para una notable relación calidad-cantidad-precio. Sobre los principales, el Sandwich de Roast-Beef lo habríamos devorado de no ser por la majestuosa hamburguesa de Buey, elección final porque somos carnívoros irremediables pero, hemos de reconocer, el primero también es una opción más que recomendable.
Sí, somos carnívoros... ¡imposible dejar de serlo!

El mejor final... que te dejará con ganas de otro principio.
Para terminar, la tarta casera de chocolate y frambuesa supone el remate final a una comida o cena de ensueño, que va desfilando por tu mesa entre cerveza y cerveza con la asesoría de los camareros para una velada sin igual en la que nos reconciliaremos -y enamoraremos- de la gastronomía artesanal. De visita obligada incluso si no te gusta la cerveza.

otiuMMaximus

- Variedad y constante actualización de la oferta de cervezas artesanales.
- Ambientación y atmósfera.
- Especializado en cerveza, en absoluto descuida una deliciosa comida.

otiuMMenester

- ¿Dónde? Corredera Alta de San Pablo, 33. 91 466 92 98. www.thestuyckco.com
- ¿Cuándo? De D a J de 12:30h a 00h; V y S de 12:30h a 02h (horario de cocina, de 13h a 16h y de 20h a 00h).
- ¿Cómo? En Metro, L1 y L4 (Bilbao)y L10 (Tribunal). En coche trata de aparcar en misma calle o colindantes.
- ¿Cuánto? Entre 25 y 30 euros por persona.


Jesús Clemente Rubio