jueves, 5 de mayo de 2016

Fox in a Box Madrid: Tienes una hora para evitar la III Guerra Mundial o el holocausto zombie

madrid-juegos-escapismoEl escapismo surge de la necesidad de hacer ver cómo dos cabezas piensan mejor que una, cuatro ojos ves más que dos, la unión hace la fuerza. Hacer valer que, efectivamente, el ser humano cuando se comunica y socializa, gana. Aunque a veces se obstaculiza. Segunda incursión de otiuMMadrid en los juegos de escapismo esta vez de la mano de "Fox in a Box", que nos da una hora bien para evitar la III Guerra Mundial, bien para impedir un brote que supondría el holocausto zombie. Tienes una hora, multitud de pruebas por delante y tu intelecto así como el de tus compañeros, amén de una correcta coordinación, para escapar de la habitación. ¿Podrás lograrlo? ¡Nosotros lo hicimos!


"Fox in a Box" se encuentra en una bóveda de Chueca, y es necesario arrancar con este dato para hablar del contexto. De la absoluta capacidad de sumersión en la experiencia que desde la organización promueven y consiguen, no sólo por sus escenarios subterráneos, enladrillados y abovedados, sino por el preludio y durante del juego. Obviamente no destriparemos lo más mínimo, pero sí os contaremos que los dos Sergios (Game Master, o los encargados de diseñar el juego y guiarte a través de él) se han marcado al menos una sala -la de zombies, la otra no la conocemos- de exquisita ambientación y atmósfera, variada oferta de acertijos y puzzles y privada de una estricta linealidad que invita bien a avanzar en tiempos diferentes, bien a la división del grupo para que unos hagan y otros piensen o busquen, o viceversa. Algo que nos encantó: no hara falta bajar y arrancar el escapismo para coquetear con el mundillo y empezar a enamorarte de él, pues bastará con escuchar a uno de tus Game Master y dejarte llevar por su introducción con detalladas explicaciones y sano sentido del humor.


Sobre el sistema de pistas, está bastante bien pensado: un botón iluminará una bombilla y se activará una pista siempre adaptada al momento en el que te encuentres en el juego pero ojo, tendrás que esperar diez minutos para poder pedir otra. Una manera de delimitar las pistas y que nadie se vuelva loco pidiendo soluciones, destroce el juego y asesine la creatividad e imaginación de los participantes. 

Nuevamente aludir a la atmósfera porque saber que los zombis se están acercando a medida que transcurre el tiempo y los juegos de sonidos y luces que hay -sí, seguimos y seguiremos sin desvelar nada- no hace sino aumentar la adrenalina, sumergirte más en la acción y una de dos: o hastiarte, donde entrará tu compañía en juego para seguir avanzando donde tú te atascaste; o desatar tu creatividad y sacar el líder que llevas dentro. Y sobre liderazgo, y compañerismo, y trabajo en equipo, un último consejo y enseñanza transmitido por "Fox in a Box": no nos pisemos ni demos codazos por llegar a la cima, pues quizá en fila india y uno tirando del otro lo logremos antes, mejor y unidos. Si no seréis un "Fox in a Box" (zorro enjaulado) de por vida!

otiuMMaximus
- La ambientación y atmósfera de las salas.
- El buenrollismo de los Game Masters y su bien diseñado sistema de pistas.
- La variedad de rompecabezas.

otiuMMenester
-¿Dónde? Calle de las Infantas, 25. www.foxinaboxmadrid.com 691 66 67 15. ¡Reserva con antelación, están a tope!
-¿Cuándo? Abiertos M, X y D de 11 a 23:30 horas y J, V, S de 11 a 1:30. Echa un vistazo en su página web a los turnos de cada experiencia.
-¿Cómo? En Metro, L2 (Banco de España) o L1 y L5 (Gran Vía). En coche, trata de aparcar en calles o parkings colindantes.
-¿Cuánto? Desde 15 euros por persona, en función del tamaño del grupo. Máximo: 6 personas.


Jesús Clemente Rubio