miércoles, 4 de noviembre de 2015

Cabaret Maldito: La propuesta circense más picante y entretenida llega a la trilogía

circo-horrores-cabaret-malditoEn su día hablamos del Circo de los Horrores, también del Manicomio y ambos nos hicieron quedar mal, muy mal. Porque de uno y otro ensalzamos su atrevimiento, su carácter picante y retorcido pero con inteligencia y siempre una enorme dosis de humor; destacábamos su ironía y el hermano feo de ésta, el sarcasmo, así como su puesta en escena y lo arriesgado de sus números. Y quedamos mal porque dijimos de ambos que eran únicos e irrepetibles, cayendo por tierra nuestra credibilidad. Rematamos la falta de seriedad de nuestras líneas con Cabaret Maldito. Van tres, y a cual mejor.


Girar en círculos a velocidad que quisiéramos medir, sobre una plataforma minúscula, en patines y sin apenas sujeción. Se masca la tragedia, pero otra vez el Circo de los Horrores (en su tercera entrega, Cabaret Maldito) se supera a sí mismo -no podría hacerlo otro- y maximiza el riesgo y la intriga de este tipo de números. 

Fácil, ¿verdad? Por cierto, ¿Ves el colega demonio ahí sentado? Te caerá genial. La cosa es cómo le caigas
tú a él.
Hace lo propio con la belleza y el humor en otros, e incluso se atreve con las clásicas reflexiones inicial y final que, encima, dejan huella. Os hemos desvelado uno, y no lo haremos con el resto, pero sabed que más de una docena de números se suceden en dos tandas de espectáculo con unas transiciones que nunca aburren y un desarrollo que, sólo por variedad, sería plausible. Pero es que cada género o número en el que se embarca este Cabaret Maldito, esa última función por la que muchos vendieron su alma para subirse un día más al escenario (gran sinopsis, ¿verdad?) es homenajeado con una actuación suprema.


Picantón y travieso, Suso Silva vuelve a comandar
una legión de irreverentes.
Si no nos detenemos un año más en el maestro de ceremonias reventamos, pero es que todo producto de altura ha de tener un vendedor que le dé réplica, y Suso Silva es indispensable en el Circo de los Horrores. El alma del espectáculo -si bien él hace tiempo que la perdió- y un auténtico lujazo verle en cada actuación. A su lado su "mini yo", las perras del infierno y demás desgraciados que se pudrirán en el infierno pero, antes, darán lo mejor de sí mismos ante un público que, el día que nosotros estuvimos -en realidad, como siempre- estuvo entregado, apasionado, contento por hacer valer cada euro invertido en las entradas.

Y sí, no somos nada objetivos, estamos teñidos de oscuridad desde aquel primer espectáculo y seguiremos propugnando el lado tenebroso allá donde vayamos y escribamos pero es que el circo nunca... JAMÁS fue tan travieso y divertido.

otiuMMaximus

- Suso Silva es EL maestro de ceremonias.
- Sólo hubo un número que nos resultó algo lento, y lento no quiere decir malo. El resto son EXCELENTES.
- La interacción con el público es tal que, cuando quieras darte cuenta, serás tú el que pida más y más. ¡FUERA VERGÜENZAS!

otiuMMenester

- ¿Dónde? Escenario Puerta del Ángel. Casa de Campo.
- ¿Cuándo? L a las 17 y a las 20 horas, J a las 20:30 , V y S a las 19 y a las 22 horas y D a las 17 y a las 20 horas.
- ¿Cómo? La explanada pegada a la carpa puede acoger una gran cantidad de coches. Si no, te tocará a lo largo y ancho de la Casa de Campo (donde esté habilitado para ello).
- ¿Cuánto? Menos de 20 euros con el 40% de descuento por compra anticipada en https://entradas.circodeloshorrores.com/cabaretmaldito/public/janto/

Jesús Clemente Rubio