martes, 8 de septiembre de 2015

La Galea: La mejor cocina vasca está en el norte... de Madrid

Tan rica y variada es la gastronomía madrileña que nada tiene que envidiar a la de, por ejemplo, el Norte de España, pues es en el mismo norte de la capital donde se asienta uno de los restaurantes vascos más recomendables: La Galea. Con una variada carta de ajustados precios, "pintxos", tostas, carnes y pescados, amén de una suculenta hornada de entrantes y postres, hacen de éste enclave de Cuzco uno de los más recomendables para comer o cenar a pie del Paseo de la Castellana. No te pierdas su terraza en los últimos coletazos del verano.


Así pintan, así saben. Deliciosas.

Y rezamos porque, cuando marche el verano, hagan algo para mantenerla, porque sin duda es uno de los mejores rincones para iniciar tu noche madrileña. La Galea dispone una generosa terraza a pocos metros de Santiago Bernabéu e incrustada en Cuzco, donde ya sea para tomarse la primera copa o cenar -también comer, pero la noche siempre es más mágica- comensales quedarán satisfechos por servicio -muy atentos- y calidad de los productos.


El pulpo es otro de esos entrantes con los que acertarás seas
el tipo de comensal que seas.
Comenzando lógicamente por los entrantes, las croquetas caseras y la milhoja de pulpo fueron dos de esos platos que sólo engañan en la cantidad, pues lo que se antoja una ajustada ración se descubre como un entrante más que suficiente a medida que lo vamos comiendo (devorando). Porque las croquetas, de tacto, corte y sabor caseros, son un placer para el paladar, así como el pulpo, de sabor tan sublime como su presentación.

Metidos en materia, y obviando las carnes y pescados (menuda pinta tenía el chuletón, no obstante hablamos de un asador vasco) que no tuvimos ocasión de probar, sí degustamos "pintxos" y tostas, con un merecido ensalzamiento de las segundas. 
'Las Galeas' son la última y suculenta novedad de la carta
del homónimo restaurante.

No es que los pinchos decepcionen -el de solomillo con queso, por ejemplo, es una recomendable elección, así como el surtido variado de ocho fríos y ocho calientes- pero "Las Galeas" -así denominan a las tostas- disponen un pan mucho más mimado en la elaboración, fino pero consistente y tostado y crujiente haciendo honor a su nombre, que nunca rivaliza con cualquiera sea su contenido y de tamaño plausible teniendo en cuenta el tipo de restaurante y la zona de la que hablamos. Si además añadimos el precio, por debajo de seis euros, nos sabrán aún mejor la de anchoas con tomate y mozzarella de búfala, la de jamón crujiente y foie... así hasta la media docena.
Tarta de Galletas María con una mezcla de chocolates. ¿Hace
falta juzgarla?

Con permiso de la de más arriba, la tarta de mango y chocolate blanco
es de los mejores postres.
Cuando uno se da por satisfecho por semejantes manjares, considerando de perogrullo que el postre será simbólico, topa con exquisiteces como la tarta de chocolate o la de mango con chocolate blanco, y entonces discute con su estómago para arañar el "un poquito más". Para qué seguir hablando si las imágenes hablan por sí mismas. Terraza, pinchos, tostas, carnes y pescados y postres en plena Castellana. Así es La Galea.

otiuMMaximus

- La tosta de jamón crujiente, queso brie, cebolla caramelizada es de diez.
- Los postres, cierre perfecto al inicio de la noche.
- La ubicación y disposición de la terraza.

otiuMMenester

-¿Dónde? Paseo de la Castellana, 172. www.lagaleamadrid.com 91 219 21 54
-¿Cuándo? L a V de 11 a cierre. S y D de 12 a cierre.
-¿Cómo? En coche encontrarás varios aparcamientos en zonas colindantes así como en el propio lateral de la Castellana. En Metro, L10 (Cuzco).
-¿Cuánto? Pinchos desde 2,35 euros, tostas y postres desde 5,50, entrantes desde 4,95 y principales a un precio medio de 15-20 euros.

Jesús Clemente Rubio