martes, 5 de mayo de 2015

Primeras Impresiones Samsung Galaxy S6: El rey reviste su trono de cristal y curva la corona

Seguimos con la serie de primeros vistazos a móviles de gama alta antes de elaborar un análisis comparativo con todos ellos en mano y exprimidos. Es el turno del que durante años ha liderado la carrera contra Iphone y comandado el bando Android, el que desafió el tamaño máximo impuesto por Steve Jobs para un móvil marcando toda una tendencia, el que sigue sin tener parangón en la calidad de la pantalla: Samsung Galaxy S6. 

samsung-galaxy-s6-s6-edge-diferencias

Con una renovación palpable desde su estética y la introducción del modelo curvo "Edge", Samsung sorprende a todos ya desde fuera. Por dentro cambia de cerebro y corazón y opta por un flamante y potente procesador, una cámara que renuncia a sacar músculo con los Megapíxeles pero sí exhibe una calidad asombrosa y un sistema operativo y accesorios que brillan por ser punteros y eficientes. El rey de Android ha vuelto... aunque esta vez son muchos los que amenazan su trono. ¿Aguantará Samsung el tipo?



Diseño (cristal):

Además del cristal en ambos modelos, destaca la curvatura
del Galaxy Edge.

Entre tanta renovación y numerosos 2.0 de anteriores modelos, Samsung se desmarca de sus competidores da do un golpe en la mesa del diseño. Lavado de cara sin precedentes que mantiene las partes superior e inferior redondeadas combinadas con líneas laterales más rectas, curvas en el caso del S6 edge. El material es el cambio más significativo; el aluminio se desplaza hacia laterales e interior dejando paso al cristal Gorilla Glass 4 que además varía de tono en función de la luz y el ángulo desde el que observemso. Elegante y ergonómico, adelgaza y reduce dimensiones (138 gramos), siendo mas pesado que el S4 pero menos que el S5 y algunos rivales premium.  Blanco, negro, azul, verde o dorado son los colores disponibles.


Pantalla (5.1" QuadHD SuperAMOLED)

Si en algo Samsung sigue siendo el rey es en pantalla: ninguna
alcanza su resolución y detalle.
La pantalla conserva las 5,1 pulgadas del S5, lo que la hace por sorprendente que parezca ligeramente más pequeña que la de algunos competidores y con todo, resulta vencedora de manera abrumadora en cualidades y despliegue técnico. La resolución es QuadHD, esto es, 2560 x 1440 píxeles, lo que proporciona una densidad de hasta 577 ppi, potenciados por la tecnología SuperAMOLED.

El brillo estándar es mas que suficiente sin dejar halos ni una claridad demasiado artifical, lo que no es del todo aplicable a los colores; a lso chicos de Samsung se les ha ido la mano con la intensidad. Un exceso que solo lamentarán los mas sibaritas en la navegación por los menús e interfaz del móvil pues todo elemento audiovisual es reproducido con sumo detalle y respeto por la resolución y fuente originales.

Procesador, Velocidad y Almacenamiento (Exynos con Quad 2.1Ghz + Quad 1.5Ghz, 3 GB de RAM y entre 32 y 128 GB)

El pero de Apple parece haber conquistado definitivamente a Samsung, que sacrifica la ranura para microSD amparándose en las suculentas memorias internas ( desde 32 a 128 gb)  y los  dos años gratuitos de servicio en OneDrive de Microsoft con hasta 100 GB, a lo que tenemos que sumar 15 GB de bienvenida. Con todo, uno siente ese aroma a Apple de limitaciones impuestas por la marca.

El rendimiento de SO, procesador y memoria
deriva en una asombrosa eficiencia energética.
Para gestionar con soltura tamaña capacidad Samsung ha optado por un procesador Exynos 7420 de 64 bits, sustituyendo a un Snapdragon que no satisfizo las expectativas de fabricante y usuarios. Con sus ocho núcleos (Quad 2.1GHz + Quad 1.5Ghz) es el primer procesador móvil de 14nm que asegura un 20% más de potencia y un 35% más de eficiencia. Trabajando junto a él tenemos una GPU Mali-T60 y 3 GB de RAM.

Hasta donde hemos podido ver, y a falta del análisis y exprimido final, los bloqueos, cierres aleatorios de aplicaciones y apertura de múltiples no hacen que el móvil se resienta en momento alguno. Queda, pues, instalarle y atiborrarle de aplicaciones devoradoras de recursos y engordadoras de caché para emitir un veredicto definitivo.

Cámara

Más nos vale rescatar el lema de un competidor, Huawei, para el Galaxy S6; en la fotografía móvil, no todo son los Megapixeles. Por eso Samsung exhibe con orgullo su cámara trasera de "sólo" 16 MP, que en la estética está escoltada por el flash LED y el sensor de ritmo cardiaco. Por cierto que uno de los sensores es algo abultado por lo que hay que andarse con ojo para evitar rayajos indeseados. Sobre calidades de hardware y software, el primero ha de ser excelente pues el segundo lo exprime al máximo con todo tipo de funcionalidades para datos y vídeos; panorámicas, slow motion, interiores, nocturnas... 
La cámara no sólo realiza espectaculares fotos incluso en movimiento; también graba en 4k.
En todas ellas el tratamiento de la luz, los contrastes y negros y los colores son exquisitos. Ojo al ruido en las nocturnas: de momento el unico terminal que nos ha demostrado en el vistazo rápido que echamos para elaborar las "Primeras Impresiones" es el Huawei P8, que se comporta de manera profesional a la hora de gestionar el ruido digital en espacios poco iluminados. La cámara frontal, de 5 MP, no llega obviamente a la calidad de la trasera pero con suficiente luz apenas notarás la diferencia en tu móvil... otra cosa es en una pantalla más grande.

Sistema operativo e interfaz (Android 5.0.2 Lollipop)

Si nos dijera Samsung que los 138 gramos se han alcanzado tras soltar lastre de software, nos lo creeríamos. Las mas de 40 aplicaciones que venían de serie se han reducido casi a la mitad, lo que combinado con el Android 5.0.2 Lollipop y una renovada y simplificada interfaz deriva en una puesta en escena minimalista y ejecución sin precedentes. La guinda la pone la ansiada aplicación firmada por el fabricante y que todo hijo de vecino instalaba tras descubrirla a través de un tercero y de terceras compañías: el smart manager hace las veces de herramienta limpiadora para controlar y racionalizar el uso de la bateria, RAM, almacenamiento y seguridad.

Batería

La plataforma de carga inalámbrica se convertirá en un
elemento decorativo más debido a su diseño.
La fe de Samsung en la energía de su batería de 2550 mAh -cifra poco sorprendente- así como la vida de ésta es absoluta, pues ya no tenemos acceso a ella para reemplazarla. Apple manda, aunque parece que Samsung mejora; la batería se carga tan rápida que en dos horas de carga con el Adaptive Fast Charging el 100% lucirá brillante en nuestra pantalla. Así las cosas, nosotros machacamos durante un día el sistema operativo cargándolo con aplicaciones, viendo películas y escuchando audio y no conseguimos descargar la batería hasta pasadas más de 24 horas. Para que te hagas una idea, citamos al fabricante: "con tan solo un 10% de batería podrás ver una película de dos horas de duración o escuchar música durante ocho horas".

Siendo, por tanto, una batería más pequeña, resulta más eficiente que otras. Sin olvidar la novedosa y esta vez sí llamativa posibilidad de carga inalámbrica. Tanto si optas por el accesorio original (una plataforma circular de minimalista diseño) como compatibles en la vía inalámbrica, o bien por el cargador en la forma tradicional, la durabilidad combinada con la gestión del sistema operativo, el Smart Manager y el procesador Exynos harán que "la rayita" de la batería parezca no inmutarse con el paso de las horas.

Precio: 

El Samsung Galaxy S6 está disponible desde 699 euros (32 GB) mientras que el S6 Edge (curvo) desde 849 euros también el de 32 GB.

Un pro y un contra:

Para rematar las cualidades mencionar el Samsung Pay, que no lo probamos pero sí el metodo de seguridad para pagar; el sensor de huella dactilar que primero reconoce y graba -una sola vez- y luego identifica de manera más rápida y veraz que el que equipó el S5. Por fin se advierte la verdadera dimensión y alcance de la tecnología.

El sonido, sin embargo, y más teniendo en cuenta monstruos como HTC One M9 y Sony Xperia Z3, sigue siendo la gran asignatura pendiente del Galaxy. Aunque su único altavoz hace lo que puede, nunca será comparable a los altavoces estéreo que ocupan los equipos anteriormente mencionados y para cuyo disfrute no es necesario tener un oído muy fino: basta con intercalar canciones de tonos agudos con otras más gravez para percibir la diferencia. Claro que... siempre te quedarán los auriculares.

Conclusiones

Con débiles argumentos en contra y una infinidad a favor, el Samsung Galaxy S6 vuelve a posicionarse como la referencia de la gama premium en sistemas Android, el rival a batir. Cierto es que si bien en diseño han dado un golpe de autoridad y en pantalla siguen siendo superfluos, rivales como HTC, Xperia Z3 e incluso Huawei P8 se han subido al carro de pantallas que coquetean, igualan e incluso superan su tamaño sin desmerecer calidad, además de procesadores y memoria RAM. Pero el conjunto sigue siendo para la compañía surcoreana, aunque uno por uno los jugadores sean casi idénticos.

Jesús Clemente Rubio