domingo, 9 de noviembre de 2014

Real Madrid 5 Rayo Vallecano 1: La BBC estrecha la mano al Rayo

manita-real-madrid-rayo-record-goles-maquina-cr7-benzema-bbcNo es más rica la mina de oro que aquella que posee todo tipo de minerales, pues cuando el dorado metal se devalúa la primera carece de rendimiento, mientras que la segunda posee otros recursos. Así es el Real Madrid de Ancelotti, una mina de oro, plata y diamante. Un bloque con Ramos y Marcelo. Si falla Modric, está Kroos. Si canta James, Isco al rescate. Si el Rayo amenaza con dar la campanada en el derbi madrileño, la BBC acude en tropel repartiéndose los méritos para endosar otra manita esta temporada. Con este Real, las mallas nunca están quietas.

Sufrió, claro que sufrió. El Madrid sangra sin goles, porque aunque algo más de toque -no demasiado pues si no no sería el club blanco- la esencia sigue siendo la verticalidad, los tres pases y el gol. Y cuando al tercer pase no se ha rematado o se ha hecho fuera, comienza la ansiedad. Es el mal del ambicioso; si no consigue todo lo que persigue, ha de canalizar esa ambición en  persistencia en lugar de alocada ansiedad. Marcelo, por ejemplo, comienza a conseguirlo: se frena antes de apurar hasta la línea de fondo y saca pases como el de la asistencia a Bale. El galés volvió, y el gol con él. No llegó la tranquilidad, pues Paco Jémez reitera su atrevido planteamiento incluso visitando la casa del que lleva 42 goles en 11 jornadas. Y le salió bien durante unos minutos, tras cantada de James y tanto de Bueno. Premio a la posesión pero, al igual que como ocurrió con el Barcelona, los equipos no terminan de aprender que el fútbol horizontal (bien hecho) palidece ante el vertical (mejor hecho aún). 


El que se quedó blanco y no por colores corporativos, sin embargo, fue el Bernabéu en un par de avisos más del Rayo y una mala salida de Keylor, que minutos antes había atrapado uno de esos disparos que hacen daño a los porteros, raso y a un lado. El gol parado y la fortuita rodilla/muslo de Ramos tras saque de córner permitió tomar aire a equipo y afición. Entonces, en el 2-1, se oyó ruido de maquinas. La BBC comenzó a rodar, y se sucedieron las internadas laterales, los disparos lejanos (James y Bale tuvieron dos de gol de la jornada si entran) y cuando el Madrid invade tu área, la convierte en su casa. Desde la cocina, bien preparado a fuego lento, llegó el  tanto de la calma. Kroos, a unos cuantos metros de la portería, recibió, avistó y con la serenidad germana colocó el balón pegado al poste izquierdo de Cristian Álvarez. 

Faltaban un par de siglas de la BBC. Una no paraba de abrir huecos en el campo, la otra no cesaba de encontrarlo en portería. Ambos obtuvieron la recompensa del gol tras fuera de juego de Benzemá y disparo algo inocente de Cristiano que se coló bajo las piernas de Cristian Álvarez. El Madrid puede no tocar, perder el control del balón e incluso del partido, pero sigue teniendo el gol. Sigue teniendo la bandera del fútbol.

otiuMMenester

- Real Madrid continúa líder con 27 puntos, 2 más que el Barcelona, 3 por encima del Valencia y 4 de Atlético (que cayó ante la Real Sociedad) y Sevilla.
- Getafe empató a 0 en una jornada marcada por la X: hasta 6 partidos de la BBVA terminaron en tablas.

Jesús Clemente Rubio