lunes, 22 de septiembre de 2014

La Casa de Huéspedes: Una obra, dos itinerarios y cuatro escenarios

teatro-original-divertido-madrid-latina-dos-itinerarios-casa-huespedes

En estas páginas hemos hablado en numerosas ocasiones del talento, tantas como lamentado el que no se exprima como debiera en nuestro país. Nos referimos a la calidad interpretativa sobre tablas, a las butacas vacías en espectáculos de extraordinarias actuaciones y trabajados guiones, al olvido de maestros de las artes escénicas y lo que sus mentes, gestos y voces paren. No os culpo, yo también fui uno de los ignorantes -que uno no es malo por no saber, sino por no querer saber- que desterraba la mayor parte de títulos y salas teatrales en pro de unos cuantos monólogos y musicales al uso. 



Hasta que me dejé llevar a otras salas y propuestas como el Teatro en Serie (reseña aquí). Con el blog aún en pañales, nos interesamos por una idea que hoy día impregna todo entretenimiento audiovisual basada en fascículos, entregas, capítulos. Jóvenes actores de veterana factura unieron fuerzas, se alejaron de los escenarios más comerciales y apostaron por el teatro alternativo, ese que cuando oímos hablar de él nos entran escalofríos pensando en textos metafísicos, perros y flautas, pulseras de cuero y demás parafernalia. Nada que ver. Entonces "otiuMMadrid" maduró, y entendió que no hay mayor acierto que conocerlo todo para poder elegir con sabiduría. Por eso este fin de semana elegimos lo último de Teatro en Serie: "La Casa de Huéspedes" que, desde la sinopsis, conquista: variopintos personajes, inestable casero, coqueta casa... y dos itinerarios para seguir la obra. Verás hechos que tu compañero no, y viceversa.



Quizá sea el eslogan que podrían utilizar los chicos de Teatro en Serie para hacerte ir a la Trastienda de La Latina pero, tranquilo, a diferencia del sector más comercial aquí la premisa es promesa, vamos que el eslogan no esta vacío. Pero ahora nos sumergimos en el contenido, antes desmenuzamos la forma. Dos itinerarios para seguir una misma obra, dos enfoques de la misma acción final e inicial, pero un suculento durante que, si vas con pareja, salvará vuestra relación, pues al menos ese día os dará mucho de lo que hablar: "¿oye, qué paso cuando se quedó dormido el casero, porque nosotros fuimos a la habitación de la pareja y bla bla bla..." genial. Una simultaneidad de acciones sólo al alcance de los videojuegos, donde rejuegas una y otra vez lo mismo para ver qué ocurría en cierto sitio mientras tu protagonista estaba en el otro; en el cine utilizan flashbacks para reconstruir los hechos, en los libros decenas de páginas para el multienfoque; aquí utilizan al espectador. Y su certeza y entusiasmo a la hora de relatar lo visto. Echemos un vistazo a la lista de requisitos: originalidad, hecho.

teatro-latina-obra-divertida-original-parejas-amigos-casa-huespedes
Te sugiero que recorras cada uno de los personajes en todo momento; te sorprenderá ver
que no abandonan el papel aunque estén en segundo y tercer plano. Magistral.

Vayamos con el guión y la dirección, o con Luis López de Arriba y Jorge Elorza, respectivamente. Estamos ante un soberano esfuerzo por encajar piezas dispersas debido a la pluralidad de ejes narrativos, a seis personajes (cuatro huéspedes, un casero y su ayudante) que en una hora y media han de explicarnos causas y consecuencias de sus vidas a través de sus acciones en el durante. Lo más llamativo es que, pertenezcas al itinerario rojo o al verde, serás capaz de profundizar en la naturaleza de cada uno. Culpa en parte de los actores, pero ahora vamos con ellos. Porque estamos ante un guión muy dinámico, repleto de interrupciones, aportaciones dispares, humor y drama que nada pretenden pero todo consiguen... y repleto de vida. 


¿Es la rutina una lenta y cómoda muerte de la
relación amorosa?.

Foto: Norberto Gutiérrez Hernández.
Asistir a cómo dos personas con una relación "asentada" pueden conocerse menos que dos que tan solo han compartido una noche de charla y copas, a la cruzada de un hombre por hacerse a sí mismo a través de una etiqueta, la casa de huéspedes que hay en la cabeza de todos. Sobre la combinación de cada detalle, intervención y puesta en escena doble meritorio el trabajo de actores y director, que da lugar a entretenidas transiciones y una generosa variedad de focos de acción.


Sobre ellos, a estas alturas creo haber elogiado a casi todos en estas mismas páginas: Nacho Rubio es mi debilidad, desde "Días como estos" ayudado por un memorable guión consiguió conectar justo con lo que espero de un actor: ser creíble en la interpretación y convincente en el discurso. Lo que decía Luis iba a misa para mí, sobre todo si iba ebrio, pues no he conocido Whiskey ni Ginebra capaces de mentir. Su personaje de joven aventurero por una razón -que conoceréis- contrasta con el resto de huéspedes, una pareja y la hermana de ella donde desde el primer momento se aprecian crisis por los cuatro costados. Inma Gamarra es el vértice del triángulo familiar, con una fractura en su pasado que le ha costado la animadversión del cuñado y un importante disgusto a su autoconfianza. Difícil conjugar lo que es el personaje con aquello en lo que se está convirtiendo mirando de reojo lo que querría ser. Para Gamarra no lo es. 

En 'La Casa de los Huéspedes' encontrarás
todo tipo de personas... y personajes. 

Foto: Norberto Gutiérrez Hernández.
Igual de sencillo que para Fernando de Retes (exquisito, obsesivo y cuadriculado hombre que resuelve su personaje con una aplastante y resignada verdad, momentazo) y Marian Degás resulta simbolizar el amor conflictivo, el desamor que vive de la apariencia. Con Degás me ocurrió que tan pendiente estaba de todos en la primera escena que la disfruté verdaderamente en la segunda (itinerario rojo), en la que en unos minutos nos ofrece un inolvidable abanico de opciones y comportamientos que le quedan a una mujer ante una relación llena de grietas. 

Marcos Fernández pone la puntilla y a la vez da el pistoletazo. Es principio y fin de todo, dejando la estructura y el esqueleto al resto. No sólo es el gerente de "La Casa de Huéspedes", sino el casero de la obra. Suyo es el papel que más permite lucirse, siempre y cuando uno tenga algo por lo que brillar. Él deslumbra. 

Una obra, dos itinerarios -en los que Andrea Hermoso será personaje y también nuestro perfecto guía- y una pluralidad de acciones, enfoques y hechos que confluyen en un final más que plausible. Y esto es sólo el primer capítulo señores...

otiuMMaximus

- El concepto de Teatro en Serie ya resultó novedoso; el de dividir en itinerarios la acción da una vuelta de tuerca a la sorpresa.
- Si el guión, la música, la dirección y la interpretación funcionan... poco más habría que añadir para convencerte de pasarte por La Trastienda.
- Me doy cuenta de que no he mencionado que los actores están a CENTÍMETROS de ti. De lejos, el mejor teatro de cerca.

otiuMMenester

-¿Dónde? La Trastienda. Calle Sierpe, 2. 616 51 16 14. www.teatroenserie.com
-¿Cuándo? El capítulo I tendrá lugar los viernes  y sábados de septiembre a las 20:30 ¡DATE PRISA!. El capítulo II se estrena el 3 de octubre.
-¿Cómo? Hablamos de La Latina, así que en coche tienes multitud de opciones ya sea en superficie o subterráneo. En Metro, L5 (La Latina). 
-Cuánto? 15 euros e incluye consumición. 11 euros si repites y presentas la entrada de otros capítulos.