martes, 24 de junio de 2014

Bonjour & M.Yuguero: El masaje más dulce, a dúo

Las prisas no son buenas consejeras, ni tampoco grandes compañeras de viaje. De hecho, son las primas de la tensión, hermana del estrés. Tras este árbol familiar de las emociones al más puro estilo de Juego de Tronos, hay que rematar con una verdad aplastante: el enemigo de todos ellos es el relax. ¡Qué pocas veces nos preocupamos por planificar nuestro tiempo de descanso igual que el laboral, buscando un plan acorde a la relajación que necesitamos! Os ahorraré tiempo hablándoos de "Bonjour y M.Yuguero", cuya vasta oferta de tratamientos de belleza, cuidado y masajes satisfará cualquier necesidad... al menos las nuestras se vieron colmadas con el tratamiento de chocolaterapia. No hay masaje más dulce. 

Que el resto de tratamientos estén o no a la altura del que hoy os hablamos será algo que entre vosotros y nosotros en futuras visitas descubriremos. Pero lo justo es juzgar por lo que sí conocemos, y en el preservicio "Bonjour y M.Yuguero" ya destacó por ofertar un masaje dúo de chocolaterapia; nada novedoso pero sí reseñable ya que si echáis un vistazo a los contados locales que ofrecen el masaje dúo toparéis con dos trabas: o son espectacularmente caros o no lo ofrecen de manera simultánea (con lo cual de dúo no tiene nada).


La sala dúo promete una atmósfera
relajante y placentera.
Solucionada la papeleta del servicio tan específico, quedaba llegar: la misma calle de Guzmán el Bueno ofrece buenas conexiones tanto por carretera como por transporte público y además, en el primer caso, suele haber sitio si tienes un poco de paciencia. Así pues, metidos ya en faena, el local es tan pequeño como acogedor y en su recepción una amplia sonrisa te invita a bajar las escaleras y sentarte en un cómodo sofá a esperar la llamada. Es ahí donde te percatas en un rápido vistazo de las numerosas salas que componen el espacio, entiendo que cada una destinada o reservada a un tipo de tratamiento. La nuestra aguardaba al fondo, majestuosa, amplia, de luz tenue y ataviada con una ducha para eliminar los restos aceitosos del masaje, si bien cuando fuimos estaba averiada. 

No te conformes con uno de los tratamientos: en futuras visitas
cambia y descubrirás nuevas formas de relajación.
Tampoco fue necesaria, pues salvo en brazos y piernas que emplean aceite (y que luego te retiran con toallas y agua), ni rastro del chocolate empleado amén de una concienzuda limpieza. Centrándonos en el tratamiento, decir que eché de menos una mayor ambientación achocolatada; esto es, más aromas y olores de chocolate, incluso algún detalle visual... algo que culmine la experiencia que tu cuerpo sí está percibiendo. 


El masaje a dúo es un bien escaso o
bien muy caro en Madrid. Aquí no.
Porque si bien el resto de sentidos quedaron un poco impasibles, el del tacto experimentó durante 50 minutos (alguno más incluso) un mimoso, exhaustivo y completo masaje en el que, a diferencia de otros lugares visitados, en ningún momento da la impresión de que haya que terminar una u otra zona, atropellados por el tiempo. Aquí la delicadeza y dedicación están presentes en manos, brazos, piernas, pies, torso y espalda, si bien fue en el tren inferior donde el chocolate y el masaje elevaron a la máxima potencia la experiencia.

El tratamiento basado en la reflexología
esta cada vez más de moda.
Una experiencia, insisto, compartida en espacio y tiempo, lo cual puede parecer algo inútil dado que durante el masaje te entregas a la meditación y el relax y no eres consciente de cuanto te rodea; mas siempre fue, es y será bonito el compartir en vivo una experiencia agradable... ese "tengo que contárselo a alguien". No es necesario: ese alguien estará viviendo lo mismo a escasos metros de ti. Sobre el resultado, poco más que añadir: piel tersa como si acabases de llegar al mundo (bendito chocolate), éxtasis somnoliento tras el placentero masaje y una sensación de haber recargado pilas sin moverte de Madrid


Masajes y tratamientos de diferentes partes del
mundo aseguran experiencias exóticas.
Tan estresados vamos a veces y tantas son los problemas que nos olvidamos de una de las cosas más importantes de nuestras vidas: nuestro cuerpo. No te preocupes: "Bonjour y M.Yuguero" se acuerdan de él.


otiuMMaximus

- Multitud de tratamientos (¡más de 30!), ofertas y promociones.
- La zona es excelente en cuanto a accesos y aparcamiento.
- La chocolaterapia garantiza una suavidad inigualable y el masaje una relajación plena.

otiuMMenester

-¿Dónde? Calle Guzmán el Bueno, 72. 91 543 75 22. www.masajesbonjour.es
-¿Cuándo? Abierto todos los días. Consulta por teléfono las horas de los tratamientos.
-¿Cómo? En coche tienes aparcamiento -zona azul- en la misma calle. En Metro, L7 (Islas Filipinas).
-¿Cuánto? El masaje de chocolaterapia cuesta 33 euros. No obstante, atento a portales de descuento pues a veces cuelgan promociones. Consulta el resto de precios en la página web.

Jesús Clemente Rubio