miércoles, 5 de febrero de 2014

Ramses Bistro: Un estrella Michelín en plena Puerta de Alcalá


De nombre egipcio y glamouroso corte, el restaurante Ramses Bistro nos recibe extasiados ya por el sugerente nightclub visto en la planta baja. Arriba todo cambia; tres ambientes diferentes, uno de ellos con vistas a la Puerta de Alcalá, exquisita y reducida carta con suculentos platos y justa variedad y un servicio selecto. Claro que lo bueno se paga, a no ser que te pases por cierto portal de descuento donde, oferta mediante, erige a este local como una de las mejores opciones del centro de Madrid, que ilumina el firmamento de la capital gracias a su estrella Michelín y a sus dos soles Repsol (Ricard Camarena).

Da igual el ambiente que te toque; la experiencia culinaria en Ramses Bistro será inolvidable. Claro que, puestos a elegir, la zona que acoge los ventanales testigos de la historia de la Puerta de Alcalá se supone la opción más recomendable. Sin embargo, la segunda, que peca de un excesivo negro y sin embargo acentúa el elitismo, o bien el tercer y último, mucho más acogedor y saludable con tonos cálidos y falsos techos bajos. Elitista, elegante o coqueto, la carta será la misma.
La tabla de quesos es tan variada como generosa: pese a su tamaño, es
la porción justa de un entrante para compartir.



Tan bueno como parece.
En ella la variedad de entrantes -aunque no estén tipificados como tal- supera al de platos principales, lo cual en las cenas se agradece, si bien los precios también se equiparan; de tal manera, la selección premium de jamón de Bellota, de ración algo escasa, cuesta tan solo un euro menos que el majestuoso solomillo, degustado por un servidor y una auténtica delicia. Por ello, como guía, te proponemos que optes por algo menos refinado para abrir boca, como la degustación de quesos (los 18 euros -en realidad 9 con la oferta- mejor invertidos) y reserves hueco, ganas y contenido del bolsillo a los principales. Además de la carne, también escogimos pescado, en concreto la parpatana de atún, pieza cercana a la ventresca. Dejadme deciros, si bien no fue mi elección sino la de mi acompañante, que se trata del mejor plato probado en el restaurante y uno de los mejores de pescado de los últimos meses. Delicioso.

Para cuando llegan los postres uno quizá no pueda más, hablamos de cenar; si bien el bizcocho aireado con avellana y crema de limón o la textura de chocolate belga resultaban ya desde el título de lo más apetecibles. 
La parpatana de atún está
deliciosa.

El "pero" del restaurante obedece a la lógica: situación, servicio y calidad tienen un precio, y ronda los 40 euros por cabeza. Sin embargo, portales como "eltenedor.es" nos permiten reservar con un 50% en carta, lo que redujo, como es nuestro caso, a 40 euros la factura, 20 por cabeza. Un verdadero regalo dado el trato, el local y la comida. Sin olvidar algo; termina la cena pero comienza la noche, y sólo tienes que bajar una planta para "comértela": el nightclub Ramses te espera hasta altas horas de la madrugada. Pero esa es otra historia... (que sin duda os contaré en otiuMMadrid).

otiuMMaximus

- Parpatana de atún. Pídela o arrepiéntete.
- Trato y servicio sublimes. Te atienda quien te atienda, aunque nosotros tenemos un favorito claro...
- Con la oferta es de visita obligada.

otiuMMenester

- ¿Dónde? Plaza de la Independencia, 4 (Puerta de Alcalá). 28001 Madrid. 91 435 16 66. www.ramseslife.com
-¿Cuándo? Reserva cualquier día de 13:30 a 15:30 y de 20:30 a 23:30
-¿Cómo? En la calle Alfonso XII y colindantes sueles poder encontrar sitio, especialmente por la noche. En Metro, L2 (Retiro)
-¿Cuánto? Sin oferta, unos 40 euros por cabeza. Con el 50% de tenedor.es, más o menos la mitad, pues es sin restricciones.

Jesús Clemente Rubio