miércoles, 30 de octubre de 2013

Parque de Atracciones de Madrid, Especial Halloween 2013: El infierno jamás tuvo mejor pinta


Pensábamos hacer un recopilatorio o especial "Halloween 2013" pero, para infortunio del resto de planes y gracia del que os vamos a avanzar, al final os vamos a hablar de uno. Lugar y culpable tienen el mismo nombre: Parque de Atracciones de Madrid. Porque por tercer año uno de los centros lúdicos con más solera de la región, qué digo, de toda España, se engalana de la manera más terrorífica en pro de superarse a sí mismo y mejorar el Halloween del pasado año. Te advertimos de que tienes sólo hasta el 3 de noviembre para disfrutar del entorno mejor ambientado y preparado para recibir la fiesta anglosajona del truco o trato. El infierno jamás tuvo mejor pinta.

Calabazas, muertes con su guadaña, lápidas...
la ambientación es estupenda.

Te lo dicen las series y películas de televisión, los libros, la música, los videojuegos e incluso el canal más tradicional (los relatos de terror): nos gusta pasar miedo. Su explicación científica se relaciona con una larga parrafada sobre adrenalina y endorfinas que no viene al caso, sí la consecuencia: una sensación de liberación que pocas cosas en la vida consiguen otorgarnos (y sí, esa que estás pensando también). El caso es que a medida que pasan los años hay gente que se especializa en el miedo humano, en lo que nos aterra y sin embargo nos engancha, en lo que nos deja con la boca abierta por temor, sorpresa y, finalmente, admiración y reconocimiento. Es el caso del Parque de Atracciones de Madrid.

La réplica al entorno la dan los actores
exquisitamente disfrazados.
Decenas de años y millones de visitas justifican y reafirman su dominio como centro lúdico de la región, siendo además uno de los planes más heterogéneos en público y oferta. Ellos mismos se han puesto el listón tan alto que hace un par de años se percataron de que las expectativas para eventos estacionales eran aún más altas. Así que se pusieron manos a la obra y el resultado se convirtió en un imperdible de estas fiestas que, en esta edición, marea tanto como asusta por sus cifras: 40 zombis repartidos por el complejo, Animatronics gigantes y autóctonos (traídos de Estados Unidos), esqueletos, cementerios atestados de lápidas y ¿vacíos? panteones. Entre susto y susto, un espectáculo audiovisual en la llamada "Avenida de las Cascadas" con proyecciones que parten de la oscuridad y lo tenebroso para finalizar en un estallido de luz y color y hasta una versión monstruosa del clásico "Grease".

Nosotros lo viviremos en primera persona y os confirmaremos o desmentiremos lo prometido por la organización, pero lo que es seguro es que, al menos, la intención es sumergirnos no en un lugar de diversión y gritos por culpa de atracciones mecanizadas -que también- sino en una tensión continua por desconocer qué nos aguarda en el próximo recodo del parque... y eso es sólo el entorno.

Algunos elementos ornamentales se erigen a
varios metros del suelo.
¿No quieres pasaje del terror? ¡Pues toma cuatro!
Cuando consigas esquivar las hordas de zombis tras atravesar los cementerios intentando no mirar a las enormes y temerosas estatuas, en ese momento que piensas que al fin todo ha acabado, te vuelves y... ¡te topas con el Viejo Caserón! El clásico entre clásicos del terror, el atemporal que no entiende de festividades y aterroriza cada año a centenares de miles de personas, como una vieja película de miedo que petrifica a las nuevas generaciones. Lo conoces, has entrado una y mil veces, pero lo evitas a sabiendas de que, una vez más, castigará tu imaginación. Así que te decides a escoger otro camino entre los siguientes: "Puerta del infierno", "Space Nightmares" o "Fast Blood". Elijas lo que elijas, arderás junto a Satán, porque se trata de los tres pasajes del terror extra que ha preparado el Parque para, respectivamente, descender a los infiernos, recorrer un mundo de pesadilla o adentrarte en un sangriento restaurante. Y todos ellos -salvo el Viejo Caserón- incluidos en el precio de la entrada.

¿De verdad te vas a perder el mejor plan para este Halloween 2013?

Quizá a estas alturas hayas olvidado a tus hijos y corras por salvar tu vida, pero la organización no: para ellos se ha reservado una exclusiva zona con brujas, espantapájaros y maquillaje para que se conviertan en un habitante más del inframundo. Como lo que se busca al fin y al cabo es la diversión estad tranquilos madres y padres; Dora la Exploradora y Bob Esponja acompañarán a los niños -algo fuera de lugar pero seguro que los chavales lo agradecerán-.

Queríamos adelantarte un programa lleno de planes y, como verás, el Parque de Atracciones es todo un repertorio de actividades en sí mismo. Comenzar la jornada con unas cuantas atracciones mecanizadas -las más bestiales-, comer en uno de sus restaurantes y luego finiquitar con las más suaves se antoja un día en familia -o en pareja, o entre amigos- perfecto. Si cuando cae la noche cambiamos no sólo la luz por oscuridad sino también el chip, nos encontraremos con otra versión del parque y otro plan que cumple con nota lo que le pedimos a un Halloween: ambientación, personajes y exquisitos disfraces y mucho...MUCHO MIEDO.

otiuMMaximus (previa)

- Cuatro pasajes del terror es un esfuerzo que merece reconocimiento. Aunque si hubieran incluido El Viejo Caserón en el precio habrían rematado la faena (los otros tres sí son gratuitos con la entrada).
- La ambientación es sublime. Echa un vistazo a las fotos.
- Si tienes tiempo, ve todo el día. Si no, huelga decir que lo ideal será el horario nocturno (¡el jueves 31 abre hasta la 1!)

otiuMMenester

-¿Dónde? Parque de Atracciones de Madrid. Casa de Campo s/n. 91 463 29 00. 
-¿Cuándo? 31 de octubre de 17:00 a 1. 1 de noviembre de 12 a 00. 2 y 3 de 12 a 19.
-¿Cómo? En su web te explican varías formas de acceso www.parquedeatracciones.es/como-llegar
-¿Cuánto? Entrada adulta 29.90 euros (ojo que en sitios como Mediamarkt, en las cajas, encontrarás un 2x1... ¡así lo puedes visitar dos días o ir uno por la mitad de precio! Reducida para los niños de 100 a 140 cm. por obras en la zona infantil (13,30 euros) y gratuita para niños menores de 1 metro.
*Viejo caserón suplemento de 4,5 euros.


Jesús Clemente Rubio