miércoles, 10 de julio de 2013

TerrazasI: De Madrid al cielo...copa en mano


Miro abajo. No veo más que un hormiguero de gente de lo más variopinto (Madrid en verano es más cosmopolita que nunca) moviéndose por la inercia del empujón del de al lado. Chocando con el turista despistado, las locas -y los locos- de las rebajas, el mendigo desahuciado. Quizá choquen una y otra vez en sus vidas por mirar tanto al suelo, y no alzar la vista al cielo. Entonces me encontrarían sonriendo, libre de muchedumbres, en paz pese a los 40 grados resultantes del astro rey y el asfalto. Estoy en una de las decenas de terrazas repartidas por la capital -también hablaré de alguna por la región- que te dan un respiro a tanta urbe, en pro del disfrute de la auténtica Madrid. Desde fuera, todo se ve de otra manera. Desde arriba, además, se disfruta.


1-. Oscar Room Mate Hotel: La primera en la reseña pero no la mejor, al menos bajo mi humilde opinión. Su excelente introducción primero y consolidación después en cada uno de los suplementos dominicales, revistas especializadas y programas de radio y de televisión, amén de una excelente red de contactos, obviamente se debe también a la calidad. Puerta de salida de Gran Vía y de entrada de Chueca, el Oscar dispone camas, sillas y banquetas de barra en su azotea culminada por una discreta y coqueta piscina. Es lo más chic e incluso una de las mejores opciones nocturnas -y diurnas si tienen la amabilidad de dirigirte los ventiladores- pero también creo justo comentar sus carencias.



Cama, ventilador y puesta de sol. Copa en mano y buena compañía, y Madrid, de repente,
no será tan agobiante en verano.

El personal no posee precisamente la veteranía que se respira en otras terrazas; la piscina, si no eres cliente del hotel, se erige como una opción más que prohibitiva, abusiva -20 euros medio día y 40 euros si quieres chapuzones durante toda la jornada- y los precios son elevados, eso sí, al igual que en el resto de áticos de Madrid. Las vistas no son gran cosas, pero la puesta de sol es de las mejores.
Aun sin bañarte, la piscina da cierto frescor
al ambiente.

A partir de 5 euros, salvo los 3 del agua mineral, tienes refrescos y de ahí hasta las dos cifras de cócteles y combinados. En cambio, la comida es deliciosa y tampoco excesivamente cara (un gazpacho alarma por sus 6 euros, pero la hamburguesa sorprende por sus 10). En fines de semana puedes encontrar incluso colas para subir, así que si sois suficientes lo más recomendable es reservar una cama con consumición mínima, en función del número de personas.



otiuMMaximus: Quizá la opción más glamurosa y válida tanto de día como de noche. Desde luego tumbarte en una cama bajo las "estrellas" del cielo madrileño y frente a una piscina es una opción más que apetecible. 

otiuMMenester: Oscar Room Mate Hotel. Plaza de Vázquez de Mella, 12. Madrid. 91 701 11 73. De D a X, de 12:30 a 00:30 horas. J,V y S ha llegado a cerrar a las 3 de la mañana.
Para más información http://oscar.room-matehotels.com/
A pesar de ser de las terrazas más pequeñas,
nunca está atestada.

2-. Ático de las Letras: Si habéis visto la película "Ojalá fuera cierto", os sonará. Mark Ruffalo prepara un jardín en la azotea que bien podría ser este, con enredaderas ascendiendo por el sencillo mobiliario blanco y sobre un suelo de madera que desprende calidad y vistosidad. A diferencia del Oscar, las vistas sí recogen los tejados y cúpulas de la capital y se asoman ligeramente a la Gran Vía y, salvo fines de semana, no suele estar atestada. Aunque bastan diez personas para hacerlo, debido a sus reducidas dimensiones.
Coqueto, reservado, íntimo...haz tuyo este encantador jardín.

Digamos que la anterior era ideal para amigos y esta para parejas. Acertarás. El "sin embargo" llega con las  temperaturas: en horas tempestivas, toparás con que los aspersores no son suficientes para aliviar tu sufrimiento. Descarta, por tanto, sentarte al sol o no disfrutarás más que de un bonito y frito bronceado. 

Dos zumos de sandía, 14 euros. Las patatas, gratis.
El bolso y las gafas, nuestros.

Los zumos de 4,50 euros son la opción más económica de la carta. De ahí en adelante, cabe destacar los especiales como el zumo de sandía (que suben hasta los 7 euros) y mojitos y demás cócteles y combinados que rondan ya los 14 euros. Sin menospreciar la gastronomía delicatessen como Tartar de Buey y otras joyas preciadas...y caras (una cena para dos personas cuesta unos 40 euros).



otiuMMaximus: El ambiente, los sofás con el aspersor humedeciéndote la nuca y las vistas. El ático que siempre quisiste tener.

otiuMMenester: Hotel de Las Letras. Calle Gran Vía, 11. 28013, Madrid. 91 523 79 80. L a D de 13 a 1 horas. J, V y S hasta las 3.
Para más información, http://www.hoteldelasletras.com/espacios-dl-s/presentacion/atico-de-las-letras

Jesús Clemente Rubio