martes, 23 de julio de 2013

'Maribel y la extraña familia': La bondad es cosa de locos


"Maribel y la extraña familia". Cuán poco dice, cuán mucho ofrece. Es una de las dos desventajas del teatro en la actualidad: el mal llamado marketing -mercadotecnia- no es su fuerte. La otra es la ignorancia del ciudadano, especialmente la del público joven, que cree que un monólogo protagonizado por el actor de televisión de moda les aportará más y rentará en mayor medida el dinero de la entrada que una completa historia llena de giros, geniales interpretaciones y duración ajustada. El gran Mihura firma la obra que Gerardo Vera dirige de manera magistral y magistrales son las interpretaciones. Echa un vistazo a la España del ayer, al momento justo en que la bondad comenzó a corromperse por la picaresca y al desconfianza...




Maribel no es la única con un secreto;
Marcelino esconde algo en su pasado.
El título de la reseña es también la frase que más me gustó del soberbio guión: "hoy día llamamos loca a la persona que sólo tiene bondad". El que siempre ayuda, todo entiende y posee una empatía inusitada algo esconde, o eso nos dice la desconfianza. Pues bien, ésta es la premisa de la obra; la extraña bondad de una familia compuesta por Doña Paula (Alicia Hermida), Doña Matilde (Sonsoles Benedicto) y Marcelino (Markos Marín) que, ausentes de maldad, sólo viven para encontrar una mujer decente a este último. La madre y la tía, que todo el mundo que han visto casi se reduce a la acera de enfrente, tienen un don: sólo ven lo bueno de las personas. Por eso cuando Marcelino les presenta a la nueva chica que ha conocido recién llegado a la ciudad de Madrid, Maribel (Lucía Quintana), ellas se muestran gentiles hasta la saciedad y se sienten afortunadas de que una perla así haya llegado a la familia.



Vera, en tres actos, logra transmitir el mensaje de Mihura: la familia bondadosa esconde un oscuro secreto del pasado en la bondad del presente;  Maribel finge su presente maquillando el pasado. El último acto representa la capacidad de unos y otros de mirar hacia el futuro.

Alicia Hermida es entrañable. Dan ganas de
levantarse y abrazarla.
Aplaudido el contenido, levantémonos para vanagloriar las formas: los entreactos son tan sencillos como entretenidos: final y punto de partida redondos. La interpretación de Hermida tiene como único y rebuscado pero el no recibir ayuda de la tecnología para hacer llegar y sonar su voz cómodamente en todo el teatro. Con semejante cota de calidad en la puesta en escena, no queremos pensar qué pasaría si sus cuerdas vocales gozasen de la flexibilidad del resto de protagonistas. Si tenemos en cuenta que Sonsoles borda su registro, obtenemos un dúo difícilmente superable en otra obra actual en cartelera. 

Markos mantiene un gesto tenso acorde a su estirado personaje durante toda la obra y, sorprendentemente, pese a ello es capaz de combinarlo y dibujar otras expresiones y sentimientos como la alegría o tristeza donde otro sólo podría transmitir eso: tensión y hasta miedo. Ahí hay mucho talento. Todo ello rematado por unos secundarios (Javier Lara, Macarena Sanz, Chiqui Fernández) de altura y Lucía Quintana que cambia de registro como de camisa durante la obra y, cada uno de ellos, te parecerá que le viene como anillo al dedo. En este caso, es el monje el que hace el hábito.

La extraña familia tiene la difícil tarea de conquistar el corazón de Maribel.
Conclusión; confiemos más en la bondad y desconfiemos de aquellos que la tildan de locura, pues sin duda por el sendero de la gentileza se llega más lejos que por el de la avaricia, la envidia, la excesiva prudencia y los malos pensamientos. O, dicho de otra forma, abraza el teatro en estado puro y déjate de tantos espectáculos vacíos de todo excepto de renombre.

otiuMMaximus
- El dúo Sonsoles-Hermida.
- Maribel y amigas... la mejor cara de la prostitución.
- Historia de amor al uso y, desgraciadamente, en desuso en las artes escénicas.

otiuMMenester

-¿Dónde? Teatro Infanta Isabel. Calle Barquillo, 24. 28004, Madrid. 91 521 02 12.
-¿Cuándo? X a V a las 20:30. V y S 19 y 22 horas. D a las 19:30.
-¿Cómo? En metro, L2 (Banco de España). En coche, intenta aparcar en la misma calle o colindantes.
-¿Cuánto? Entradas desde 16 euros. El teatro es estupendo así que no te preocupes excesivamente si no quedan localidades cercanas, salvo por perderte las estupendas expresiones faciales.

Jesús Clemente Rubio