lunes, 4 de febrero de 2013

CINEFÓRUM: El drama mete un balazo a la acción en "Jack Reacher"

reseña-jack-reacher-pelicula-cruise-critica

Por 15 euros entre entrada y palomitas (6 en el caso de acogerte a promociones y traerte refresco y comida de casa) uno espera un gran espectáculo. Si añadimos acción, el especialista en misiones imposibles Tom Cruise y un eslogan que alardea de cruzar la delgada línea entre lo legal y lo verdaderamente justo, la expectativa se dispara. La intrahistoria es que el hecho de crearse expectativas suele ser la antesala de la decepción. Quizá por ello la expectativa sea la culpable de que “Jack Reacher” me haya encantado. Suponía una película de acción sin más, con balas, puñetazos, persecuciones y demás parafernalia al estilo Charles Bronson. Me quedé corto.

"¿Realmente llevas la vida que deseas?"

Tom Cruise encarna con una magistral mezcla de seguridad inquebrantable y humanidad con pies de barro a un tipo (el propio Reacher) endurecido por las circunstancias y ablandado por las personas de su vida. Sin embargo, todo esto lo sabremos a lo largo de una película iniciada con una masacre que nos sitúa directa y literalmente en la piel de un francotirador asesino que, tras ser capturado, solicita para su confesión la presencia de Jack Reacher.
Pocas veces conocemos –o creemos conocer- de primeras al asesino y el film se encarga de desgranar poco a poco el papel y la biografía del héroe. Lo hará a  través de su relación con Helen (Rosemund Pike, Ira de titanes) abogada del acusado e hija del fiscal del distrito (eso sí que es un papelón). En este sentido es de aplaudir el guión –y dirección- de Christopher McQuarrie, quien con Josh Olson ha engrandecido cinematográficamente la novela de Lee Child, gracias a la soberbia alternancia de la acción con el suspense (sospecharás de todo y todos) y el drama (imperdible la conversación entre Helen y Reacher sobre la vida nómada de éste).

En otiuMMadrid hablamos de lo que
experimentamos y te contamos todas las
promociones.
Sin olvidar el excelente casting que rescata a Robert Duvall (el eterno abogado de los Corleone en la saga “El padrino”) en un papel que, al igual que el resto del reparto (ojo a Werner Herzog, frase que encierra un chiste que entenderás cuando veas la película), se recrea y hace recrearse a quien observa desde la butaca. ¡Maldito y encantador viejo gruñón!

En definitiva, superar las expectativas es esperar una cosa y que aparezca algo mejor. Esperar acción vacía y recibir de segundo plato suspense y de postre un poco de drama. Esperar que Tom Cruise acuse los años en pantalla con la ausencia de nuevos registros, y sorprenderse por enésima vez –aún estoy boquiabierto por “Rock of Ages”-. Esperar que la película cumpla con sus 90 minutos de metraje para después desear que nunca acabe, ávido de la siguiente escena. Esperar como dice Reacher, una determinada vida, y hallarte en otra.
No esperéis más. Id a ver "Jack Reacher". Si él no os encuentra antes.

otiuMMaximus:

  • Helen y Reacher hablando sobre la cotidianidad humana.
  • Cruise de cordero con piel de lobo.
  • Sospecharás hasta de tu compañero de butaca.

Jesús Clemente Rubio