lunes, 25 de febrero de 2019

Padres y El Pollo Pepe: Teatro para todas las familias

Parejas, matrimonios, con o sin niños, monoparentales... las artes escénicas son tan amplias que pueden abarcar todo tipo de perfiles de espectador. En la última semana nos han llamado la atención dos obras: "Padres", en Teatros Luchana, con una exploración de lo que significa ser y no ser responsables de una criatura -o varias- por el resto de tus días. Y El Pollo Pepe en Teatro Tarambana, que dispara las posibilidades de tan escueto cuento a una dimensión nunca antes vista por niños y adultos y que, por dinamismo y variedad, se gana al público de entre 1 y 5 años, especialmente los más cercanos al máximo recomendado. Si tienes familia de cualquier tipo, tienes teatro.

Seguro que te has hartado a oír a tu amigo y padre primerizo, o amiga y madre primeriza, sobre las virtudes y minúsculos avances de su bebé recién llegado al mundo. En realidad, te relatarán cada tontuna que para ellos es un inmenso logro hasta que tengan, más o menos, los tres años de edad o, en su defecto, hasta que tú tengas otro y entonces decidan abandonar la conversación por no escucharte a ti. O quizá seas más del perfil de mujer que camina hacia los 40 y que parece cargar con una losa por no ser madre aún ante los ignorantes comentarios tan originales de que "se te pasa el arroz" y tonterías diversas, o el hombre calificado de golfo y de que ya va siendo hora de que siente la cabeza. Son muchos los perfiles y tipos de personas analizados al detalle por la sociedad y que, en realidad, no le dejan a uno vivir con cómo es y disfrutarlo pues continuamente está sometido al cómo debería ser y vivir.

Y tú, ¿con qué perfil de padre te identificas?

De eso trata "Padres", no sólo de las responsabilidades que conlleva tener un hijo y del cambio de vida que supone; sino también de todo lo que acarrea el no serlo, o el descartar serlo y encontrárselo por azares del destino y descuidos de las personas o, al revés, de buscarlo desesperadamente y no encontrarlo. Por eso la comicidad y el drama se dan de la mano en una obra muy entretenida y que empatiza hasta la saciedad, seguramente, con todos y cada uno de los perfiles de espectador que asistan a ella. Y nos presenta la paternidad o la ausencia de esta, en su mejor (a través de la comicidad) y su peor versión (con fuerte carga dramática), los efectos y consecuencias en las relaciones de pareja y, en definitiva, lo que significa tamaña etiqueta. Todo ello con un escenario vacío salvo 6 letras y otros tantos actores, que se encargan de llenarlo a base de exquisito talento interpretativo. Muy recomendable.

otiuMMenester

"Padres", en Teatros Luchana. Horarios y tarifas en https://teatrosluchana.es/cartelera/padres/

Lo que el cuento no cuenta
Tarambana Espectáculos registra llenos en muchas de sus obras pero algunas, como El Pollo Pepe, están predestinadas a colgar el cartel de "No Hay Entradas" por la extraordinaria campaña de marketing que tienen detrás. No la obra en sí, sí el cuento en el que se basa. El Pollo Pepe, para los que no seáis padres o los que lo seáis pero viváis en Marte, es el mejor negocio de la historia pues con 6 páginas relatan lo mucho que come un pollo para explicar lo gordo que está y que, al final, no es nada comparado con su madre, más grandota aún. Detrás de este resumen hecho por un adulto sin escrúpulos, hay una hermosa historia que invita al relato hiperbolesco y grandilocuente para captar la atención del niño, a enseñanzas básicas sobre dónde están y qué son patas, pico y barriga y, en menor medida, al vínculo familiar. Pero en Tarambana dan una genial vuelta de tuerca asomándose al cuento que no está en "El Pollo Pepe", esto es, lo que hace Pepe detrás de las páginas. Y la sucesión de historias y momentos, algunos sin Pepe como protagonista y, por ejemplo, con piratas, playas y circos, resultará de lo más divertido e interactivo para los niños. Eso sí, aunque esté recomendada para infantes de 1 a 5 años, los que aún no lleguen a los 2 aguantarán unos 30 minutos. Ya sabes, el tiempo no escrito de captar la atención de un niño por cualquier medio (llámese El Pollo Pepe, Peppa Pig, juguetes varios o comida). Muy, muy divertido y memorable el rostro de los niños en algunos momentos de la obra.

otiuMMenester

"El Pollo Pepe", en Sala Tarambana. Horarios y tarifas en https://www.tarambana.net/espectaculos/el-pollo-pepe/

Jesús Clemente Rubio