lunes, 3 de diciembre de 2018

J14 Real Madrid 2 - Valencia 0: Jóvenes y sobradamente preparados

Importante victoria del Real Madrid porque se consiguió sumar mucho más que tres puntos. Hasta seis españoles en el once inicial, la mayoría procedentes de la cantera y con la juventud como denominador común, se impusieron a un Valencia que fue de menos a más. El Madrid ya es quinto, recorta dos puntos al Atlético, Sevilla y Alavés.


Fue la primera parte un perfecto ejemplo de la peor (Valencia) y mejor versión (Relación Madrid, con mucho los mejores minutos de la temporada liguera) que puede tener la élite del fútbol. El poco atrevimiento del Valencia era premiado con ningún peligro, mientras el Madrid trenzaba aprovechando la velocidad de Lucas Vázquez, la profundidad de Modric y la estabilidad de Ceballos y Llorente (partidazo haciendo las veces de Casemiro... y mucho más). Se gustaba, se convencía a si mismo y a la grada de las posibilidades de los nombres que no venden pero vencen, y una tras otra llegaron los balones al área rival. Fue sin embargo un gol en propia meta de Wass el que abriría el marcador. Solo le faltó una cosa al Madrid y a un Benzema que no paró de intentarlo: el gol.

Así las cosas, el Valencia recibió seguramente charla de Marcelino y empezó a jugar al fútbol en la segunda mitad. Si jugasen siempre así serían primeros, vino a decir el técnico che en la rueda de prensa posterior. Como puñales y gacelas llegaban al área y, con o sin fuera de juego, dichas incursiones sirvieron para mostrar al mejor Courtois que todos esperamos y recordamos. Memorables mano a mano se marcó el guardameta belga.

Pero la inercia blanca era ya imparable y destello tras destello se podía adivinar más la llegada del segundo que el empate. Lucas estaba desatado y tras desaprovechar un pase de Benzemá tras excelente jugada de todo el equipo llegó otra acción colectiva esta vez culminada por el propio Lucas. Se lo merecía el chico, se lo merecían los chavales. Buen o mal gestor o entrenador el tiempo dirá, pero lo que está aclaro es que la apuesta de Solari por lo español y canterano es un árbol bien plantado que comienza a dar sus frutos.

Jesús Clemente Rubio