jueves, 8 de noviembre de 2018

G7 ThinQ: La bestia de LG se mira a sí misma (actualizado)

Es tope de gama, el buque insignia de su marca, con una cámara casi sobresaliente y un procesador y funcionamiento impecables. Los de mente más cuadriculada pensarán en Galaxy o Iphone, los que realmente saben de móviles, habrán abierto y abrazado mentalmente la posibilidad de que se trate de otra marca con visos de ir a más hasta igualar a las dos primeras. No diremos que las supera pero sí que te hará olvidarlas y para nada echarlas de menos. Hablamos del LG G7 Thinq que se niega a compararse para reafirmarse partiendo y terminando en sí mismo. Marcar el camino que los demás siguen en lugar de ser un seguidor más. El pensamiento de los grandes.

El LG G7Thinq es uno de los topes de gama más elegantes del mercado.
Vamos a empezar de una manera tan práctica como original. https://www.lg.com/es/descubre-G7 Si quieres datos ultradetallados de la resolución de la pantalla, de las medidas y peso del terminal, conexiones y un eterno etcétera, ésa es tu página. Para todo lo demás aquí nos tienes. Para saber la experiencia con el terminal tras varios días de prueba, de exprimir al máximo sus posibilidades y de comprobar qué puede esperar la mayor parte de los usuarios de móviles del Lg G7 Thinq. La respuesta es mucho, nada si la pregunta fuese "cuánto" ha de esperar. 

La IA siempre detecta acertadamente el objeto o sujeto de la foto,
fallando en los ajustes. Véase el tratamiento de los colores.
Porque la velocidad de su procesador Qualcomm® Snapdragon 845 es brutal y el rendimiento más que óptimo en un multitarea digno de hacer echar humo. Abrimos una aplicación para leer cómics de gran tamaño, ejecutando en segundo plano una app de música y una película, con otras tantas aplicaciones como Facebook o Twitter a pleno trabajo... y el G7 no se tomó un segundo para pensárselo. 

Tienes tres opciones de desenfoque: cercano,
lejano (como en la fotografía) y estándar, captándolo todo.
Y así día tras día, aplicación tras aplicación, sin error alguno en ejecución ni eternos tiempos de espera. Nos quitamos rápido esto pero queremos ser muy claros al respecto; será por la RAM, será por una gestión sobresaliente del sistema Android o por el citado procesador, no lo sabemos. El caso es que la conjunción de estos tres astros deriva en un funcionamiento soberbio.

El gran angular incorporado permite realizar impresionantes
fotografías panorámicas incluso en condiciones nocturnas.
Sobre los dos puntos fuertes que exhibe LG en toda publicidad sobre el terminal, hay peros que no matizan calidad ni afectan a la recomendación de compra, pero sí conviene reseñar para que el consumidor no se encuentre con sorpresas. En la pantalla, nada que objetar; su HDR10 tanto en reproducción como grabación y los 1000 nits se conjugan para premiar con unas imágenes y vídeos en su mejor versión con permiso de ciertas zonas extremadamente oscuras o claras difíciles de tratar, pero que sí arregla de la manera más veraz posible. Culpa de ello tiene también el panel IPS LCD QHD que monta su pantalla de poco más de 6 pulgadas, con un diseño por cierto que es de lo más elegante, coqueto y "ejecutivo" que puedes encontrar en el mercado. Si James Bond tiene móvil, es un Q7. El pequeño y hasta absurdo "pero" llega en la tan aclamada segunda pantalla a la que la vemos más un chascarrillo comercial que una auténtica utilidad pero oye, ahí está para que presumas ante tus colegas de Galaxy y Iphone.
Editando sólo la luz de la fotografía, la cámara de 16 MP del G7 Thinq permite tomar instantáneas repletas
de detalles como la de este brownie.

Respecto de la cámara, en multitud de artículos pasados y futuros encontraréis referencia a qué fotografías han sido tomadas con el Q7 para que valoréis hasta qué punto su calidad es mayor que la que estamos a punto de expresar. Retratos y enfoques selectivos, panorámicas, vídeos, audio de los mismos, paisajes, tratamiento de color y luz, edición "in-site" de las fotografías... todo es más que destacable y roza el sobresaliente pero, claro, nos reservamos nuestro matiz para la oscuridad. 
Incluso si no activas la opción retrato y juegas con el enfoque
manual (pulsando en la pantalla sobre el objeto en el que quieras
centrar el objetivo) obtendrás instantáneas de mucha calidad.

No caigáis en la absoluta afirmación de la compañía de que las fotografías nocturnas son de matrícula pues hay condiciones luminosas, como es lógico, que dificultan mucho a las potentes cámaras de 16 y 8 MP el rescatar una instantánea para enmarcar. Pero lo cierto es que su gran angular incorporado, sus citados retratos y muchas, muchísimas situaciones con poca luz terminan recibiendo nuestros sobresaliente, más aún cuando comprobamos los resultados en un monitor de gran calidad y pulgada en la oficina. Eso sí, el modo IA es una extraordinaria idea con amplia tecnología detrás que sienta las bases de lo que algún día podrá llegar a ser pero que, hoy por hoy, falla más que atina. No tanto en el reconocimiento de la escena como en los ajustes para la misma.
Confía en los modos automático y predefinidos del G7. Serán suficientes para que tus fotografías, en condiciones
normales de luz, tengan una calidad más que notable.

Pero si escapáis de la pereza máxima y prescindís de la IA como el 99 por ciento del planeta, comprobaréis que tenéis entre manos de las mejores cámaras y móviles del mercado. Con y sin permiso de la competencia. La próxima vez que busques un móvil de alta gama, no lo pienses sólo dos veces. Hazlo siete."Thinq" it seven times. ACTUALIZACIÓN 11/2018: Y ahora ¡por menos de 500 euros!

Jesús Clemente Rubio