martes, 20 de febrero de 2018

J16 (Aplazado) Leganés 1 - Real Madrid 3: El espacio entre A y B

lucas-vazquez-leganés-real-madrid

Para muchos pepineros, era un verdadero placer reencontrarse con quien fue sonada víctima en la Copa del Rey, el hermano mayor de la región, el Real Madrid. Satisfechos con aquella épica, querían más sin embargo porque Zidane parecía volverles a subestimar sentando a Bale, apartando a Cristiano y optando, en definitiva, por miembros de la mal llamada Unidad "B". Mal porque cuando dicha unidad cuenta con nombres como Lucas y apellidos como Asensio, resolvemos el clásico problema de física del espacio a cubrir entre A y B. Ese espacio fue el que, con permiso del capitán Ramos, dio la victoria al Madrid y la amarga vendetta contra un valiente verdugo copero.


Tan valiente que arrancó con ritmo endiablado y dispuesto a convertirse en la bestia negra del Madrid esta temporada. A los 5 minutos, con los de Zidane aún desperezándose y estirándose, Bustinza aprovechó un despiste defensivo tras saque de esquina para, otrora, dar la campanada, pero este año convertir en habitual que los blancos sufran. Como también va siendo habitual que Lucas Vázquez aproveche cada minuto y que rescate al equipo; aquí, tras jugada de barro, engancha un potente disparo que igualó el partido. El gallego participó también en el segundo gol, tras pasar el balón por Asensio y Benzemá hasta que retornó a un Casemiro que culminaba la remontada en apenas treinta minutos.

Pero llegó el descanso, y verdaderamente este Madrid tiene un problema con las fases de relajación. A la vuelta, los fantasmas sobrevolaron Butarque cuando los visitantes perdieron el balón; este Real sufre MUCHÍSIMO sin balón. Garitano lo sabe. El Leganés también. E hicieron perfectamente los deberes pero esta vez no obtuvieron premio. Y eso que Zizou a veces prolonga innecesariamente el drama dejando calentar a los jugadores veinte minutos antes de sacarlos. Fue entrar Bale y el Madrid se reactivó y recuperó un dinámico ritmo que derivó en el penalti -claro- sobre Kovacic. Sergio Ramos, ante el ausente Cristiano, transformó y sentenció confirmando la tendencia al alza del Madrid, que encadena su cuarta victoria consecutiva y se coloca tercero. El líder, sin embargo, sigue a un mundo. El mismo que el Madrid, si se lo plantea y cubre el espacio entre "A" y "B", puede comerse.

José M. Serrano
Jesús Clemente Rubio