lunes, 5 de febrero de 2018

Dragon Ball FighterZ: O cómo ver y jugar al anime en el mejor título de la franquicia

dragon-ball-fighterz-oferta-opinionesHablemos de videojuegos. Hablemos de anime. En realidad, de la mejor combinación vista hasta la fecha en lo que al universo de Dragon Ball se refiere. DB: Fighter Z ha vendido más de dos millones de copias en su primera semana, y eso justo antes de aterrizar en el mercado japonés. El tirón del manga siempre influye en la "caja" que hace la franquicia de Toriyama, pero es limitado; sólo se perpetúa y consigue semejantes cifras si el título, en conjunto, es bueno. Éste, para muchos, el mejor. Y os contamos por qué.

Para 'dramatic scene', ésta del pobre Yamcha. ¡Cuánto dolor!
En primer lugar, seguro que a estas alturas ya has oído hablar de las "dramatic scenes": recreaciones de sucesos del manga y el anime recreados a la perfección y casi te diríamos mejorando la serie original en lo que a vistosidad se refiere -circulan multitud de vídeos por Youtube, no dudes en echar un vistazo por si no nos crees-. 

Otro de los grandes sufridores de la franquicia.
Así que en la lista de tareas, la recreación y fidelización quedan aseguradas para garantizar que los acérrimos de la serie comprarán el título. Para el resto, una historia de curioso comienzo pero excelente desarrollo nos plantea el modo homónimo de juego, en el que poco a poco irás desbloqueando otros héroes que unirán fuerzas con Goku para resolver el misterio en el que el jugador -sí, el jugador- se ve inmerso desde el minuto uno. ¡Genial!

Claro que todo ello, si carece de una jugabilidad acorde, serviría de poco. Botones para diferentes patadas y puñetazos, combinaciones más bien sencillas pero muy vistosas y exquisita recreación de escenarios, movimientos y ataques de cada personaje derivan en un grado de fidelización sólo superado por combates en 2D dinámicos y espectaculares. 
¡Y por equipos! 

El desarrollo de los combates combina sencillez en el manejo
y asombro en la puesta en escena.
Respecto del desarrollo, la barra KI será la que mande y dictamine qué movimientos podemos realizar y cuáles (como el destello final de Vegeta) necesitarán de las tres barras llenas y tres, por cierto, será también el número máximo de luchadores por equipo. Como ocurre en los Marvel vs. Capcom, podrás intercambiarlos en cualquier momento o bien "echar mano" de uno en lances puntuales para ayudas o ataques concretos. 

Junto a ello, cabe destacar las colaboraciones asociadas sólo a un personaje, como Androide 18 llamando a Androide 17, por ejemplo. Para redondear la frenética acción -dominarla te llevará tiempo pero es sencillo gracias a un abanico de movimientos apto para ello- si logras encadenar decenas de combos aparecerán las bolas de dragón e invocarás a Shenron. Sublime.

En 'Bola de Dragón' no podía faltar, precisamente, el dragón. Encadena una buena ristra de combos
y aparecerá para otorgarte ventajas para el combate. 
Más de una veintena de personajes disponibles (ver lista adjunta*) o desbloqueables DLC mediante -hasta ocho- y que servirán para el otro punto fuerte del título: el multijugador con una sala donde encontraros todos y charlar y saludaros antes de empezar a repartiros leña. Por supuesto, igual que existe el partido rápido en FIFA, también el jugador ocasional que desee desconectar sus 20 minutillos tiene en este Dragon Ball FighterZ un modo arcade ideal para sortear esos tiempos muertos.
IMPOSIBLE no enamorarse de escenas y combates así.

Sin olvidar las modalidades de Torneos, lo más divertido del online, el ganar experiencia y tener posibilidad de adquirir artículos en tienda (puedes equiparte con hasta 3 objetos para el combate) multiplica las posibilidad de un título que, aunque quizá podría haber ampliado algo el elenco de luchadores, en modalidades de juego es tremendamente generoso.

Prepárate para un arco argumental inédito. Y con Goku, perdón,
CONTIGO, como protagonista.
En definitiva, y muy influenciados -lo reconocemos- por el acabado visual y el desarrollo gráfico de los combates (de verdad, es imposible no entregarse a la causa y alucinar cuando lanzamos según qué ataques), Dragon Ball FighterZ supera con creces a los Xenoverse y otras entregas y se postula como el punto de partida para una nueva generación y forma de hacer videojuegos de lucha versus, al menos en lo que respecta a esta franquicia. ESPECTACULAR.

Jesús Clemente rubio