martes, 5 de diciembre de 2017

The Toast Cafe: Todos los días son Brunch


brunch-madrid-topCurioso local el de The Toast Café que adelanta en su disposición lo que depara su carta: un sinfín de recovecos a los que, al asomarte, la sorpresa siempre es agradable. Probamos otro de los Brunch de menú económico en la capital (15,90E) y topamos con que uno bien puede resultar satisfecho -que no saciado, pues siempre se quiere más a esas horas-  sin esperar al domingo para este plan anglosajón, salvo si optas por los benedictinos. Nosotros no lo hicimos para demostrar, como hace su oferta culinaria, que no sólo de huevos vive una buena mezcla de desayuno y almuerzo.

La atmósfera es perfecta para tu Brunch dominical... o entre semana.
Ya sentados en una de las mejores mesas del local, porque lo decimos nosotros y porque nos da la razón la cantidad de luz que atraviesa el ventanal frente al que nos pusieron, arrancamos con un Smoothie. Primer punto a favor: pueden ser con base de leche... o no. The Toast Café no olvida que este manjar líquido tiene vistas de bebida saludable y si le añades demasiado azúcar, más leche y un largo etcétera al final tienes una suerte de refresco hecha batido. El nuestro fue de zumo natural, plátano y fresa, y fue despachado en cuestión de minutos por la camarera y por nuestro estómago.


Ya sean con el sirope de la casa o los clásicos -en la foto, chocolate y arce-
las tortitas son menester en tu pedido. También el cruasán del fondo.
Para acompañar al mismo, invertimos el orden de los platos que propone el menú: sabéis que siempre nos gusta dejar el café y bollo para el segundo y comenzar con los salados. Optamos por un americano con uno de los mejores beicon de la capital, contundentes salchichas, huevos revueltos y patatas. La estrella en el plato es la generosa tortita, esponjosa y gruesa, con un sirope de la casa que te hará olvidar los clásicos. Por si acaso, uno de los segundos fue también la tortita y confirmamos que dos no salen igual de geniales si todas lo son. Menester perdirlas ya sea en el plato salado o como opción dulce.

El baguel de salmón es otro de esos recovecos de la carta imperdibles.
Por otra parte, sacrificando los benedictinos, nos atrevimos con el bagel de salmón con tomate, cebolla y queso Filadelfia, que rápidamente nos hizo olvidar aquéllos. El dulce lo puso un tierno croissant ya untado con mantequilla y tan delicioso que apenas le hace falta otra capa de ésta o incluso mermelada. Cómelo tal cual y lo comprobarás. 
Repetimos la foto de portada en tamaño gigante para que aprecies las dimensiones de los platos así como de los
Smoothies y cafés y cacaos.

Por supuesto que el resto de la carta también es elegible para configurar tu menú, desde las clásicas tostadas de tomate o mantequilla y mermelada hasta yogur de muesli e incluso burritos. Puedes encontrar todas las opciones en el enlace del final del artículo. Nosotros volvemos al principio: ambiente agradable, servicio MUY rápido, carta en la que, en principio, TODO es recomendable y menú que sacia tus ganas y gusanillo de Brunch. Y sí, todos los días de 9 a 13 horas y los fines de semana de 11 a 17.


* Menú por 15,90 euros que incluye café, zumo, 1 primero y 1 segundo. Más información en http://www.thetoastcafe.es/

Jesús Clemente Rubio