miércoles, 6 de diciembre de 2017

(Champions, Grupos) Real Madrid 3 - Borussia Dortmund 2: Justo Segundo

borussia-2-cristiano-ronaldo

El Real Madrid no mereció más. Ni en el partido ni en la Fase de Grupos de Champions. Es el justo Segundo tras otra ajustada victoria de la que uno sigue sin explicarse el resultado. Un partido a priori controlado y con 2-0 arriba que empató el Borussia y a punto estuvo de poner el 3-3 al filo del final del encuentro. Ya no es sólo cuestión de la portería; en el Real Madrid falta concentración y bloque. Toca buscar la redención en Liga para despejar dudas y fantasmas de cara al Mundialito de Clubes.

El récord de Cristiano tras anotar su gol y segundo del Real Madrid (el único jugador en marcar en todos los partidos de la Fase de Grupos de Champions), la hermosa factura del tanto y el eterno empuje del crack portugués no lograron tapar las carencias de un conjunto blanco que sufre demasiado. No se explica que venciendo desde el minuto 8 tras gol de Borja Mayoral a pase de Isco y certificando después el dominio con el citado tanto de CR7 el Real Madrid dejase, al filo del descanso y recién arrancado el segundo tiempo, que un Borussia que también juega pero que tampoco completó su mejor encuentro le empatase.


De hecho, si bien la primera parte hubo margen para la esperanza, en la segunda reapareció la versión más tibia del conjunto merengue, que no lograba refrendar su capacidad ofensiva y lo pasaba realmente mal cuando el Borussia recuperaba el balón en el centro del campo y a pie cambiado del ataque local. Al final, Lucas Vázquez puso el maquillaje de la victoria que de nada servía salvo de la honra y los ingresos económicos por punto europeo. Una segunda plaza que podría obligar al Real Madrid a medirse en final anticipada a grandes de Europa y a uno de los favoritos: el PSG de Neymar, Cavani, Mbappé y compañía... que si seguimos no terminamos. El bombo decidirá. 

Jesús Clemente Rubio