jueves, 26 de octubre de 2017

Mago Pop, Nada es Imposible: De ilusiones se vive... mejor

mago-pop-nada-es-imposible-madrid-top-magiaLa lucha contra el paso del tiempo. La persecución de los sueños. No rendirse y aprender de las caídas. Y conceptos tan bonitos como el efecto pigmalión o la inteligencia colectiva. Podríamos estar hablando de un libro de motivación superventas, o mensajes de películas alentadoras como Forrest Gump o Rocky, pero éstos y otros valores sustentan el espectáculo "Nada es imposible" de Antonio Díaz, el Mago Pop. Con semejante parafernalia argumental el artista dibuja un espectáculo mayúsculo en el que la magia es lo de menos, aunque también es lo más, en favor de puestas en escena rompedoras, trabajadas ilusiones a la vanguardia tecnológica y valores, muchos valores. Y sí, tranquilo que también hay magia y de la MUY buena, pero eso lo obviamos porque Antonio va sobrado ;). 

Arranca el espectáculo con uno preguntándose para qué será la pulsera que le han atado a la muñeca. Como los buenos magos, nada desvelaremos pero será sólo una de las múltiples veces que te quedes boquiabierto. Porque insistimos, "Nada es imposible" no es una sucesión de números de magia e ilusionismo al uso, sino un sinfín de propuestas de entretenimiento y sorpresas comprimidas en un espectáculo dirigido e ideado por el Mago Pop. Antes de que nos preguntéis por nuestro favorito, por cierto, difícil escoger, pero el rebobinado es bestial.

Habrá uso de las nuevas tecnologías, magia de cerca, habilidad, rascada de ojos y pellizcos para intentar espabilar a tu cerebro y que te chive cómo demonios es posible lo que está sucediendo... y, claro, humor. Qué sería de un buen mago sin él. Un par de palabras como transición para ejecutar la ilusión o bien prepararla y mantienes al público enganchado. Si ello lo aderezas con vídeos que explican el valor de perseguir los sueños y justifican la siguiente ilusión, topamos con un ESPECTÁCULO que traspasa todo concepto y barrera que puedan poner género (magia) y contexto (teatro).

Por eso y porque no gustamos de perfiles destripadores que chafen la fiesta, poco desgranaremos del espectáculo pero sí de las sensaciones. Y todas son buenas. Inspiración, nostalgia, emoción, ilusión, motivación... todas se dan cita no en lo que cuenta el Mago Pop, que también, sino en lo que transmite a través de múltiples recursos y números. Por eso cuando nos pregunten por magia, recomendaremos multitud de propuestas -todas buenas- en la capital, pero si lo que nos pedís es un espectáculo mayúsculo, una cita imperdible, uno de esos momentos que se te quedan grabados y que, como bien dice el espectáculo, son únicos en la vida porque jamás se volverán a repetir en idénticas circunstancias, entonces acudid a El Mago Pop. Porque hay quien vive de ilusiones y, seguro, vive mejor.

Jesús Clemente Rubio