sábado, 29 de abril de 2017

Real Madrid 2 - Valencia 1: Los mejores laterales del mundo

Otra vez sufrió el Madrid y nuevamente a manos de un Valencia empeñado en amargarle las Ligas. Esta vez la sangre no llegó al río gracias a Ronaldo -que marcó pero falló un penalti- y un Marcelo desatado que sentenció a cuatro minutos del final. Benzemá sigue en sequía y Parejo, en cambio, enmudeció al Bernabéu con un soberbio golazo.

Sabe el Real Madrid que puede permitirse un semipinchazo pero también que el Barcelona aprieta fuerte y lo hará hasta final de temporada, así que cuenta las jornadas como finales y quiere hacerlo también por victorias. Con todo, fue el Valencia el que salió mordiendo con la primera ocasión a pocos minutos que denotaba a un Keylor algo despistado, una zaga perezosa y un conjunto che con ganas de puntuar en Madrid. Entonces apareció el de siempre, Ronaldo erigiéndose por encima del resto y, testarazo mediante, adelantando al Real Madrid que no tranquilizando a la grada, nerviosa porque quería cerrar el partido. 

Mientras, Modric de nuevo volviendo por sus fueros y Carvajal y Marcelo siempre inconmensurables soportaban las intentonas valencianas. Hasta que llegó el penalti al croata y el fallo de Cristiano, sucedido por el golazo de falta de Parejo. Diez minutos para el final y el Madrid asediaba el área rival, siempre tirando de épica, en la eterna búsqueda de finiquitar un partido a tiempo y no mirando el reloj entre uñas roídas y tics en la pierna. 

Y entre todos afloró una característica mata de pelo que tan pronto sube el balón como lo recupera, centra o dispara y, en esta ocasión, Marcelo recortó, se adecuó el disparo a la pierna derecha -que más da, sabe hacerlo todo- y fusiló para dejar los tres puntos en el templo. No discutiremos si Ronaldo es o no es el mejor jugador del mundo ni tampoco si el Madrid el equipo, pero sí afirmaremos un día más que este Madrid es lo que es hoy gracias a que posee los laterales más brillantes del planeta.

Jesús Clemente Rubio