lunes, 23 de enero de 2017

Talasoterapia y SPA en Lanzarote: La mar de relajados

Quizá no abunden los centros de talasoterapia como en Gran Canaria, pero la belleza de Lanzarote, el detalle de los SPA y "Talasos" que visitamos y, en algunos casos, la impresionante atención al consumidor nos han empujado a elaborar un añadido exclusivo centrado en la hidrorrelajación en tan hermosa isla. Disfrutad de la obra de César Manrique, de las playas y de sus gentes... pero no os olvidéis de pasaros por uno de estos tres centros en Lanzarote.


Y de paso, refúgiate

La zona exterior es la culminación
perfecta al circuito de talasoterapia.
El Hotel Costa Calero es más que un hotel, un centro de talasoterapia. Ya sabéis, un SPA con agua de mar (hay otras muchas diferencias, pero la principal es ésta). Pero por encima de un hotel y un talaso, es un refugio contra una característica inequívoca de Lanzarote; el viento. Rodeado de piedra y mitad al aire libre mitad techado, este centro de talasoterapia es quizá el más completo con estaciones de coloterapia, sauna, baño turco, musicoterapia y demás al margen del recinto puramente acuático. 
Dentro también habrá espacio literal y metafórico para la relajación.
De esta manera y con un itinerario recomendado que ciertamente atina en cada una de las paradas, arrancaremos en una enorme piscina con cuellos de cisne, "setas" con suaves cataratas, hamacas frente a un amplio ventanal... todo eso cubierto. Pero sin salir de la piscina y a través de una pequeña puerta puedes pasar a la zona exterior donde varios jets de diversa intensidad y más clásicos de los SPA, junto a un segmento contracorriente, nos acompañarán al final del circuito culminando en un placentero jardín donde tomar el sol sin viento. Mar, relajación y sol sin moverte del hotel. Así se las gasta el Costa Calero.

otiuMMenester
- Desde 20 euros, de 4 a 14 años. L a V de 13 a 16 y S y D de 9 a 12.

Como una princesa
El hotel Princesa Yaiza es uno de esos recintos inolvidables, que en cada esquina sorprende, que en su vasto recinto ofrece más que un alojamiento, una ciudad. No obstante, la coletilla de Gran Lujo está justificada por comodidades, servicios y oferta gastronómica e incluso cultural (aún recordamos la música del saxo despidiéndonos tras nuestra sesión de SPA). En definitiva, un hotel que ojalá un día podamos reseñar porque es espectacular. Pues bien, imaginad un SPA a la altura de lo comentado, con varios pasillos que albergan numerosas salas para todo tipo de tratamientos y masajes. Si optas por el circuito básico, el de las 1000 y una noches, te toparás con la, sin embargo, estancia más pequeña de las tres que reseñaremos hoy. 

No olvidéis que, aunque discreto, el circuito de Princesa Yaiza
también está bañado por agua de mar.
El Princesa Yaiza opta por comprimir en una sola piscina los clásicos tratamientos y, si bien es muy completa, se echa de menos un añadido como el de Hotel Costa Calero o algo de "variedad espacial". Pero su simetría, que permite que tu pareja y tú disfrutéis al mismo tiempo -con permiso del resto de personas que haya, aunque suelen repartir los turnos para garantizar escasa compañía- de las diferentes paradas del circuito. ¿Cómo compensar la cuestión del tamaño? Haciendo honor a su nombre, con un ficticio cielo nocturno y estrellado que se ha ganado la portada de nuestro reportaje. Encuentra ahí la instantánea de tu circuito de talasoterapia.

El más completo
Pegado a la recepción está el gimnasio y, más allá, la isla y el Atlántico.
Una auténtica pasada.
No es talaso y, sin embargo, el SPA del Arrecife Gran Hotel & SPA***** copa nuestra lista de favoritos. Dejamos para el último no sabemos si el mejor recinto, pero sí el que sabe renovarse en lugar de morir, el que constantemente elabora ofertas y atractivos para, de paso, conocer "la torre de la isla" que es este hotel. La responsable del centro SPA, Carolina Estévez, se preocupa tanto por el gusto del cliente como del contexto en el que se mueve que sabe actualizar y "casar" su oferta con los ritmos de la isla, las estaciones y los gustos de moda. 

La bienvenida ya es de bandera; cesta con todo lo necesario para
disfrutar de tu circuito. La atención, soberbia.
Por eso el "Volcanic Tour" no sólo da acceso a la sauna, el baño turco, la zona templada, las multiduchas, el camino de cantos rodados, el jacuzzi o la piscina con cuellos de cisne y cataratata es sólo el principio. Tras disfrutar de tu merecida infusión en la última sala, la que se presta a la siesta o al repaso de cuanto tu cuerpo ha experimentado, subirás al café Star City Coffee & Gastro Bar para disfrutar de una de las mejores vistas de Lanzarote y, por cuenta de tu pack, de queso y copa de vino. 
La parada principal es la parada con cuellos de cisne y catarata. Temperatura y entorno muy agradables.

SPA, queso, vino y vistas. ¿Qué más se puede pedir?
Dudamos de que seas capaz de quedarte ahí y no explorar más la carta de tan elegante y bien ubicado restaurante pero, incluso si te quedas en el excelente queso canario, pondrás un remate de lujo a tu tarde de relax. Nutrido SPA con las estaciones justas, queso y vino de altura y ambiente accesible y, a la vez, exclusivo. Imperdible. Y como extra, asómate al gimnasio y a la terraza. De lo mejor que hemos visto... ¡y preparan renovación! Así da gusto.


Así son las vistas desde el restaurante 'Star City Coffee & Gastro Bar'. ¿Entiendes por qué es nuestro favorito?
otiuMMenester
- El "Volcanic Tour" cuesta 39 euros. Si cuando viajes a Lanzarote ya ha pasado esta promoción descuida; tendrán otra.

Jesús Clemente Rubio