miércoles, 28 de diciembre de 2016

Gloria Ízaro Club en Lanzarote: Cómo tener un idilio con tu hotel

Recién terminada nuestra estancia en Gloria Ízaro, volvemos con la sonrisa puesta, plagados de nostalgia prematura pues hace escasos minutos hemos dicho el último adiós y pensando en que estos días no hayan sido “un amor de verano”. Tenemos, pues, el síndrome del adolescente que regresaba del fin de curso repleto de anécdotas y cosas por contar, deseoso de compartir qué vio y a quién conoció, exultante y feliz por haber tenido un “verano” –eterna estación en las Canarias- inolvidable. A continuación relatamos por qué el Gloria Ízaro Club Hotel, como la buena música, se ha incrustado en nuestra memoria para jamás abandonarnos aunque os lo adelantamos en un titular: más que instalaciones, servicios y prestaciones, los culpables tienen ojos, boca y derrochan simpatía; el valor añadido del Ízaro son las personas.

Bar nocturno y Chill Out: La sonrisa detrás de la barra

'Viaja' a La Habana con los mojitos de Pedro.

Unos veinte minutos después de aterrizar y montar en la línea 161 llegarás a la parada más próxima al hotel Gloria Ízaro Club, menos tiempo aún en el caso de que te hayas decantado por el alquiler del vehículo. Una vez llegas a la fachada y se abre ante ti el pequeño “pueblo” blanco tan querido por César Manrique, ya percibes el primer rasgo diferenciador; La Solera Chill Out. 

La oferta de cócteles y combinado es tan variada como ajustada en precio.

Un par de sillones en una amplia explanada seguidos de otros tantos en los que relajarte día y noche a golpe de cóctel servido en el Salon Music Bar, donde un par de noches nos dejaron momentazos adivinando canciones y películas o incluso cantando sobre las bases pinchadas por el DJ. Allí, tras la barra, conocerás al primero de los múltiples tesoros humanos que posee el hotel: Pedro, barman de donde crece la Palma y cuyos músculos faciales imaginamos desgastados de tanto sonreír. De sus manos no saldrán cócteles, sino obras de arte y por si aún no te has decidido has de saber que el combinado más caro cuesta 7 euros… siendo el precio medio 5. Te decidas o no por visitar la barra en busca de tu bebida favorita (¡no dejes de probar el mojito de fresa!), pásate por allí aunque sólo sea para conocerle; tu noche ganará enteros.

Relájate y tómate tu tiempo en 'La Solera Chill Out'. Tu cuerpo lo merece.

Gastronomía: … Y se equivocó la abuela*
Dice mi abuela –qué sabios son nuestros mayores- que es imposible cocinar para cien igual que para cuatro, supongo que el amor a repartir es el mismo y claro, cuantos más, a menos se toca. Un hotel ha de ir a marchas forzadas para abastecer la enorme demanda y, por tanto, el Jefe de Cocina no puede detenerse a esmerarse en el sabor y la calidad. 

De esta guisa y con increíble cena mediante de más de 80 platos celebramos la Navidad. ¿Qué tendrán preparado
para Año Nuevo?
Gloria Ízaro deja patente que no sólo sí se puede, sino que se debe. Que nunca hay que escatimar en la materia prima y que la calidad e intensidad de los sabores ha de ser, como mínimo, igual que la cantidad. Ha tenido que ser un Chef que no alcanza la treintena, Jimmy, quien una en santo matrimonio calidad y cantidad para satisfacer al cliente. Y el resultado son espectaculares cenas de medio centenar de platos entre las ofertas frías –estación de ensaladas al gusto, canapés, etcétera-, calientes –sopa del día, variedad de carnes, pescados, pizzas y patatas- y “a la carta” –productos a la plancha y de primerísima calidad, la carne del día…-.

Date un capricho... o todos. Arriba a la derecha no se ven, pero
están unos donuts que si pasas por el grill... bfff.
Citaremos por ejemplo las papas arrugadas, producto canario donde los haya y que a lo largo y ancho de Lanzarote te será ofertado con menor o mayor calidad. Todo un reto y afirmamos con absoluta rotundidad y convicción que las del Ízaro son las mejores que hemos probado de cuantas catamos en Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura y la propia Lanzarote. En su delicioso punto de sal y cocción y acompañada de mojos verde y rojo dignos de rebañar con pan y miga. O las salsas, caseras y hechas en el día, cada noche irán variando de cuatro en cuatro y un servidor y obseso salsero disfrutó de la salsa boloñesa como si fuera su primera vez. 
Las pastas frescas del día son la réplica perfecta a las salsas caseras. ¡Pruébalas todas!

El detalle en la presentación y variedad de los platos, fríos o calientes,
es digno de aplauso.
Claro que a ello contribuyó una de las dos pastas frescas que también van rotando y que te recuecen en el momento. A la plancha, inolvidables secreto ibérico, entrecot uruguayo o chuletas de cordero. En serio, ¿alguna vez habéis visto semejante plantel en un hotel? A estas alturas y si nos haces caso y optas por Gloria Ízaro, te será difícil frenar tu ansia y gula. Pero tómate un segundo y levanta la vista del plato.
La foto panorámica apenas capta un tercio de la propuesta completa en cada cena. Ésta, eso sí, fue la de gala navideña.
Encontrarás un comedor de impecable presentación, con todas las mesas preparadas y listas para recibir a más comensales sin haberte percatado de cuándo se levantaron los últimos o cómo dejaron los cubremanteles o los platos. Atentos y organizados pero sin prisas ni excesiva vigilancia, Stefanie, Nicole, Minola, Lorena y el resto del equipo del salón se preocuparán de que nada falte en tu mesa y llegues a la hora que llegues, te parecerá que tú estás inaugurando la hora del desayuno o la cena, algo que RARA VEZ hemos encontrado en ningún otro hotel. 

Fruta cortada, huevos al momento, tomate picadito, tostadas...
Ya que sale a colación, lo del desayuno es también algo inédito: zumos (cuatro sabores, no naturales pero sí ricos), bollería (las napolitanas de chocolate con golpe de calor o los donuts normales untados de Nocilla –sí sí, tienes pequeños recipientes individuales de Nocilla- satisfacen al más exigente) o la oferta de panes (nosotros hacíamos tostadas y también pan con el tomate triturado también disponible y por encima un par de lonchas de jamón serrano) son sólo algunas de las decenas de propuestas para comenzar la mañana. La estación salada, con diversos tipos de salchichas y huevos revueltos o fritos y la dulce, con tortitas y gofres recién hechos, obtenían la réplica menos golosa con fruta fresca y cortada.

Pues sí que fueron unas Felices Fiestas sí... ¡aún estás a tiempo!
En definitiva, un sinfín de manjares en desayunos y cenas capaces de igualar e incluso superar a los macrohoteles por intensidad en los sabores, mimo de los detalles, organización, variedad y presentación de la oferta gastronómica y algo que aquéllos jamás igualarán: las sonrisas y atención casi personalizada en cada rincón del comedor. Por una vez mi abuela se equivocó, y sí es posible cocinar y atender a más de 100 personas con cariño y buen paladar. Por si te lo preguntas sí, sólo hay media pensión (desayuno y cena) pero ello no quita para que te pases por el bar de la piscina y degustes su carta recién renovada y llena de clásicos: patatas con bacon y queso fundido, hamburguesa –riquísima-, smoothies –muy muy refrescantes y saludables-, perritos calientes –enormes-, etcétera.
Desde el bar de la piscina tienes vistas a un pedacito de la isla en la que te encuentras. La hamburguesa, por cierto,
genial.

*No te pierdas nuestro vídeo sobre la cena especial de Navidad: 80 platos enumerados por el Jefe de Cocina en menos de dos minutos (con un poco de ayuda) y saludo especial de algunos de los empleados.


Animación y zonas comunes: Atmósfera familiar
Una sesión de gimnasio antes de la ducha y la cena es el remate final
a una jornada de piscina, playa y turismo.
En Gloria ïzaro familias, parejas y amigos tendréis las comodidades de un hotel pero también toparéis con una animación que, aunque discreta en número –Lorena y Ezequiel llevaron todo el peso mientras nosotros estuvimos- es soberbia en dinamismo y movilización. Ya sea por el día en la cancha multideporte, de generosas dimensiones y capaz de albergar pachangas de fútbol, baloncesto y voleibol hasta tiro con arco, como la noche en el Salón Music Bar, se dibuja el contexto perfecto para que los huéspedes interactúen entre ellos amén de que sus hijos se entretengan y diviertan en un inmejorable marco de convivencia. Y eso es labor humana de los que se desviven por la armonía y las atmósferas envidiables
Los 'Smoothies' del bar de la piscina son el complemento ideal para tus atardeceres conejeros.

¿Alguna incongruencia en la foto? En Canarias redefinirás tu concepto
de Navidad.
Cabe destacar entretenimientos puntuales como castillos hinchables o talleres de pintura facial o estructuras fijas como las dos piscinas –una pequeña e infantil y otra de tamaño medio- con suficiente zona hamaquera para acoger a todos los huéspedes así como las tres zonas contiguas que acogen el bar, cuatro máquinas de Fitness –que no un gimnasio, pero resultón- y un billar.
La alegría y jolgorio del día deja paso a una encantadora estampa nocturna en la piscina.

Habitaciones: tu nuevo hogar
Limpieza, luminosidad y amplitud. Así son las habitaciones.
Los apartamentos poseen amplias estancias y un completo equipamiento además de un aspecto diario impoluto. No sabemos el resto, pero las habitaciones de la segunda planta, “encima” de la piscina digamos, son extremadamente silenciosas y acogedoras. Haznos caso y sal a la terraza a tu llegada, siéntate y pon las piernas en alto y disfruta de la brisa y el sol. Será tu primer y memorable bocado de Lanzarote. En el cuarto de baño, duchas de inmediata agua caliente, dispensador de gel-champú y, atención chicas, por fin un secador mayúsculo y potente.
Disfruta al sol los 365 días del año.

Conclusión: El hotel personalizado

Una de las mejores relaciones calidad-precio de las Islas Canarias.
Actitud y profesionalidad de los trabajadores; variedad y calidad en oferta gastronómica y de ocio y hogareño descanso en las habitaciones. Quizá Gloria Ízaro Club no sea el hotel más grande en el que hemos estado ni tampoco las macrociudades que otrora hemos reseñado; pero os garantizamos que no echamos en falta ningún servicio y comodidad que se suponen a esos vastos complejos y que aquí brillan con luz propia. Quizá nos ciegue la estupenda impresión dada por sus trabajadores pero, ¿qué son las vacaciones sino sonrisas, conocimiento, glotonería y relax? Y así Lanzarote nos pareció más bella que nunca, y así tuvimos nuestro particular idilio con un hotel...
Explora la mejor versión de Lanzarote a través de los ojos de Gloria Ízaro Club.

otiuMMaximus
- Todos y cada uno de los empleados del hotel.
- La gastronomía. Desayunos y cenas de ensueño.
- Número 2 de los alojamientos en Puerto del Carmen según Tripadvisor y basándose en la opinión de más de mil personas. Tantas no pueden equivocarse.

otiuMMenester

- ¿Dónde? Calle Salinas, 9. Puerto del Carmen (Lanzarote) http://www.gloriapalaceth.com/hoteles/gloria-izaro-club-hotel/

- ¿Cuándo? Hablamos de Lanzarote. Canarias. CUANDO QUIERAS serás bien recibido. Pero aún quedan la fiesta de Fin de Año y hasta la noche de Reyes...

- ¿Cómo? En autobús, línea 161 cuesta 1,40 euros y te deja en 20 minutos a tres andando de la puerta del hotel (parada posterior a la del Centro Comercial). En coche, 9 minutos como máximo.

- ¿Cuánto? Recién hecha una búsqueda para 6 noches comenzando el 6 de enero, 107 euros por noche en media pensión (es decir, 53 euros por persona y noche). Tremenda relación calidad/precio.

Jesús Clemente Rubio