martes, 22 de noviembre de 2016

La Partida y El Secuestro: Lo que la amistad esconde, lo que la desesperación puede sacar a la luz

teatro-critica-top-madridTres amigos. Un apartamento compartido por dos de ellos con rumbo incierto en sus vidas -uno de ellos el guarrete que aboga por la pocilga y el otro el obsesionado con el orden y algo "especialito"- y el tercero en discordia exitoso y con esporádicas visitas a sus amigos con motivo de la ineludible cita: la partida. ¿Será ésta la excusa para mantener tan longeva amistad o, más bien el fino -y único- hilo del que pende la relación? 


Sabemos que el argumento no es el más original de la cartera madrileña pero sí un contexto como otro cualquiera para indagar en esas largas y casi eternas amistades de "amigotes" de la infancia que, pese a seguir rumbos diferentes en la vida, consiguen conservar los lazos que los unieron años ha. Pero sí la sinopsis es manida y "La Partida" ha logrado gustarnos es, en buena medida, gracias a las interpretaciones de Juan López-Tagle, Alfonso Mendiguchía y Jorge Carrera. Aunque sus personajes son algo forzados y hasta caricaturescos de las personalidades anteriormente descritas, saben interpretarlos con mesura y acercándolos a la realidad cotidiana, amén de brillar en ciertos momentos en los que protagonizan sus "solos" particulares, pese a estar casi siempre en escenario compartido.


El guión es notable, se "perdonan" -quiénes somos nosotros para hacerlo- algunos momentos banales necesarios en el desarrollo aunque rozando el exceso en favor de otras situaciones cuyo dibujo ya conocemos pero con un enfoque de los que invitan a recapacitar y hasta a responder a preguntas que todos nos hacemos alguna vez en la vida como "¿por qué somos aún amigos? ¿qué me aporta esa persona y qué le aporto yo? ¿por qué no me quiere? ¿por qué me quiere?". 
El caso es que en el momento en que aparece un factor externo -en este caso, claro, una mujer- todo se enreda y se corre el riesgo de señalar a dicho factor de los males del grupo, caso The Beatles y Yoko Ono, cuando quizá lo único que suceda es que el viento objetivo que sopla desde fuera haga tambalearse unos cimientos que parecían hormigón y en realidad sólo son paja. Con todo, "La partida" servirá para explorar las relaciones humanas y adivinar, entre tanta máscara y superficialidad, qué es lo que verdaderamente importa. 

otiuMMenester

- ¿Dónde? Teatro Fígaro. Calle del Doctor Cortezo, 5. http://gruposmedia.com/cartelera/la-partida/
- ¿Cuándo? Hasta el 12 de enero de 2017. Miércoles y jueves a las 22 horas. 90 minutos.
- ¿Cuánto? Desde 12 euros.

También puede interesarte...


Jorge Roelas, Diana Lázaro, Fran Nortes y
Carlos Heredia cumplen con creces. Leo se sale.
"El secuestro", en Teatro Fígaro (viernes 22:00, sábados a las 22:30 y domingos a las 20 horas, desde 18 euros), acaba de cumplir 100 funciones, y quisimos acercarnos a ser partícipes de tamaño récord y a la postre efeméride para comprobar si tanta gente está equivocada. Y no, no lo está y el público es inteligente. Varios rostros televisivos y con unas cuantas tablas literales y figuradas se dan cita en una comedia en la que todo se enreda cuando un carnicero que ve cómo cierra el mercado donde trabaja rapta al hijo del ministro cuyo voto es fundamental en la citada decisión. Aunque algunos roles coinciden con personajes vistos en otras obras -incluso en la propia y mencionada "La Partida"- la exaltación de sus rasgos así como la hipérbole se rebajan en favor de un tratamiento más detallado del drama sin renunciar nunca al humor y la sonrisa. 

Bastante recomendable dejarse secuestrar por un puñado de buenos actores con gags muy españoles que pueden no gustarte, pero hay otros universales que te encantarán. Eso, y que sin darte cuenta querrás saber qué sucederá en el siguiente segundo, minuto, hora y cómo se resolverá -si lo hace- este entuerto.


Jesús Clemente Rubio