martes, 31 de mayo de 2016

Restaurante VIPS: Nueva carta sin glúten y clásicos mejorados

Más que conocidos por todos, los restaurantes VIPS nunca han ocupado nuestras líneas (sí otro de los del grupo, el Fridays) aunque bien podrían haberlo hecho por variedad, calidad y, sea todo dicho, ligereza de sus recomendables menús. Pero esta vez nos han dado una excusa perfecta para recordar su buen hacer con la nueva carta sin gluten, donde cierto es que uno no puede esperar en algunos casos el sabroso sabor al que acostumbra pero que, sorpresa, otros platos están aún más deliciosos que sus homólogos y que sí portan el famoso conjunto de proteínas. Celíacos y no celíacos, os (re)presentamos la carta del VIPS y os hablamos del que nosotros frecuentamos, VIPS Fuenlabrada.


El combo de entrantes con la salsa de Nachos en primer plano:
posiblemente, la mejor de todo el VIPS.

Vaya por delante que éramos unos incondicionales del ubicado en el Parque Oeste de Alcorcón hasta que abrieron el de Fuenlabrada. Poco a poco el servicio ha ido mejorando hasta alcanzar un notable alto en muchos aspectos y sobresaliente con olor a matrícula en otros, como las instalaciones (tan amplio o más que algunos de la capital). Varias pantallas repartidas por el recinto aseguran que no pierdas detalle del partido de fútbol -una vieja demanda de los asiduos del VIPS por fin satisfecha- mientras que la correcta temperatura y la confortabilidad están aseguradas.


Los Fingers sí están a la altura de los restaurantes americanos.
Vayamos ahora al grano y también alejémonos de él: toca hablar de carta con y sin gluten. En el con, además de los equilibrados y a menudo bastante sanos menús diarios se une una carta de sobra conocida pero en la que nos vemos obligados a mencionar el combo de entrantes (con aros, croquetas y quesadillas) o los fingers de pollo. En los principales nos declaramos amantes de los sandwiches, con el Fundy O´Clock como claro favorito aunque el Vips Roll Brooklyn se le acerca (eso sí, pedid que os lo hagan bien pues en Fuenlabrada aún no nos ha ocurrido pero en otros, en contadas ocasiones, lo dejaron un pelín frío en el centro). 
Nuestro favorito y mira que es básico: el Fundy O´Clock.
Las campañas temporales del VIPS nos dan la oportunidad de probar
platos limitados por un período de tiempo.
Sirva este apartado para aprovechar otra de las virtudes de la carta de VIPS, que de vez en cuando experimenta con nuevos platos y sabores o introduce campañas temporales que, en algunos casos, es una desgracia que desaparezcan. Es el caso de los sandwiches americanos, del que sólo rescatábamos uno pero lástima que no se quedase entre nosotros, o las tortitas de Navidad: damos un breve salto hasta el postre porque su crema de chocolate (fuera el tradicional sirope) las almendras, el azúcar glass... estaba más rico que como pinta en la foto. En fin, hasta las próximas navidades Tortitas....

Benditas tortitas de Navidad... ¡ya queremos que sea Diciembre!

El costillar cumple, pero nada que ver con su 'hermano' de Friday´s.
Volviendo a los principales, no falta el niño bonito del restaurante, clásico entre clásicos, el VIPS Club, que tras inventos varios se quedó en poder elegirlo con pan normal e integral. La parte verde de la carta sí es ya una constante y allí encontrarás aquellos alimentos mucho más ligeros, sanos y aptos para cualquier dieta. Respecto de los costillares y hamburguesas, aunque cumplen su cometido, palidecen ante las de su hermano mayor, el Friday´s pero siguen saliendo al paso.

El Vips Brooklyn es un ostensoso plato que llena bastante.
Dicho todo lo cual toca hablar del gluten, o mejor de su carencia, con la renovada carta en este ámbito. Un verdadero acierto incluir el salteado de pollo oriental, una de las opciones más recomendables per se y ahora liberada de cualquier riesgo de contaminación de gluten -ya sabéis que el control sobre esto es escrupuloso-. Mientras que el VIPS Club mantiene el tipo aunque ya deja palpables las diferencias, la hamburguesa y el Flatbread no llegan al nivel de sus platos originales porque el pan juega un papel fundamental. 
Clásico entre clásicos: el VIPS club sigue en forma.

Ello no quiere decir que no sean elecciones acertadas, pero nunca tan placenteras como los primeros mencionados. Sin saber acerca de la copa de helado y las tortitas, hemos de levantarnos y aplaudir al Brownie. 

Vaaaale, aceptamos que pinta mejor este brownie, pero creednos que el
de portada (sin gluten) está aún más dulce.
Exquisitez de estética menos atractiva que al que estamos acostumbrados (véase en las fotos) pero que no ha de detenernos por ello a la hora de pedirlo: más dulce y verdaderamente delicioso. Refrescos, cervezas y cafés, entre otros, completan una carta en previsible crecimiento pero que en su primera reforma ya ha asentado la casa VIPS para celíacos. ¡Un acierto!

otiuMMaximus
- La renovada carta sin gluten. Celíacos, variedad y calidad con podio para el Brownie.
- Los menús diarios son equilibrados y apenas superan los 10 euros.
- El VIPS Fuenlabrada es uno de los restaurantes de referencia para la cadena con apenas un año de vida.

otiuMMenester

- ¿Dónde? VIPS Fuenlabrada. Avenida de la Universidad, 11. Para el resto de restaurantes, http://www.vips.es/
- ¿Cuándo? El horario suele ser de L a J y D de 8:30 a 0:00 y V y S de 9 a 1.
-¿Cómo? Depende del VIPS al que asistas. En el de Fuenlabrada, hay aparcamiento subterráneo.
- ¿Cuánto? Unos 20 euros por persona. Menús diarios 10,95 euros.

Jesús Clemente Rubio