jueves, 14 de abril de 2016

No tengas miedo: Es sólo el mejor espectáculo de terror sobre tarima

José Lifante. Cuando fuimos preguntados sobre nuestra próxima obra, hablábamos de que sería en el Teatro Infanta Isabel, y se titulaba "No tengas miedo". Una apuesta arriesgada esto de presentar una obra de miedo sobre las tarimas, pues si ya es difícil realizar una película que realmente aterrorice o, al menos, asuste, imaginaos la complicada y ardua tarea de despertar nuestros miedos en un ambiente mucho más frío y con menos recursos que aquél. Eduardo Aldana. Y nos sentamos en la butaca, y del narrador nacen las primeras palabras que, encadenadas, darán vida a uno de los mejores guiones que recordamos sobre una obra de este tipo. Y aparece el maestro de ceremonias, y no hace sino guiar a través del humor y la sonrisa nerviosa el espectáculo que también promete el título.

Así pues, Eduardo Aldana a las letras y José Lifante en la conducción trenzan un verdadero descubrimiento de la cartelera que no podemos sino aplaudir, recomendar y alabar también por sus microhistorias. Leed más y ya sabéis... no tengáis miedo pues, al fin y al cabo, es sólo un espectáculo.

Y el espectáculo comienza por la misma historia del Teatro Infanta Isabel, de cómo allí donde hoy sólo hay entretenimiento hubo un terrible incidente que conmovió a la comunidad madrileña. Los retazos y consecuencias de aquel percance sirven de punto de partida para un relato que poco a poco va tejiendo de manera magistral José Lifante, gracias a una extraordinaria voz y soberbia entonación. Plausibles son también los pequeños efectos empleados para soportar y fortalecer la atmósfera tensa, temible y terrible. Pero, sin duda, el mejor espaldarazo a la impronta de Lifante son los actores que protagonizan las microhistorias que sustentan la exposición del primero. Tres ejemplos de cómo el miedo se apodera de y desgarra al ser humano hasta causarle pánico y, por qué no, muerte...
La ambigüedad obedece a un lógico esfuerzo por no destripar argumentos, sean principales o secundarios, pero donde no repararemos en palabras será en el apartado de elogios; una vez más, y lo haremos hasta la saturación sensorial, chapó por Lifante, reverencia al texto de Aldana. Con más de diez temporadas de "Espinete no existe" más de uno esperará un texto que nace y muere en el humor, cuando en realidad el artista bebe del mismo para aderezar un terror que, de otra manera, difícilmente asustaría, se nos atragantaría y cumpliría con un fracaso esperado de una obra de terror. 
Sean bienvenidas propuestas diferentes de cuantas copan la cartelera madrileña así como valoradas notablemente aquellas arriesgadas que se adentran en el mundo del miedo, tan implacable con cuantos se han atrevido a llevarlo a la gran y pequeña pantalla, a los libros y sí... también al teatro. Enhorabuena Aldán.

otiuMMaximus


- Lifante atrapa desde la primera palabra hasta el último gesto.
- Las microhistorias brillan por texto y protagonistas. Nos quedamos con la primera.
- Aldán demuestra que de su mente y manos no sólo nace el mejor humor; también el más inquietante terror.

otiuMMenester

-¿Dónde? Teatro Infanta Isabel. Calle Barquillo, 24. 28004, Madrid. 91 521 02 12. www.gruposmedia.com
-¿Cuándo? Hasta el 3 de julio. X a V a las 20:30 horas. S a las 19:00 y a las 21:00 y D a las 18:00. 
-¿Cómo? En metro, L2 (Banco de España). En coche, intenta aparcar en la misma calle o colindantes.
-¿Cuánto? Entradas desde 16 euros.


Jesús Clemente Rubio