viernes, 26 de febrero de 2016

FIM con Jorge Blass y Magia Potagia, de Juan Tamariz: Las mil lenguas y dos caras de la magia

Todo lo que está haciendo Jorge Blass por la magia de este país lo allanó, hizo y difundió Juan Tamariz años, muchos años antes. No obstante, el primero se dedica a ensalzar siempre que puede al segundo y ahora los perjudicados somos nosotros: no sabemos a cuál de los dos ver. Por eso nos quedamos con ambos, con los espectáculos que uno organiza -aunque también interviene- y el otro protagoniza, con ¡Magia, Potagia!, con alegría y ganas de olvidar todos los problemas y, como si tuviéramos decenas de años menos, reilusionarnos. ¡No te lo puedes perder! (y menos aún, explicar).



VI Festival Internacional de Magia:
Jorge Blass consiguió hace tiempo el más difícil todavía y, sin embargo, no el definitivo: ése está por venir porque, como le gusta decir cada año, el Festival Internacional de Magia superará al del pasado año. Pues bien, es posible por una sencilla razón: nosotros asistimos a una gran variedad de números en la que no todos nos gustaron, donde a veces valoramos lo exhibido en el escenario y otras apenas le prestamos atención pero que, como por arte de magia, logra siempre captar la atención aunque sólo fuera por variedad. 

Porque nos gusta vestirnos de niños, cargarnos de ilusión y quedarnos boquiabiertos –o bien sonreír e incluso reír a carcajadas- con lo que vemos. Porque, al fin y al cabo, nos gusta vivir y apreciar cada pequeño detalle. Y un festival como éste, con los nombres más destacados de las carteleras de todo el mundo, rebosa detalles. Sí, por si lo preguntáis, nos seguimos quedando con las apariciones de Jorge Blass. Tirando de patria y de lógica. Más información en www.teatrocircoprice.es .

Magia Potagia… y más, ¡MUUUUCHO MÁS!

En la última coletilla nos hemos dejado llevar por la pasión por la magia y uno de sus principales impulsores y difusores en nuestro país: Juan Tamariz. Humor, telepatía e improvisación llegarán de la mano de Juan Tamariz, quien tras 52 años de profesión se embarca en la enésima aventura dirigida a “asombrar y dejar pasmado, a arrancar alegría y risas”.
Sí, Tamariz sigue en forma, así como su violín y su magia.
Más de medio mundo –y nos quedamos cortos- han dado cuenta de por qué Tamariz es mucho más que un violín imaginario y una onomatopeya, es el grande entre grandes, al que el actual –y anteriormente mencionado- Jorge Blass ensalza siempre que pueda. Más información en www.gruposmedia.com

Jesús Clemente Rubio