lunes, 11 de enero de 2016

Aire, Cabaret, Navidad en el Price, Iba en Serio y 100% Burbujas: Así fueron las tablas navideñas de otiuMMadrid

navidades-price-circo-mejor-numero-navidadCortylandia, compras y rebajas, viajes al extranjero -no os perdáis nuestra inminente crónica de "Nochevieja en Copenhague"... nos preguntasteis por muchos y muy variados planes para Navidad y no nos dio tiempo a hablar de todos. Pero hay algunos -que, en algunos casos, aún siguen- que nos gustaron bien por la idea original -e incluso estrafalaria-, bien por el talento, por un retorno nostálgico o por hacer las delicias de los más pequeños. Estas son algunas de las obras que se quedaron fuera de las reseñas pero que merecían mención y que, especialmente en los casos de Navidad en el Price y de Aire, nos encantaron y no nos perdonamos hablar sobre ellas a tiempo.



1-. Navidad en el Price

Con un mensaje claro aunque un tanto rebuscado para hablar de la Navidad -el valor transmitido encaja perfectamente en cualquier época del año-, ante nosotros se sucedieron una docena de números a cual mejor en calidad y variedad. Sencillamente impresionante el despliegue y trabajo de un grupo de artistas que rozaba el medio centenar -quizá nos quedemos cortos- y que sorprendieron con acrobacias, música, brincos ¡y hasta motocicletas!. Seguro que el Price reinventa el espectáculo para, como decimos, ofrecerlo el resto del año... y si no lo hace, debería. De lo mejorcito y más recomendable de la Navidad para niños, adultos, animales y todo el que tenga ojos.



2-. Aire

Que el sello de la familia "Aragón" acompañe a la producción de esta obra podía ser demasiada expectativa para un pobre resultado final. Podía, pero no pudo, ni fue. ESPECTACULAR utilización del aire para crear arte, música y efectos especiales con un sinfín de instrumentos y herramientas en un espectáculo lo justamente interactivo para divertir e integrar, nunca molestar. Una mágica velada la que nos hicieron pasar estos obsesos del aire que nos mostraron con qué poco se puede ser feliz, aunque sea durante la hora y diez minutos que dura el espectáculo.

3-. Cabaret

No somos objetivos a la hora de calificar la obra pues vimos la de Natalia Millán teniendo nosotros unos cuantos años menos y, claro, sucumbimos ante lo que allí aconteció. Sin embargo, cierto es que Eduardo Soto y Cristina Castaño se encargan de hacer olvidar todos los problemas de fuera y entregarte a la retorcida -y a la postre, apagada por los malvados- magia del Cabaret. Lo mejor; una vez más, los secundarios hacen un extraordinario papel luciendo un vestuario digno de aplauso. ¡Wilkommen!

4-. Iba en Serio

Sí, una obra de Jorge Javier Vázquez se ha colado en nuestro blog y no, no es un accidente. Lo hace por segunda vez. Porque aquella primera (la previa) aplaudimos a un hombre hecho a sí mismo y que invertía en un espectáculo que daría de comer durante un buen tiempo a muchas familias, pero que además apostaba por homenajearse sin olvidar la calidad ni importar que el foco vaya dirigido a otros. Con apreciables clases de canto, el famoso presentador recorre su vida salpicada de humor y música y acompañado de LOS MEJORES. Y la mejor, claro, es ella: Kiti Mánver. Toda una sorpresa para nuestras líneas.

5-. 100% Burbujas

Aunque tarda en arrancar y la premisa puede no salir todo lo bien que debiera -al fin y al cabo, hablamos de frágiles burbujas que pueden estropear números- la cara boquiabierta de los niños mirando qué se puede hacer con un poco de agua y mucho ¡MUCHO! jabón merece llevarlos al Teatro Lara.