lunes, 23 de noviembre de 2015

La flaqueza del bolchevique: Cuando una debilidad puede salvar y condena una vida

top-teatro-madrid-flaqueza-bolchevique-opiniones-laraTodo el mundo tiene debilidades, hasta los bolcheviques. Incluso los que desde por la mañana saludan con amargura al sol y al nuevo día, tengan o no motivos. Hasta ellos, que odian a la sociedad pues ya no pueden odiarse más a sí mismo y maldicen su suerte sea ésta buena o mala, a veces se topan con una tecla cuyo sonido no sabían que existía, ni imaginaban que pudiera hacerles cambiar. Y esa tecla, obviamente si hablamos de un hombre, es una mujer. En este caso una niña que se come la poca tarima que deja libre Adolfo Fernández, con una de las mejores puestas en escena que hemos visto desde que arrancamos la andadura de otiuMMadrid. Palabra de bolchevique.

Libro y finalista del Premio Nadal, película de discreta taquilla pese a figurar Tosar y Valverde en los créditos y obra de teatro. Quién nos diría a nosotros, amantes de la lectura y del cine, que nos quedaríamos con la adaptación a las tablas. Pues nos lo ha dicho Adolfo Fernández, un portento de la interpretación que en apenas unos minutos ya ha creado la necesidad en el espectador de seguir escuchándole, riendo, asintiendo y reflexionando sobre el monólogo que se marca. No os confundáis; no hablamos de un monólogo al uso de los stand-up comedian que tanto satura las carteleras en los últimos años, sino del monólogo 2.0 que tiene algo más de chicha, que ofrece mucho más de lo que uno imagina, que enseña y que aprende sobre la marcha. Una de esas memorables interpretaciones que en cualquier película se cebaría con el primer plano del protagonista y acompañaría con una melodía orquestal de primera.
Pese a la difícil tarea de aguantar el tipo -y la interpretación- de Fernández, Susana Abaitua consigue también
captar y maravillar al espectador. Genial 'lolita'.

Pues aquí no tenemos ni orquesta, ni efectos especiales –con permiso de la iluminación y los efectos sonoros- ni nada grandilocuente. Tan solo al extraordinario Adolfo, donde el sólo engaña, pues es mucho. En el papel de un derrotista y amargado de la vida sin pelos en la lengua, quemado desde el minuto uno de la mañana y deseando cambiar de vida y, si me apuráis, hasta encontrar una excusa para terminar con ella. Sin embargo, el destino le lleva a topar con alguien que le trastocará los “planes”, Susana Abaitua (Rosana), una “lolita” cuya madurez camuflada y encerrada en la inocencia de la quinceañera logra penetrar y conquistar el mundo de nuestro bolchevique.


Adolfo Fernández da una magistral lección dei nterpretación
durante toda la obra.
Con un desarrollo que jamás se hace lento pese a la escasez de recursos sobre el escenario (estos, por cierto, tremendamente bien aprovechados), un par de grandes giros argumentales que te sorprenderán si es que aún no conoces la obra y, una vez más lo diremos, un guión y ejecución magistrales, “La flaqueza del Bolchevique” es uno de los grandes tapados de la temporada, si es que se puede llamar tapado a una obra de la que se lleva hablando meses, si bien no como se debiera. Imperdible.

otiuMMaximus
- Espectacular Adolfo Fernández y gran réplica de Abaitua.
- Fiel adaptación de una obra genial.
- Acertado aprovechamiento de recursos para una mejor puesta en escena.

otiuMMenester
- ¿Dónde? Teatro Lara. Calle Corredera Baja de San Pablo, 15.
- ¿Cuándo? Martes de noviembre a las 22:15 y en diciembre a las 20:15.
- ¿Cómo? Trata de aparcar en calles colindantes e incluso en la misma calle del teatro. En Metro, L 10 (Plaza de España).

- ¿Cuánto? Desde 12 euros la entrada por compra anticipada. http://www2.entradasymas.com/es/entradas/la-flaqueza-del-bolchevique

Jesús Clemente Rubio