miércoles, 11 de noviembre de 2015

Cowbells: Si la hamburguesa habla español, sabe mejor

Sólo España podría mejorar un clásico norteamericano. Porque hamburguesas hay muchas, y muy buenas, aquí y allá, pero sólo unas pueden presumir de Denominación de Origen 100% Ávila en su etiqueta. Cowbells no sólo vive de estas carnes gourmet, si bien son su punto fuerte y, sin duda, valor diferenciador con respecto de cualquier otra cadena o hamburguesería que conozcas. Quizá pequen de jugárselo todo a esta carta, lo cual no es malo al tratarse de un comodín de lujo.

Producción propia de ganado, Denominación de Origen, tipo de vaca... la carta saca músculo y presume desde el principio de su crucial activo: la carne abulense de primera calidad. Y de los dos que fuimos un servidor pecó de su particular queso avaricia, y se dejó llevar por pedir la más quesera de cuantas hamburguesas se distribuyen en una de las caras de la carta (una veintena), y si bien el Provolone estaba exquisito, los árboles no dejaron ver el bosque.
Error al pedir la de queso, ninguno. Sabía como luce, pero el Provolone ensombreció el sabor de la
espectacular carne.

Las minihamburguesas son una
buena opción para probarlas todas.

Así, al degustar la de foie y percibir el auténtico sabor 100% Ávila vinieron los arrepentimientos por no haber escogido una en la que la carne prime por encima de cualquier otro ingrediente. Espectacular se queda corto, todo lo sabroso y delicioso de un chuletón comprimido en una pieza de carne de 180 ó 250 gr., según tu elección y saque. Hablando del famoso filete, no lo probamos, pero nos prometimos volver porque si una hamburguesa sabe así nuestra imaginación babea pensando en qué no nos hará sentir el chuletón que anuncian a bombo y platillo como plato estrella. Nos veremos las caras. 


Decíamos que parece ser la carne de Ávila su única carta, y para nada es así; ahora puedes probar jarra de cerveza más minihamburguesa por 4 euros, una cómoda y apetitosa manera de recorrer toda la carta y quedarte con tu favorita. 

Nos sorprendieron gratamente. Muy ricas.
Las de pollo de corral, ceviche -ésta es genial también- y cordero están incluidas además en la "Happy Hour" de 20 a 21:30 horas. Cierto es que echamos en falta algún postre más pero también merece mención especial un entrante, las croquetas, cuyo sabor abrirá boca no de cara al principal, sino de otra ración de estas maravillas ovaladas. Sorprendentes.

El local es de decoración sobria y minimalista.
Sólo por mencionar y sin haberlo probado, debemos recomendar el menú diario: 10,50 euros que incluyen entrante, plato principal, bebida y postre o café y cuyas raciones y calidad nada tienen que envidiar a las de la carta. Mira por tu prestigio -si invitas a alguien- así como por tu salud, hazte un favor, y escoge Cowbells antes que cualquier otro menú de restaurantes de gama media baja o comida basura. Porque lo español, en la mesa, siempre es mejor.

otiuMMaximus

- Cualquier hamburguesa en la que prime el sabor de la carne.
- La idea de las minihamburguesas.
- Las croquetas.

otiuMMenester

-¿Dónde? Calle de Sta. María Micaela, 4. www.cowbells.es 91 224 03 26.
-¿Cuándo? De 9 a 17 horas y de 20 a 00 excepto S y D, de 12 a 17 y de 20 a 00.
-¿Cómo? Aparcar por zonas colindantes de Plaza de España y Princesa (Plaza de los Cubos) o en uno de los numerosos parkings. En Metro, L10 (Plaza de España).
-¿Cuánto? 10,50 euros el menú diario, ensaladas desde 6,90 y entrantes desde 4,90 euros. Respecto de las hamburguesas, desde los 4 euros que cuesta el pack de minihamburguesas.