viernes, 18 de marzo de 2016

Jorge Blass, Palabra de Mago: Cuando la vida te deja boquiabierto (ACTUALIZACIÓN FEB´16)

Los milagros existen. Véase el caso de la familia, amigos o pareja a la que todo le ha ido mal en el día, la semana o el mes y durante hora y media, aunque no desaparecen, los problemas pasan a un plano tan escondido que sólo queda lo bueno de la vida, los pensamientos positivos, la magia. Jorge Blass nos da-repite- su “Palabra de Mago” de que su nuevo espectáculo no arreglará el mundo pero si nos dará argumentos para creer en que hay una vida llena de positivas sorpresas capaz de dejarnos aún boquiabiertos, de que merece la pena tanto sacrificio y esfuerzo diario en el trabajo para tener recompensas como las que nos brindan artistas como él en un teatro, de que, en resumen, el ilusionismo es la mejor actitud que uno puede practicar y de la que puede ser partícipe.


“Palabra de Mago” es magia de cerca y de lejos, del siglo XIX y del XXI, con varita y con Ipad… y muchísimo más. Jorge Blass retuerce su nuevo espectáculo hasta el punto de que, habiendo asistido otiuMMadrid ya a dos citas diferentes con tan reputado mago, apenas encontramos similitudes recalcables. Tan dinámica y variada es la hora y media que incluso con fallos del directo y del estreno –una cámara que no le dio la gana de encenderse hasta pasados unos minutos- resulta entretenido y divertido. Claro que no todo es la magia, y sí mucho el mago. Blass suelta el chascarrillo de “¿creéis que habría valido para la comedia?” sabedor de que todo mago que se precie ha de destacar en esta faceta, y él desde luego sobresale. 


Encantador por personalidad y trabajo, cerrarás la boca sólo cuando busque voluntarios, nervioso por saltar a la tarima, mientras que el resto de cada número quedarás boquiabierto. Blass hace de los clásicos renovados y atractivos números; de la tecnología una fuente de trucos que impresionan más por jugar con elementos de nuestra vida cotidiana; de los voluntarios, artistas; y de él mismo un artista involuntario, pues hasta cuando está en segundo plano su mano y esencia todo lo impregna.

Leeréis en estas líneas una ambigüedad absoluta respecto del espectáculo, pero igual que un mago nunca revela sus trucos una reseña nunca debería desvelar los números, atentando contra la esencia del artículo, que es informar, no destripar. Sí os diremos algo: podemos imaginar hilos, cartas bajo la manga, juegos de luces, ilusiones dadas por las perspectivas y cuantas excusas del ignorante podáis enumerar; mas lo enfoquéis como lo enfoquéis y miréis por donde miréis, encontraréis que nada por aquí ni por allá puede explicar el truco colectivo. De esos que te hacen sentir la magia recorriéndote el espinazo y te llenan de cosas buenas, pues a falta de una realidad decente, siempre habrá una magia esperanzadora. Nos quitamos la chistera ante su genialidad, Jorge Blass.

otiuMMaximus

- El inicio de muchos números es de sobra conocido. El final, inimaginable.
- Jorge Blass es monologuista, mago, animador y humilde.
- Nos encantó quién introduce a Blass, o el ídolo presentando al una vez soñador mágico y hoy convertido en uno de los mejores magos del mundo.

otiuMMenester

- ¿Dónde? Palabra de Mago. Teatro Phillips Gran Vía. Gran Vía, 66. http://www.gruposmedia.com/cartelera/jorge-blass-palabra-de-mago/
- ¿Cuándo? Hasta el 10 de abril, cuatro únicas semanas ¡date prisa!. De X a V a las 20:00 horas; S a las 18 y a las 20:30 y D a las 19 horas.
- ¿Cómo? En Metro, L10 (Plaza de España) y en coche, aparcar por calles colindantes o en parkings, de Gran Vía.

- ¿Cuánto? Desde 18 euros. 

Jesús Clemente Rubio