martes, 31 de marzo de 2015

Fast & Furious 7 (A todo gas 7): Oda a la familia y réquiem por Paul Walker

la-mejor-pelicula-saga-paul-walker-a-todo-gas-7-estreno-Cuesta tragar en una de las conversaciones entre Jordana Brewster y Paul Walker. Es inevitable dejar de escuchar a Brian y hacer del actor sus agoreras palabras. Sin su fallecimiento, quizá no tuviera tanta carga emotiva la escena, pero desde luego es, junto a la otra pareja clásica de la saga (Toretto - Letty) la parte dramática de la cinta que culmina un sueño. Uno que comenzó con un joven guaperas y un musculado jugando a las carreras y al tunning con la pandilla y que el próximo 2 de abril finiquita con todos convertidos en familia. Vin Diesel, también coproductor de la cinta, ha logrado traspasar la cuarta pared admitiendo a los seguidores de Fast and Furious como parte de su familia, con guiños y premios constantes al amante del motor o de los diversos actores que han desfilado por los metrajes.  Agrandándola en músculo, curvas y belleza en pro de mantener vivo el espíritu del asfalto callejero pero dotándola asimismo de un esqueleto argumental mucho más estable. Por eso, aunque quizá vengan más en el futuro, A Todo Gas 7 es la culminación de una saga, pues la familia se rompe con el adiós de Walker. Peleas, acción, fantasía y homenaje con la réplica perfecta: Jason Statham.

No temas; regresa la pandilla de la anterior entrega salvo,
obviamente, Giselle y Han.

Antes de nada, corrijo el "quizás" anterior: Vin Diesel ha confirmado en el show "Jimmy Kimmel Live" que Kurt Russell fue pensado en un primer momento para una historia que tendrá lugar después de los hechos de esta última entrega, y que transcurrirá en Nueva York. Vamos, que habrá A Todo Gas 8.

Pero centrémonos en la entrega que nos ocupa. Cuando el grupo consiguió salir ileso de Londres durante los hechos acaecidos en A Todo Gas 6, pensaron que por fin podrían sentar la cabeza y adoptar el rol de familia feliz, con responsabilidades y obligaciones normales. Pero no hay mayor adicción que el peligro ni mayor mono que el del asfalto, y Brian (Paul Walker) es el que más lo está sufriendo en su nueva vida de padre, que no consigue olvidar la adrenalina ni la carretera. Lo malo es que Deckard Shaw tampoco se borra de la cabeza lo que le hicieron a su hermano y decide ir a la caza de la familia de Dominique Toretto. Empezando por Han, algo que ya sabemos, y siguiendo por lo que ya descubriréis. Hasta aquí la sinopsis, poco más durará la crítica: los 15 primeros minutos y los 5 finales suman 20 minutos de extraordinario mensaje argumental, dinámica acción, impactante puesta en escena y emotivos amor y amistad. Restan dos horas de persecuciones, tiroteos, peleas, giros hacia "el más difícil todavía" y una gigantesca carga de fantasía que empapa toda la película. 


De héroe a villano, Statham es siempre espectáculo.
Magistral en efectos, fotografía y realización, no busques conducción ni enfrentamientos realistas: Vin Diesel, Michelle Rodríguez y compañía siempre partieron de cosas físicamente improbables -no diré imposible por no subestimar al ser humano, capaz de todo- y a ellas se aferran con fuerza en la despedida de la saga. Quizá un hasta luego, pero como decía, nada es la familia sin uno de sus miembros principales: Paul Walker. 
Es inevitable refugiarse en el sentimentalismo en ciertas escenas con Paul Walker.
Kurt Russell firma una de las mejores interpretaciones
de un secundario.
Las actuaciones de nuevo son sublimes dentro del acotado registro de cada uno, pero es Walker el que se lleva el foco por la desafortunada circunstancia así como su papel y ejecución. 
Notarás sin embargo las "tablas"; Kurt Russell y Jason Statham engullen la pantalla en cada minuto que aparecen. Y lástima que no lo hagan más, si bien se agradece la diversificación de ejes argumentales y actores en la trama. Al final tenemos un popurrí en el que el espectáculo y el cine salen ganando y, por ende, el espectador que busca y gusta del guión al límite y las situaciones más radicales e inverosímiles. 

Dwayne Johnson será más salvaje que nunca.
En resumen, si acudes a ver A Todo Gas, sabes a qué atenerte. y lo único que te sucederá con A Todo Gas 7 es que no sólo te encontrarás con unos vehículos y personajes más rápidos y furiosos que nunca, sino que toparás con una deliciosa dosis de romanticismo y amistad culminada por una voz en off de las que hacen lamentar la pérdida de un Paul Walker que ni siquiera conocimos. Pero sí a su alter ego Brian O´Conner, quien durante siete películas nos ha enseñado a vivir a todo gas de mil  maneras hasta llegar a la lección definitiva; que la mayor y más gratificante de cuantas aventuras puede correr un hombre es la de amar y cuidar de los suyos. Ser rápido, furioso... y familiar. 

otiuMMaximus

- Algunas escenas y momentazos con Paul Walker.
- Los 15 primeros minutos reúnen todo a lo que aspira una buena cinta de acción. Y el final.
- Estreno el próximo 2 de abril.

Jesús Clemente Rubio