miércoles, 14 de enero de 2015

Siempre Alice: Descubre lo que nunca se lleva el Alzheimer

La reciente ganadora al Globo de Oro Julianne Moore corrobora la crítica que estáis a punto de leer: "Siempre Alice" es una película tremendamente realista y, como tal, es dura. Porque la vida no se mueve entre tonos alegres y coloridos, más bien éstos son destellos puntuales que emanan de un camino lleno de baches y preocupaciones. Richard Glatzer firma un film de los que te recuerdan lo bello que es vivir sin verdaderas complicaciones como el Alzheimer, admitiendo que cada uno tiene su cruz pero que, sin duda, hay cruces mucho más pesadas que otras. Descubre la que tiene que soportar Alice.

Kristen Stewart es la 'bala perdida' de los hijos y, sin
embargo, a la que siempre encuentra Alice.

Porque ella es una mujer que todo lo tiene a sus 50 años: un marido (Alec Baldwin) que la ama como el primer día, tres hijos que la respetan y quieren y un trabajo cualificado en la Universidad de Columbia como experta lingüista. Pero cuando un precoz Alzheimer asoma, su mundo comienza a desmoronarse, mostrando al espectador de la persona que podemos llegar a ser tras años de formación, experiencia y lucha y a la que podemos quedar reducida por culpa de unas células traviesas. 

Moore se alzó con el Globo de Oro
por su actuación en 'Siempre Alice'.

Aquí obviamente la interpretación de Moore coge las riendas del ritmo de la película; sin su venida a menos, su mezcla de ira, enfado, pesadumbre, esperanza y desesperación perfectamente equilibradas darían ya lugar a un conjunto sublime, pero Glatzer y Moore quieren más; persiguen y logran una conexión excepcional con el espectador el que no echa en falta ningún aspecto a tratar sobre la enfermedad y sus efectos no sólo en el aquejado sino también en su entorno. La relación con Baldwin y los hijos es desgarradora y son múltiples los puntos álgidos de la película: por no destriparos nada crucial ni desvelar detalles importantes, os mencionaré el derrumbe de Baldwin y el último plano como joyas argumentales.

Alice olvidará que lo tenía todo por culpa de
un destructivo Alzheimer.
Nunca me gustaron las películas de autor que te obligan a pensar cuando buscabas sólo entretenimiento en la gran pantalla, pero ésta quizá consigue lo mismo con un proceso inverso: entretiene y, de paso, te hace replantearte hasta qué punto era tan importante que algo destiñiera en la lavadora echando a perder tu prenda favorita o haber tenido un rifirrafe estúpido -como casi todos- con tu pareja. Mejor aférrate a sentimientos tan buenos y que alguna vez seguro experimentarás como el amor pues eso, al parecer, nada ni nadie puede arrebatártelo.

otiuMMenester

- Siempre Alice se estrena el próximo viernes 16 de enero.
- Julianne Moore se impuso en la categoría de mejor actriz dramática en los recientes Globos de Oro, y suena para los Oscar.
- 99 minutos, Golem Distribución.

Jesús Clemente Rubio