viernes, 23 de enero de 2015

90 Grados y La Terna: Paradas obligatorias de tus fines de semana


Por fin viernes. Que tiemblen las pistas, las barras y los taxistas de madrugada... porque hoy sales. Este año prometimos incluir más propuestas nocturnas, sin faltar a nuestro principio de que no sea exclusivamente una discoteca para entrar, vocear hasta quedarte afónico y volverte a casa. Queremos algo más, el copeo, el charloteo -ingrediente fundamental para el flirteo- y un ambiente a salvo de patosos -por difícil que parezca- y abundante en buen rollo y ganas de terminar la semana a lo grande. Dentro de estos requisitos hoy os hablamos de dos: el ya mencionado por su faceta gastronómica "90 Grados" y " La Terna".



Estrella de nuestro especial "Terrazas 2014" (puedes leerlo aquí para datos sobre ubicación, precios, etcétera), desde entonces 90 grados no ha parado de crecer. Aquel diminuto rinconcito triangular que pasaba desapercibido en la calle Alcalde Sainz de Baranda ha echado mano del trabajo duro y persistente en construir un espacio exclusivo y elegante que acoge a todo aquel en línea con tan lógico requisito -es viernes noche, por Dios, arréglate un poco-. Y hasta ahí su escueta lista de indispensables. Nada de cobrar entrada, ni precios locos por las copas o la comida, ni listas VIP ni saturación hasta la extenuación. Local y terraza exhiben gente guapa o que se lo hace, que para el caso lo mismo da porque aquí lo que se busca es que uno se sienta tan a gusto consigo mismo que, por pura ley física, acaba gustando al resto. Las miradas y sonrisas se cruzan entre cócteles de primera calidad -pregunta por el historial del barman o directamente prueba una de sus joyas, verás que no exageramos- conquistando la madrugada desde sus cómodos sofás, banquetas, mesas o de pie, que para eso tienes un DJ en vivo dispuesto a escuchar peticiones -no pidas "Paquito el Chocolatero", claro-. 

Selecto y embriagador; así es el ambiente de '90 Grados'.
Sin embargo, sería más que respetable no verte en un ambiente que tiene "el guapo" por bandera o bien te gusta más lo familiar, cercano y amistoso -como "tomarla" en tu casa rodeado de amigos, vaya-. En este caso existe un pedacito de tu salón fuera de tu hogar llamado La Terna donde, prometen y esperamos algún día corroborarlo con todas las de la ley, un entorno único, agradable, amistoso y repleto de actividades y fiestas temáticas para que cada día sea una experiencia diferente. 

La barra en forma de "C" es tan generosa que
deja un pasillo para acceder al fondo
algo reducido, pero suficiente.

La Terna está allá donde reside la virtud: local ni grande ni pequeño, copas ni caras ni tremendamente económicas; ni lleno ni vacío; ni fuera de Madrid ni tampoco en el centro. Todo ello es un cúmulo de ventajas, respectivamente; el espacio es justo incluso para dividir ambientes y colocar la pequeña pista de baile al fondo, dejando el resto de espacio para el copeo y las conversaciones; no se cobra entrada pero tampoco regalan las copas, con la consiguiente calidad de éstas rechazando cualquier atisbo de garrafón; salvo contadas ocasiones, jamás experimentarás el agobio y la saturación de otros lugares pero siempre encontrarás suficiente ambiente como para "desarrollar tus habilidades sociales".




En la Terna, olvídate del garrafón y
elige calidad.
Sobre sus fiestas temáticas, el verdadero devenir de la noche así como la calidad del servicio y de las copas, daremos cuenta en futuras publicaciones. Mientras, podéis descubrir cualquiera de las dos propuestas por vosotros mismos. ¡A comeros la noche!

otiuMMenester

¿Dónde? La Terna se sitúa en la calle Oruro, 13. Si olvidas el teléfono, tienes un problema: 91 555 55 55.
¿Cuándo? Abierto desde las 22 horas hasta las 3.
¿Cómo? Lo bueno de que no esté en pleno centro es que con un par de vueltas encontrarás aparcamiento. Si prefieres Metro, la L8 (Colombia) te deja al lado.
¿Cuánto? Copas a 5 euros hasta la 1... yo que tú iría ¡HOY MISMO!

Jesús Clemente Rubio