viernes, 27 de junio de 2014

Museo Arqueológico Nacional: Un paseo por la Humanidad

La cultura, Madrid, sus residentes y visitantes... todos estamos de enhorabuena. Porque cuando un trocito de la Humanidad se recupera tras años de reformas, trabajos e inversiones multimillonarios, no podemos sino alegrarnos de que el Hombre, entre tanta afrenta a su propia raza, haga aún por preservar el legado de sus antecesores para, a su vez, convertirlo en herencia para las generaciones venideras. El Museo Arqueológico Nacional ha reabierto recientemente sus puertas y, a grandes rasgos, te diré que con permiso del triángulo de oro (Prado, Thyssen, Reina Sofía) es la cita cultural más recomendable. Porque aquí no se trata de dar una vuelta por una exposición, sino por la Historia y restos de una maravillosa especie: la nuestra. No se trata de averiguar de dónde venimos ni adónde vamos... sino de qué estamos hechos.



La Prehistoria sigue siendo una de las
etapas más apasionantes.
Prehistoria, Protohistoria, Antigüedad Tardía, Hispania Romana, Mundo Medieval y Edad Moderna. La tradicional división y categorización del museo se mantiene, pero engordan todas sus colecciones, amén de imperdibles salas adicionales dedicadas a la Arqueología y Patrimonio (situada en la entrada, cuenta con excelentes animaciones y dispositivos tecnológicos que en un vistazo y con un gesto ofrecen al visitante un espectacular resumen de lo que estamos a punto de ver); una completa sección centrada en la numismática; historia del museo con un recorrido por los pormenores del recinto y dos enormes salas que rinden tributo al mundo egipcio y al griego.

Te sorprenderás con la importancia social
de estas piezas campaniformes.
Digamos que la Historia nos guía a través de relatos sobre el hombre, y es nuestra imaginación la que esboza los acontecimientos. En el Museo Arqueológico Nacional la apuesta es otra: los sentidos han de percibir lo que percibieron quienes llegaron a este mundo antes que nosotros: sus joyas, armas, formas de vida (sedentarismo, comunidades, jerarquías) y de muerte (rituales funerarios)... la gran baza de este museo es que se puede ver, oír, tocar, caminar entre nuestros antepasados. 

Ya sea a través de la completa guía disponible en tablets de alquiler ( las más baratas de cuantas conocemos, 2 euros el alquiler) o descargable (gratis) en nuestro dispositivo móvil, o bien mediante los detallados paneles explicativos, seamos quienes seamos podremos obtener la información deseada. Así, tenemos tres niveles de datos: el audiovisual ya mencionado, la "letra grande" con una visión generalizada de qué estamos viendo y la "parrafada" que satisfará a los más ávidos de conocimiento. Un punto a favor para la organización ya que es el usuario el que elige qué y cómo informarse sin tener que renunciar a ello por culpa de infumables textos o aburridas presentaciones.

La luminosidad y amplitud de espacios es una de las características
más preciadas del remodelado recinto.
Uno de los misteriosos ídolos oculados.

La disposición de las salas es también digna de elogio: la reforma ha contado con arquitectos, ingenieros e incluso expertos en iluminación para lograr un recinto de excelente distribución, sencillo recorrido de casi 3 kilómetros y un espacioso minimalismo que ensalza los objetos expuestos en vitrinas, recreaciones y demás material de la muestra.


Como veréis no he querido ahondar en el contenido pues un servidor no es ni mucho menos erudito en el tema y además sólo sería una opinión más, pero deciros que la Arqueología es una de las materias que menos me ha atraído en toda mi vida es tan cierto como que aquí disfruté con cada objeto, cada historia detrás del mismo, cada sala, cada sensación. Por supuesto tengo mis favoritos; Prehistoria, pueblos prerromanos e Hispania son los niños de mis ojos, aunque Egipto o Grecia bien merecerían capítulo aparte.

Descubrirás costumbres que te pondrán los pelos de punta.
El misterio de 'La Dama de Elche' no será tal
una vez salgas del museo.
Con todo, el Museo Arqueológico Nacional se postula como el mejor museo de Madrid en lo que a relación calidad variedad se refiere, y no hablo del número de objetos expuestos, sino del público potencial: parejas, amigos, familias con niños de, calculo, 8 años en adelante... nadie se aburrirá en tamaña muestra que entra por varios de nuestros sentidos, en la que cada perfil encontrará su favorito. Y eso es algo de lo que pueden presumir muy pocos museos. Claro que ninguno recrea una Neandertal con TODO lujo de detalles o entierra un esqueleto bajo una casa...

otiuMMaximus

- La nueva cara del museo: despejado, atractivo y sencillo.
- La disposición de las salas y su contenido.
- Darte un paseo por la Humanidad.

otiuMMenester

-¿Dónde? Museo Arqueológico Nacional. 
-¿Cuándo? De M a S de 9:30 a 20:00 horas. D de 9:30 a 15:00 horas.
-¿Cómo? En Metro, L4 (Serrano) y L2 (Retiro). En coche trata de aparcar por calles colindantes (zona azul y verde).
-¿Cuánto? 3 euros, la mitad en la modalidad reducida. Guías multimedia 2 euros.

Jesús Clemente Rubio