martes, 27 de mayo de 2014

Tape: ¿Qué encontrarías al rebobinar la cinta de tu vida?

MADRID-CARTELERA-QUE-VER-TEATROQue todos hemos hecho tonterías siendo jóvenes es un hecho. Y pobre del que no, pues de viejo intentará hacerlas... y ya no sera lo mismo. Es el resumen del arranque de "Tape", donde tres chicos de instituto han de enfrentarse diez años después a lo que ocurrió aquella noche de graduación. 

Algunos han cambiado con respecto de entonces, otro sigue igual que siempre pero los hechos recogidos en una cinta de cassette son inquebrantables... o no. Descubre qué ocurrió exactamente aquella noche. 

Sanvicente (primer plano) y Calvo atrapan
al espectador en un puñado de metros cuadrados.

Y cuando lo hagas, te darás cuenta de que es algo totalmente secundario, en pro del estupendo mensaje de la obra. Pero vayamos por partes, y partamos de lo innegable: Fran Calvo es un actor de los que deseo y espero que le lluevan los proyectos, porque será bueno para quienes apuesten por él, para su carrera y, por encima de todo, para el espectador. Encarna a Jon, en la cima de su carrera una década después de abandonar el instituto y que, sin embargo, arrastra una pesada carga que le tiene aún atrapado por su pasado. Plausible su actuación e involución del personaje decidido a avanzar, necesitado de retroceder. Sin olvidar el buen trabajo de Yolanda Vega en un plano más secundario y Jano Sanvicente cuyo coprotagonismo enerva en ocasiones debido a una sobreactuación estipulada en guión y obligada para el personaje de Vicent, pero demasiado discorde con respecto de la templanza de Jon. No confundir con su talento interpretativo; dudar de él sería absurdo. Tampoco con un problema de batuta: la dirección de Bruno Ciordia tiene mucho que decir en una obra de reducidas dimensiones y enorme atracción.



El caso es que cuando Vicent y Jon se reencuentran en un motel de carretera diez años después parece que el primero ha cambiado y el segundo se ha estancado pero el tiempo pone arena y polvo encima de las cosas y basta removerlo para sacar a colación un terrible acto cometido por el, se supone, maduro de los dos. En el vértice de este rebuscado triángulo amistoso y amoroso está Amy,  madura, asentada y representante del progreso social y laboral. Su papel, aunque secundario, es fundamental en la trama y resulta genial la manera que tiene de transmitir serenidad y momentáneos desplomes ante la evidencia de que también ella tiene algo no resuelto con respecto de aquella velada.
El trío actoral es perfecto; el estancado en la adolescencia, el atrapado en la transición y
la que ha sabido madurar.

No esperes dinamismo en los escenarios ni breves acto segmentados: Sanvicente y Calvo se comen la acción del tirón y sin tregua, lo cual es tremendamente complicado para alguien que haya tenido un mínimo contacto con las artes escénicas. El guión está lo suficientemente trabajado como para no aburrir si bien determinados asuntos y réplicas podían haberse acortado u omitido para alcanzar la excelencia. 



Una cinta que puede cambiar una vida. O tres.
Con todo, "Tape" es un repaso a la manera en que afrontamos nuestro pasado y una guía de cómo encajarlo en el presente para que no afecte a nuestro futuro. Exquisita la clasificación que hace de las personas con respecto de su pasado: los que viven en él, de él o al margen, dejándolo en el aire durante años. "Tape" es, pues, la cinta que registra la vida de cada uno.

otiuMMaximus


- Durante casi una hora Calvo y Sanvicente conversan en una asfixiante habitación de motel. Brutal.
- Calvo es, y así debería ser reconocido, como un grande de la interpretación.
- La reflexión sobre el pasado, qué queremos ser y en que nos convertimos finalmente.

otiuMMenester

- ¿Dónde? Teatro Lara. Calle Corredera Baja de San Pablo, 15. 91 523 90 27. www.gruposmedia.com
-¿Cuándo? 29 de mayo y 12 de junio a las 22 horas. ¡NO TE LA PIERDAS!
-¿Cómo? En las colindantes puedes encontrar sitio o si no el parking de la Plaza de la Luna está pegadito.
-¿Cuánto? Desde 10 euros.



Jesús Clemente Rubio