miércoles, 1 de enero de 2014

Paranormal Activity, Los Señalados: El mal da la cara


Una o varias cámaras registran movimientos, sonidos, luces y sombras. Nada fuera de lo común salvo que los culpables de dichos registros no aparecen por ningún lado... porque no existen. Al menos en el mundo carnal. Es lo que se llama una actividad paranormal, o "Paranormal Activity", que durante años ha aterrorizado en mayor o menor medida dependiendo de la historia y parte de la saga. 
Con el año nuevo se desmarca de todo lo anterior, dándonos la bienvenida al 2014 con un terror mucho más explícito, repleto de posesiones, brujería y un par de chicos al que les supera que un espíritu se apodere de uno de ellos... Si has leído hasta aquí, ya es tarde para ti... ESTÁS SEÑALADO.


Con parecido eslogan convocaron a la prensa para la presentación de la película. Paramount Pictures no escatimó y una gigantesca sala sirvió para dar rienda suelta a la ambientación de la película: rituales alrededor del cartel promocional, velas para que nos acompañasen durante el visionado e incluso un santero con el que consultar sobre los menesteres del film una vez finalizado este.
La charla con el santero al final de la película nos dejó más tranquilos.
Chapó  para Paramount Pictures.

Sobre la película, decir que continúa con la estela adolescente de la última entrega de Paranormal Activity, aunque será a todas ellas a las que en uno u otro momento hará guiños, por cierto. Los protagonistas, por tanto, son dos jóvenes que recién  cogidas las vacaciones escolares se dedican a trastear en el barrio latino en el que viven, siendo objeto de cierta travesura una extraña vecina con comportamientos no menos llamativos. Cuando ésta aparece muerta, la curiosidad no mata al gato pero sí le deja señalado, quedando uno de los protagonistas poseído por un maligno espíritu. Aunque podría resultar más de lo mismo, lo cierto es que "Los Señalados" se desvía de la saga a la que evoca en un intento de captar más seguidores complaciendo a los fieles. Y en mi opinión, lo consigue.

El cuerpo de Jesse le dirá que algo no va bien.
Porque los más acérrimos identificarán elementos del submundo, paranormales e, insisto, más de un guiño que, os aseguro, os hará exclamar en vuestra mente ¡anda, como en esa otra que...!. Para los noveles, la cinta muestra qué haría un chico de a pie si de repente posee poderes y habilidades fuera de lo normal; en un principio jactarse de ellas y aprovecharlas en beneficio de una nueva travesura o tonterías varias propias de la edad; en un final, asustarse y temer por su propia vida viendo cómo el espíritu le devora. Ello lo consigue la correcta actuación de Andrew Jacobs en el papel de Jesse, si bien Richard Cabral como su inseparable amigo Arturo se convierte en foco y justo representante de todas las reacciones que tendríamos si estuviéramos en su lugar.

Arturo será el amigo incondicional que intentará de ayudar
al poseído Jesse. Me gustó más que aquél.
Es la primera vez que "Paranormal Activity" apuesta por un miedo mucho más explícito, con cara y nombre, causa y efecto, problemática y solución. Así, abandona los sobresaltos y sustos, por otra parte muy manidos, y expone al espectador a un documental sobre el día a día de lo que se puede ver, en lugar de lo que no. No pretende asustar ni dar miedo al que lo ve, sino al que es capaz de ponerse en el lugar de quien estamos viendo. Cierto es que puedes no conseguir compartir la experiencia, pues la película abusa del documental de dos amigos y, más que tardar en arrancar, se demora en llegar al eje argumental. Si no lo consigues, al menos, sabrás qué le acaba ocurriendo a Jesse y sus amigos. Aquí un adelanto...



otiuMMaximus

- Como documental adolescente, un 10.
- Las visitas a la casa de la vecina.
- El deterioro del protagonista.

otiuMMenester

- Hoy no sólo se estrena año, sino también esta película. ¡Corre y pon un espíritu en tu 2014!
- Tranquilo, hay conexión con el resto de películas. ¿Cuál? ¡Ve y descúbrela!
- La santería es una religión más, no vayas a asociarlo a brujerías y malas artes. ¡En todo caso se encarga de ahuyentarlas!

Jesús Clemente Rubio