viernes, 17 de enero de 2014

El Rincón del Monasterio: Te mereces un descanso


Hace un año nos escapamos al Valle del Tiétar. Y nos sentó estupendamente. Entonces el listón quedó alto: alojamiento rural aislado de todo salvo de la naturaleza, enorme jacuzzi frente a una ventana, calma y sosiego. Nos preguntamos si podría haber más rincones así en España. Los hay, a cientos. Pero hoy hablamos del que nos abrazó colmándonos de pequeños detalles que suelen descuidarse en otros alojamientos rurales, recibiéndonos en un dúplex coqueto y completo y dándonos la merecida y necesaria desconexión de tanta preocupación y problema que, al final, no debería ser lo más importante de nuestras vidas. Relájate en "El Rincón del Monasterio".



Toallas, albornoces y detalles esperan
en la cama a tu llegada.
Mikel es de origen vasco, pero su constancia y compromiso laboral le llevó a afincarse en Madrid y coquetear con pueblos de alrededor a modo de desconexión. Topó con Monasterio, en Guadalajara, y con el tiempo creyó justo y sensato compartir los buenos momentos que le había dado su casa con el resto del mundo, habilitándola como casa rural y construyendo en torno a ella otras muchas dotadas de mayor o menor equipamiento en función del bolsillo.

Por tanto, si bien la casa "Suite El Romero", que es de la que hablamos hoy, nos resultó ideal por múltiples aspectos, uno siempre puede rascarse más o menos el bolsillo y encontrar un hueco en la propuesta de Mikel. Un amor el suyo por este rinconcito de la Sierra Norte de Guadalajara que enseguida compartimos: a poco más de una hora de Madrid, situado en un enclave tan inhóspito que posee carretera para él solito, vamos, que finaliza en el mismo pueblo. Un diez, por tanto, para la búsqueda de escape y la sensación de exclusivo aislamiento.
Un baño espumoso nada apetecible -nótese el sarcasmo-.


La cocina posee más menaje que tu propia casa.
¡¡Desayuno casero incluido!!
Pero lo mejor fue al llegar, claro. Por fuera, una cuidada y exquisita fachada adelanta lo acogedor del interior, pero nunca nos chivaría el full-equip del que consta: una cocina con TODO lo que uno puede necesitar y que, si bien podría resultar un dato sin importancia, un servidor ha echado muchas veces en falta un simple mechero, vajilla suficiente, abridores, microondas... aquí hasta el lavavajillas nos asegura una limpieza y recogida de la cocina sencilla, rápida y eficaz. Amén de una ornamentación con mucho gusto, detalles como las tazas colgantes o la planta natural de la ventana e incrustaciones y terminaciones en madera que, sin duda, convertirán este espacio en uno de tus favoritos.

Los baños son tan acogedores como el  resto de la casa.
Enfrente uno de los baños, sin ducha a diferencia del de arriba pero que comparte con él un correcto avituallamiento no de víveres, sí de toallas, jabones y geles, etcétera. He aquí, sin embargo, el único y minúsculo "pero" de la casa: la presión del agua podría ser un punto superior. Ello no afecta por otra parte al jacuzzi, hablamos ya de la planta de arriba, amplio, con sales de baño y geles (cuidado con la espuma) de serie y un manejo sencillo explicado, al igual que el resto de componentes de la casa, por Mikel a tu llegada. Prepárate para una siesta entre burbujas y masajes acuáticos rematada por el suave tacto del albornoz pero ojo, no te duermas en los laureles, porque podrías perderte la otra joya de la corona: la chimenea.

Como la cocina, el salón está muy bien equipado.
De vuelta a la planta de abajo, no sin antes destacar la calidad de la almohada y el colchón -nada de las incomodidades propias de muchos de estos lugares- una cena entre velas y a la luz de la chimenea supone un colofón perfecto a una escapada más que recomendable. Seas o no ávido con las brasas descuida, te lo dan todo hecho para que simplemente prendas fuego a la pastilla acelerante, cierres las compuertas y te sientes a observar el embrujo de las llamas... o que ellas te observen a ti.

Con semejante estampa, cualquiera se vuelve a Madrid.
Si el romanticismo no es lo tuyo, o bien necesitas una ayudita cinematográfica, una TV de generosas dimensiones y dotada de puertos USB facilitan el visionado de cualquier material audiovisual. Un último empujón podría dártelo la música, da igual si en formato audio o MP3, encontrarás recursos para reproducirlos. Insisto, completamente equipada.

Un paseo por la naturaleza enriquecerá tu escapada.
Respecto de los alrededores, más de una ruta a las afueras del pueblo nos llevarán a través de bosques de robles por sendas que nos harán olvidar los ajetreos del asfalto al tiempo que nos harán comprender que, una o muchas preocupaciones de nuestro día a día empequeñecen ante instantes como estos. Disfrutad.

otiuMMaximus

- Un par de velas, chimenea y música relajante configuran un ambiente inmejorable para ti y tu pareja.
- La variedad de casas y precios. Nosotros hemos hablado de una, pero puedes encontrar el resto en www.elrincondelmonasterio.com
- El equipamiento y el servicio. Impecables.

otiuMMenester

-¿Dónde? El Rincón de Monasterio, Guadalajara. A poco más de una hora de Madrid. A-2 Salida 58 y después seguir las sencillas indicaciones proporcionadas por el alojamiento (www.elrincondemonasterio.com). 949 857 233.
-¿Cuándo? Cualquier día es bueno para darte (o daros) un homenaje.
-¿Cómo? Es uno de esos pequeños y coquetos rincones de nuestro país. El coche es menester.
-¿Cuánto? Desde 95 euros/noche (entre semana) y el alojamiento más económico (La Jara). Consultar el resto de tarifas (siempre superiores a la anterior) con SPA, jacuzzi y sauna en página web.

Jesús Clemente Rubio