jueves, 5 de diciembre de 2013

Restaurante Iroco: Un 'Vips Deluxe' para ocasiones especiales


Diciembre. Mes de ocasiones especiales, aunque a los españoles no nos haga falta mucha excusa para convertir una jornada en extraordinaria. Pero a lo que íbamos... ¿no estarás pensando en invitar a tu pareja, amigo o familiar en un restaurante que, aunque bueno, es más de lo mismo? La capital del ocio es también la de la gastronomía, y los lugares "chulos" abundan. Si te gusta el GINOS o el FRIDAYS, el Grupo VIPS piensa en ti también en esas ocasiones únicas, irrepetibles, seguidoras del "porque yo lo valgo". Servicio y platos exquisitos, ambientación de ensueño y relación calidad precio engrandecida por promociones como el 2x1. Conoce el restaurante más singular del grupo VIPS: Iroco.

Quizá seáis muchos los que no podéis permitiros esos carísimos restaurantes de película en los que un estirado hombre escudriña tu aspecto tratando de adivinar si te has equivocado de local o si, efectivamente, posees una reserva o mereces su mejor mesa. Aquí no encontrarás nada de eso salvo el atril y un precio algo más elevado: el resto es un servicio que te recibe y despide con una sonrisa y, durante la cena, asegura un servicio de primera, sin agobios ni tan siquiera recomendaciones no solicitadas: sólo un elemento más para asegurar una velada perfecta.
El Iroco opta por una decoración despejada y elegante. Al fondo, la terraza,
visita obligada del verano.
Sin apenas ornamentación y mesas revestidas de tinte clásico, el restaurante renuncia a modernismos pero hace gala de una elegancia que desde el primer momento te alejará de los restaurantes estándar. Ya en mesa y carta en mano, descubrimos la otra gran diferencia, objeto de la visita al fin y al cabo: la comida.

El 'sashimi' de presa fue
un delicioso descubrimiento.
Difícil elección
Un diseño minimalista presenta en su izquierda apenas una decena de entrantes y en su derecha varios principales que abarcan ensaladas, arroces y alguna pasta, carnes y pescados. Nosotros no nos resistimos al Sashimi de presa de Bellota (16E), algo así como un carpaccio ligeramente hecho en los bordes y condimentado por dioses. Iba de Bellota la cosa, pues media ración de jamón ibérico (14E) completaron los entrantes en una auténtica delicia para el paladar. Tamaño correcto y perfecto para completar la cena con un principal.

Estos prometían más que los entrantes, que superaron las expectativas y, sin embargo, mejoraron aún lo que esperábamos. Espera, por cierto, mínima entre plato y plato. El arroz socarrat caramelizado (19E), con un ligero punto crujiente y fuerte sabor a los gambones que le coronaban levantó mis envidias pese a las tres mini -realmente pequeñas- hamburguesas (17E) por las que opté que, en sacrificio de la cantidad, gozaban de una excelente calidad. Acompañadas de salsa ligeramente picante, cebolla caramelizada y un puñado de patatas fritas en un recipiente aparte, vivían más de la estética que del contenido pero no por ello dejan de ser recomendables.

Nos quedamos con ganas de postres
como la tarta de manzana 'Granny Smith'.
Desconocemos cómo resultarán el resto de entrantes o platos, pero desde luego un 4 de 4 es una estadística más que demoledora para asegurar que Iroco reúne todo lo que uno puede buscar en un restaurante de ocasiones especiales: ambientación y servicio impecables, platos deliciosos y un precio más elevado que el habitual pero que compensa por la experiencia que supone para el paladar y los sentidos la visita.

otiuMMaximus

- El sashimi de presa, las mini hamburguesas, el arroz socarrat...¡todo!
- El servicio.
- Las promociones ocasionales de los restaurantes de alta gama del VIPS.

otiuMMenester

-¿Dónde? Calle Velázquez, 18. 91 431 73 81. Reservas también en www.restauranteiroco.es
-¿Cuándo? De 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:30, excepto V y S hasta las 00:00.
-¿Cómo? Tanto en comidas como en cenas, prueba a aparcar en la misma calle Velázquez como en colindantes. En Metro, L2 (Velázquez).
-¿Cuánto? Con el 2x1 (sin él unos 75-80 euros), 47 euros dos entrantes, dos principales, copa de vino y botella de agua, además del pan (2,50 euros por persona a elegir entre varios panes y las veces que quieras).

Jesús Clemente Rubio